Pasionistas en Ecuador, un don de Dios

Publicamos un fragmento de la carta que el Superior Provincial escribe a toda la Familia Pasionista de Ecuador con motivo de la celebración de 50 años de presencia Pasionista en el país.

Se cumplen 50 años de aquella feliz iniciativa y como Congregación Pasionista, y especialmente como Provincia, damos gracias a Dios por las vivencia de tantos religiosos que invirtieron ahí su tiempo y su ilusión, por todo lo mucho y bueno que han hecho en Ecuador y que nos han dejado como fruto de su esfuerzo.

Hoy son ya 10 los religiosos pasionistas ecuatorianos y muchos laicos que viven su fe desde el Carisma pasionista. Y en este momento es en Ecuador donde la Provincia de la Preciosísima Sangre tiene establecido su Centro de Formación para Aspirantes en América Latina (Conocoto-Quito).Este es, para nosotros como Pasionistas, el mejor fruto de la gracia de Dios, secundada eficazmente por tantos hermanos que han entregado lo mejor de sí mismos como misioneros.

Nos unimos al gozo que supone detenernos un momento para contemplar y valorar la cosecha. Y le pedimos a Dios que, con este motivo, bendiga especialmente a nuestros hermanos que hoy están en Ecuador haciendo presente el Carisma Pasionista.

La presencia pasionista en Ecuador es un don del Señor que suscitó en la Iglesia la Familia Pasionista para hacer memoria de la Pasión de Cristo como la obra más estupenda del amor de Dios, tal y como le gustaba a San Pablo de la Cruz.

Por ello esta celebración es una ocasión de profunda gratitud y una llamada a recrear nuestra presencia carismática en orden a hacer más vivo y presente este don inmenso que Dios hace a la humanidad.

Nuestra presencia deseamos que siga siendo un signo humilde y eficaz, confiando en la Gracia de Dios, de su salvación y del hombre nuevo que brota de su Pascua.

Enhorabuena a todos.”

P. José María Sáez Martín, cp, Superior Provincial

www.passiochristi.org

Publicado: Madrid (España) 2010