6º ENCUENTRO NACIONAL

DE SACERDOTES DEL ECUADOR EN PUYO

 

El día lunes comenzó el Encuentro Nacional de Sacerdotes, que se realiza en las instalaciones del Colegio Vicentino. En este día comenzaron con las inscripciones a las 2 de la tarde. Fueron llegando sacerdotes de distintas jurisdiciones eclesiásticas. El numero de sacerdotes inscritos fueron mas de 250, acompañados en el primer dia por 10 obispos. Después de las inscripciones tuvo lugar el saludo de las delegaciones y discursos de bienvenida por parte del obispo de Puyo anfitrión del encuentro, Mons Rafael Cob García y de los obispos de la comisión del Clero y Vocaciones, Mons. Eduardo Castillo y Mons. Miguel Angel Aguilar.

Posteriormente se trasladaron al templo de San Vicente Ferrer donde tuvo lugar la misa de inauguración, presidida por el Obispo de Puyo y concelebrada por los obispos participantes. Con ello culminó la jornada donde les esperaban las familias para trasladarles a sus hogares.

Mañana, segunda jornada, dará comienzo con los laudes a las 8 de la mañana en San Vicente Ferrer y después las charlas de reflexión en el auditorio del Colegio. Por la tarde, las misas serán en las parroquias donde se acogen a los sacerdotes, que estará encabezada por un obispo que presidirá la eucaristía y concelebrarán los sacerdotes alojados en ese sector parroquial. El tema a desarrollar será: “Pastores hermanos, para desarrollar la dimensión de la fraternidad sacerdotal y comunitaria.

Sigamos orando por los frutos de este encuentro y por la fidelidad de nuestros sacerdotes.

 

Misa de inauguración del VI encuentro de sacerdotes en Puyo

Queridos hermanos obispos y sacerdotes venidos de las distintas jurisdicciones eclesiásticas del Ecuador, hermanos y hermanas que nos acompañan; una vez más, bienvenidos.

Iniciamos este encuentro sacerdotal en una Iglesia Misionera como es el Vicariato de Puyo, como así lo pidieron en el anterior encuentro celebrado en Manta.

El tema de este encuentro: “El sacerdote: la alegría de ser discípulo misionero al servicio misericordioso con los hermanos”.

La alegría de ser discípulo misionero, nos dice el Papa Francisco, es una alegría especial, que brota de haber podido evangelizar, de llevar la buena noticia a los más pobres. La alegría es fruto del Espiritu y, cuando nos dejamos guiar por El, sentimos y experimentamos ese gozo interior que nos hace exclamar como Maria “Mi alma glorifica al Señor, porque se ha fijado en la humildad de su servidora”.

Alegría de ser discípulo misionero, esto es lo que Aparecida nos ha pedido en la misión Continental en América: ser discípulos misioneros de Jesús y hacer que otros también lo sean. ¡Cómo no estar alegres de tener un maestro que nos enseña a ser discípulos misioneros!. No con la teoría sino con el testimonio, siendo el misionero del Padre, el enviado por Dios para servir la misericordia de Dios con los hermanos.

Estad alegres, decía Pablo, “os lo repito, estad alegres”, y el Papa Francisco con su rostro alegre nos ha visitado y nos ha dado ejemplo, nos invita a evangelizar no con cara triste de cementerio sino con la alegría de Cristo resucitado. No hay razón para estar triste si Jesús está en mi corazón. Por ello queremos que en este encuentro sacerdotal todos hagamos el esfuerzo de vivirle con Alegría porque tenemos a Cristo con nosotros fuente de toda alegría, porque Él nos ha reunido, nos ha llamado, nos ha elegido y nos ha enviado. Como familia que se reúne como hermanos venidos de distintos lugares, se vuelven a encontrar, como hacía Jesús con sus discípulos después de que regresan del envio, venid a un sitio tranquilo descansar un poco. A compartir, a orar, a reflexionar juntos. Necesitamos estos espacios que renueven el espíritu de fraternidad de nuestros presbiterios, que nos renueve como “pastores con olor de oveja”, como dice el Papa, recordando de dónde nos sacó de nuestras raíces, a las que no debemos ni renunciar ni olvidar. Éramos ovejas, a veces rebeldes y caprichosas, y su amor nos convirtió en pastores para llevar al rebaño que nos ha confiado el amor misericordioso de Dios, pastores que tenemos un apellido como su Iglesia, misionera. Somos misioneros de una Iglesia en salida, en búsqueda por las periferias de la oveja sola, descarriada, alejada o perdida, no olvidemos la naturaleza que Jesús dio a su Iglesia con el mandato misionero: “Id por todo el mundo y llevad el evangelio a todos los pueblos”. La Iglesia de Jesús no pervive ni crece sin pastores misioneros.

Cuando estamos celebrando medio siglo de aquel Concilio Vaticano.II, en que America dio el tinte misionero en su documento Ad Gentes. No podemos olvidar nuestras raices misioneras, la fe que sembraron los misioneros en este continente de la Esperanza que debe pasar a ser continente del amor, del amor misionero y generoso de una entrega que exige desinstalarse, ver un nuevo horizonte universal, y hacer de nuestra vida una misión y nuestra misión convertirla en vida. Nuestras parroquias vivas, unidas y misioneras.

