Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2010

Estamos en las puertas de una nueva Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. Es una fecha significativa para el Movimiento Ecuménico que cada año intensifica y renueva en este período el ecumenismo espiritual: pedir al Padre “que todos seas uno, como tú y yo somos uno” (Jn 17,21). La unidad es una gracia de Jesús, pero también un compromiso de todos los fieles de la Iglesia.

 

La reconciliación de los cristianos ha tomado formas muy diversas. El ecumenismo espiritual manifestó la importancia de la oración por la unidad. La investigación teológica movilizó muchas energías y permitió descubrir numerosos acuerdos doctrinales. La cooperación práctica de las Iglesias en el campo social suscitó fecundas iniciativas. Además de estas realizaciones importantes, la cuestión de la misión ocupó un lugar particular.

 

Muchas veces cuesta asociar “la misión” como la unidad de los cristianos o el compromiso misionero con el compromiso ecuménico. Po nuestro bautismo, ya formamos un único cuerpo y estamos llamados a vivir en comunión. Dios nos ha hecho hermanos y hermanas en Jesucristo. ¿No es éste el testimonio fundamental que debemos presentar?

 

El lema de la Semana de oración 2010 “Ustedes deben dar testimonio de estas cosas” (Lc 24-48), nos interpela en este sentido.

 

De manera original, las Iglesias de Escocia[1] han querido este año hacernos comprender el último discurso de Cristo resucitado antes de su Ascensión, que termina con estas palabras: “Y les dijo: está escrito que el Mesías tenía que morir y resucitar al tercer día, y que en su nombre se anunciará a todas las naciones que se vuelvan a Dios, para que Él les perdone sus pecados. Comenzando desde Jerusalén, ustedes deben dar testimonio de estas cosas” (Lc 24,46-48). Son estas las palabras que meditaremos.

 

Estamos invitados a recorrer a lo largo del octavario de oración 2010 todo el conjunto del capítulo 24 del evangelio de Lucas. Las mujeres asustadas junto a la tumba, los dos discípulos desalentados camino de Emaús o también los once apóstoles que han vivido el temor y la duda, todos los que se encuentran con Cristo resucitado son enviados en misión: “Ustedes deben dar testimonio de estas cosas”. Y Jesús nos manda a dar testimonio de unidad para que el mundo crea (Jn 17,20.23)

 

El documento se Aparecida es orientativo en este sentido en su introducción al documento final: “Esto requiere, desde nuestra identidad católica, una evangelización mucho más misionera, en diálogo con todos los cristianos y al servicio de todos los hombres”[2] .

 

 Así, el camino misionero se entiende como una exigencia interna de la misma comunión eclesial, que reclama ser ampliada y enriquecida.

 

Ante todo se resalta que la actividad ecuménica es una exigencia “evangélica, trinitaria y bautismal”[3]. No parte de una actitud pragmática, sino de motivaciones muy profundas, como “la comprensión y la práctica de la eclesiología de comunión”[4]  Supone también en último término, la marca trinitaria que late en el corazón humano.

 

Tan es así que en su parte final dice: “Reconocemos una profunda vacación a la unidad en el corazón de cada hombre, por tener todos el mismo origen y Padre, y por llevar en sí la imagen y semejanza del mismo Dios en su comunión trinitaria”[5]

 

Que este momento fuerte para la Iglesia Católica y para muchas comunidades cristianas sea una reflexión sobre nuestra actitud y compromiso ecuménico a la luz del Magisterio de la Iglesia.

 

Tanto en el Arquidiócesis de Quito, como en otras diócesis de Ecuador, con grupos evangélicos se están organizando estas celebraciones desde el 18 al 25 de enero de 2010. Los lugares y los horarios los pueden encontrar en sus parroquias en una fecha más cercana o en el Programa de Ecumenismo de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, teléfono (02) 222-3139 al 3144 Ext. 234.

 

 

 

[1] El proyecto inicial de los textos de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2010, fueron preparados por un grupo ecuménico de Escocia constituido por la Asociación “Action of Churches Together en Scotland” (ACTS) a invitación de la Conferencia de los Obispos católicos.

 

[2] DA n°13

 

[3] DA n°228

 

[4] DA n°227

 
 

[5] DA n°523;cf.Gen 1,26

 

Contador de Visitas

contador

Av. Garcia León 215(Oe4-33) Ruiz de Castilla 593 2 3202759 / 3202193 / 3202265