VIDA RELIGIOSA
Congreso de la CER Manabí

Congreso de la CER Manabí

¿Qué nos dice y qué decimos?... sobre la corrupción

¿Qué nos dice y qué decimos?... sobre la corrupción

Solidaridad con las Misioneras Combonianas

Solidaridad con las Misioneras Combonianas

Fraternidad Misionera Verbum Dei

Fraternidad Misionera Verbum Dei

Reunión de presidentes/as regionales

Reunión de presidentes/as regionales

LITURGIA
Vivir perdonando (17 septimbre 2017)

Vivir perdonando (17 septimbre 2017)

Está entre nosotros (10 septiembre 2017)

Está entre nosotros (10 septiembre 2017)

Aprender a perder (3 septiembre 2017)

Aprender a perder (3 septiembre 2017)

Mujer, ¡qué grande es tu fe! (20 agosto 2017)

Mujer, ¡qué grande es tu fe! (20 agosto 2017)

En medio de la crisis (13 agosto 2017)

En medio de la crisis (13 agosto 2017)

GENERALES
Cuestionario para el Sínodo de jóvenes

Cuestionario para el Sínodo de jóvenes

6º Boletín de prensa de Caritas Ecuador

6º Boletín de prensa de Caritas Ecuador

Divulguemos la Encíclica Laudato Si

Divulguemos la Encíclica Laudato Si

Cambio climático: 12 claves de la cumbre de París

Cambio climático: 12 claves de la cumbre de París

Jornadas nacionales de Pastoral Social

Jornadas nacionales de Pastoral Social

NOTICER
Encuentro de AFICER 2017

Encuentro de AFICER 2017

Psicodrama aplicado a situaciones de crisis y recuperación emocional

Psicodrama aplicado a situaciones de crisis y recuperación emocional

Solidaridad con Perú

Solidaridad con Perú

Taller sobre Trata de personas

Taller sobre Trata de personas

Encuentros y celebraciones (2 febrero 2017)

Encuentros y celebraciones (2 febrero 2017)

AVISOS
Invitación a Retiro con el P. Luke Rodrigues sobre ecología

Invitación a Retiro con el P. Luke Rodrigues sobre ecología

Anudando (Espacio de Formación Integral de las Mujeres)

Talleres del Centro Bíblico Verbo Divino

Talleres del Centro Bíblico Verbo Divino

Las siete palabras de Cristo en la cruz

Las siete palabras de Cristo en la cruz

Seminario sobre logoterapia en el tratamiento de adicciones

Seminario sobre logoterapia en el tratamiento de adicciones

ECLESIAL
Abrirse a la posibilidad de perdonar

Abrirse a la posibilidad de perdonar

Ordenación episcopal  de Mons. Adalberto Jiménez

Ordenación episcopal de Mons. Adalberto Jiménez

Responder a los refugiados y migrantes

Responder a los refugiados y migrantes

Obispos del Ecuador ante la realidad del país

Obispos del Ecuador ante la realidad del país

Mons. Adalberto Jiménez, obispo de Aguarico

Mons. Adalberto Jiménez, obispo de Aguarico

 

Carta de Porto Alegre

Somos comunicadores y comunicadoras solidarios con nuestros pueblos e integrados plenamente en su caminar. Compartimos los sufrimientos, las crisis, las alegrías y las esperanzas de nuestras hermanas y hermanos. Por ese motivo, y aún en medio de la crisis civilizatoria que nos atraviesa, que se expresa, entre otros factores, en la mundialización de las economías y en la libre circulación de mercaderías y de capitales especulativos, nos atrevemos a reflexionar y soñar alimentando la utopia y la esperanza.

Somos comunicadores y comunicadoras, investigadores, docentes, periodistas y estudiantes, de América Latina y el Caribe, reunidos en Porto Alegre (Brasil), del 3 al 7 de febrero de 2010, en el Mutirão de Comunicação, donde hemos sido invitados para analizar los ¨Procesos de comunicación y cultura solidaria¨.

El Mutirão propició el intercambio de experiencias, de saberes y la comunión en Jesucristo entre comunicadores y comunicadoras con diferentes trayectorias personales, profesionales, políticas, religiosas, culturales, unidos no obstante en el compromiso y en la responsabilidad común con los pueblos de la región que luchan por la dignidad, la justicia, y en defensa de una democracia que sea capaz de garantizar la vigencia de sus derechos económicos, políticos, sociales y culturales.