Nos cuenta Jesús que, al ver a la multitud, le dio lástima porque andaban como ovejas sin pastor, una multitud con hambre, y Jesús les dice a sus discípulos , que les den de comer, mientras los discípulos le habían dicho a Jesús que les despidiera, porque estaban en despoblado y no tenían más que 5 panes y dos peces con que darles de comer.

Nosotros hoy ¿qué contemplamos en nuestro mundo? y ¿qué hacemos ante esa multitud desorientada, hambrienta de paz, de amor de justicia?, ¿también nos compadecemos como Jesus o queremos deshacernos de nuestros compromisos solidario con los necesitados como los discípulos ?

La indiferencia es el pecado más generalizado de nuestra sociedad, creemos que cada uno debe solucionar sus problemas, y nosotros llamados a ser pastores de la misericordia. ¿les dejamos perdidos en la masa que les arrastra, en el egoísmo voraz que pasa de ellos, en la ignoracia, en la exclusión o salimos a su encuentro como el pastor en busca de la oveja perdida?. Tu palabra, de pastor; tu caminar hacia el otro y con el otro, tu compartir y escuchar, tu acogida y testimonio de vida, son maneras de saciar el hambre y la sed de esa multitud a la que Jesus no invita a socorrer.

Pastores de la misericordia, pastores misioneros que caminan y salen, que saben repartir el pan del amor y de la paciencia, de la fraternidad, de la hospitalidad, de la amabilidad, de la bondad y de la verdad y la justicia y del perdón.

Eso poco que tú tienes es un tesoro para los demás. Esos dos peces y esos 5 panes son la solución cuando eres capaz de salir de ti mismo, de desprenderte de lo tuyo para unirlo a los de los demás.

En estos días, Jesús nos pide también compartir de lo nuestro, escuchar al hermano, dejarnos interpelar y fortalecer nuestra hermandad sacerdotal de pastores que se saben hermanos, que se saben llamados a la misión, que se saben a repartir esa misericordia santificando la Iglesia guiando al rebaño por caminos que llevan a los buenos pastos que Dios Padre nos regala. En la oración, en los sacramentos, en su palabra, en la caridad al prójimo.

Siempre la escuela del Maestro esta abierta para aprender, y estos días de modo especial, todos podemos enseñar y aprender. Enseñar en ese compartir en familia y en comunidad , aprender en ese contemplar y escuchar . Como Maria nuestra madre que nos acompaña y modelo de discipula de la que sabe escuchar y contemplar el misterio de Dios que cada dia se revela a sus hijos .Que el Gran maestro de los pastores Jesús entre en nuestro corazón le renueve y le cambien con su amor.y nosotros seamos sus dóciles dispulos que le seguimos con fidelidad y prontitud.

 

2º DIA

Este martes comenzó el segundo día del encuentro nacional sacerdotal en Puyo, ciudad anfitriona y sede de este encuentro.

Con una mañana nublada como la palabrada de Puyo significa ”neblina” amaneció el nuevo día, pasó el segundo día sin lluvia, una bendición para todos los participantes, ya que la temperatura templada se mantuvo durante el día. La temperatura ideal para trabajar.

El trabajo de este día comenzaba con la oración de Laudes, presidida por Mons. Miguel Ángel Aguilar, presidente del área del Clero. Justo en este día en que la Iglesia celebra el día de S. Juan Maria Vianey ( El santo Cura de Ars) patrono de los párrocos .

Posteriormente, en el auditorio, siguieron los temas de reflexión dirigidos por Mons. Marco Cortez Lara, Obispo de Tacna y presidente del área de Vocaciones y Clero de la Conferencia Episcopal de Perú. Los temas fueron “Pastores que se saben hermanos y Pastores misioneros”.

Después de la charla de reflexión tuvimos trabajo por grupos, que fueron muy interesantes por la cantidad de experiencias compartidas sobre el tema, por los sacerdotes participantes de las distintintas jurisdicciones. Después se pasaron al plenario para el enriquecimiento de toda la Asamblea.

Como actos importantes en este día, cabe destacar las eucaristías celebradas en la noche en las distintas parroquias que están acogiendo a los sacerdotes, tanto en parroquias urbanas y algunas rurales.

Igualmente cabe destacar que el número de los obispos que están participando aumentó en este día, de las jurisdicciones de Ibarra, Sucumbíos, Aguarico, Macas, Zamora, Riobamba, Guayaquil, Ambato, Portoviejo, Perú y obispos eméritos de Machala y Guaranda. Los fieles en las distintas parroquias pudieron disfrutar de la concelebración en sus parroquias y orar por sus sacerdotes. Fue un día muy intenso de reflexión y estudio. Igualmente siguieron llegando nuevos sacerdotes, sumando las inscripciones con un número aproximado de 250 participantes .

Mañana el presidente de la Conferencia episcopal Mons. Fausto Trávez presidirá los laudes y la eucaristía de la mañana.

El tema a estudiar será: “Pastores que aman a los demás: caridad pastoral”. Por la tarde será jornada de integración.

Agradecemos a todos los participantes, a los señores obispos de modo singular y a las familias que acogen a los sacerdotes.

Que Dios siga bendiciendo a nuestros sacerdotes y obispos en la misión que Cristo les ha confiado.

Mons. Rafael Cob García

 

 

Contador de Visitas

contador

Av. Garcia León 215(Oe4-33) Ruiz de Castilla 593 2 3202759 / 3202193 / 3202265