Esta carta traduce nuestros sueños de futuro apoyados en el compromiso político de concretar una utopía construida sobre el rico bagage cultural y religioso acumulado a lo largo de los años, que representa una enorme riqueza de nuestros pueblos y nuestras culturas, especialmente indígenas, negros y migrantes, constituyendo una herencia tantas veces despreciada. Este rico legado junto a la vitalidad de los movimientos sociales actuales, habilita el surgimiento de actores que tienen "derecho a tener derecho" y son los forjadores de nuestra diversidad cultural.

Decimos con Dom Helder Câmara que ¨cuando soñamos solos es sólo un sueño; cuando soñamos juntos es el comienzo de una nueva realidad¨ (Mensaje de Navidad, 1992). Por eso hacemos esta convocatoria a la acción que, sin abandonar una mirada analítica y crítica sobre la realidad política-social-cultural-religiosa y comunicacional, busca la construcción de una nueva ciudadanía comunicativa que contribuya a la plena vigencia de los derechos humanos y de las condiciones de una vida digna.

Compartiendo las incertidumbres naturales de quienes están involucrados en el proceso histórico social y sin pretender agotar las propuestas, pero con la firmeza de nuestras convicciones, saberes, experiencias, sensibilidad y pasión, e impulsados e impulsadas por el Evangelio de Jesús, soñamos con:

1. Una ciudadanía comunicacional que, en el marco de los procesos políticos y culturales, permita la participación creativa y protagónica de las personas como forma de eliminar la concentración de poder de cualquier tipo para, así, construir y consolidar nuevas democracias. Ciudadanía que no puede pensarse sólo en términos jurídicos, sino como una actitud y una condición asociada a la reivindicación de ser reconocido, de tener arte y parte en las decisiones que afectan a la vida en sus múltiples dimensiones, porque no hay democracia política sin democracia comunicacional.

2. Una palabra liberada de todo tipo de opresión y discriminación, para que se apropien de ella también los jóvenes y las jóvenes, los más pobres y pequeños, como germen de una cultura solidaria.

3. Políticas públicas de comunicación, elaboradas a partir de la idea de que la comunicación es un derecho humano y un servicio público, y en las cuales haya espacio tanto para la iniciativa privada comercial, como para los medios estatales, los medios públicos no gubernamentales y los comunitarios.

4. Una sociedad civil movilizada para incidir políticamente en busca de una comunicación libre, socialmente responsable, justa y participativa.

5. Ciudadanos, comunicadores y actores sociales preparados para sostener y vigilar prácticas comunicativas democráticas, participativas, inclusivas y apoyadas en una perspectiva integral del derecho a la comunicación.

6. Movimientos sociales, organizaciones populares, iglesias e instituciones que se apropien e incorporen en sus prácticas comunicativas los entornos y los procesos de las tecnologías de la información y los nuevos lenguajes a fin de ampliar su horizonte comunicacional y contribuir a la eliminación de la brecha informativa y digital.

7. Responsables de la gestión del Estado capaces de llevar adelante políticas públicas y estrategias de comunicación destinadas a asegurar el derecho a la comunicación a través de acciones pertinentes y efectivas que eliminen las diferencias y las desigualdades que hoy existen en materia de producción, acceso y circulación de todo tipo de bienes culturales.

8. Cristianos comprometidos y organizados que, a partir de su fe, tengan una presencia activa y transformadora en el campo de la comunicación incorporando las nuevas tecnologías en el espíritu y los lineamientos de esta carta.

Soñamos, en fin, con comunicadores y comunicadoras:

  • cuya práctica profesional esté marcada por la vivencia de una cultura solidaria, por criterios éticos y por una vida coherente con esos principios;
  • que se saben ante todo servidores del derecho de los ciudadanos a recibir y emitir información y opinión; no se subordinan a los intereses y las presiones del poder político o económico porque están comprometidos con la ciudadanía comunicacional;
  • que están junto a los empobrecidos e incorporan su mirada;
  • que impulsan el diálogo para enfrentar las contradicciones, inevitables en cualquier sociedad, con el fin de arribar a la paz y a la justicia;
  • que no se preocupan sólo de ser plurales sino más aún, de valorar las diferencias surgidas en el camino de la búsqueda de la verdad;
  • que suscitan solidaridad a partir de los procesos de comunicación;
  • que saben escuchar y estar atentos especialmente al clamor que emerge desde el murmullo de los silenciados para así contribuir a la visibilidad de los invisibles de hoy.

contador

Av. Garcia León 215(Oe4-33) Ruiz de Castilla 593 2 3202759 / 3202193 / 3202265