PROYECTO

PARA LA MISIÓN INTERCONGREGACIONAL EN HAITÍ

“Una Vida Consagrada nueva es posible: encarnación viva de la mística, la profecía y la esperanza; al servicio de la vida amenazada, en sintonía con la creación; con un estilo de vida más minoritario pero más significativo y evangélico…”

Convicciones de la Clar (Plan Global 2009-2010)

 

Queridas hermanas y hermanos:

El pasado 2 de febrero, Jornada Mundial de la Vida Consagrada, la Conferencia de Religiosas/os del Ecuador, haciéndose eco del clamor del pueblo haitiano ante la tragedia del terremoto y deseando “RESPONDER A DIOS- EN COMUNIÓN- ALLÍ DONDE LA VIDA CLAMA”[1], convocó a la vida religiosa del país a una MISIÓN INTERCONGREGACIONAL, para acompañar el proceso de reconstrucción de este pueblo hermano cuando el acontecimiento dejara de ser noticia. Hoy, cuatro meses después, y luego de haber recibido ofertas generosas de varias congregaciones, venimos a ustedes para darles mayores detalles de este proyecto.

La Junta Directiva y la Comisión de Animación Misionera de la Cer (CAM-CER) han estado trabajando en la definición de los objetivos, los criterios de participación, las responsabilidades compartidas y los destinatarios de esta misión. El proyecto sigue construyéndose, ahora también con los aportes de las hermanas que están dispuestas a ir, sobre todo en la concreción de los destinatarios. En este punto concreto, será decisiva la próxima visita de la hermana Presidenta de la Junta Directiva de la CER que, en coordinación con la CONDOR (Conferencia de religiosos de República Dominicana) , la CHR (Conferencia de Religiosos de Haití) y la Iglesia local, buscará los espacios de proyección que mejor se ajusten a nuestros objetivos.

Hemos elaborado un cronograma del proceso a seguir, que tendría como punto culmen el envío de la comunidad misionera a Haití ,el 17 de Octubre (DIA MUNDIAL DE LAS MISIONES). Para llegar hasta allí, algunos pasos deben darse, empezando por esta CONVOCATORIA OFICIAL A LAS CONGREGACIONES PRESENTES EN EL ECUADOR, con mayores detalles de este proyecto intercongregacional.

En espera de la elaboración final del proyecto, sobre todo en este aspecto de la proyección concreta, queremos adelantarles nuestro trabajo, para que las Congregaciones que estuvieran interesadas puedan inscribirse y seguir más de cerca el proceso.


OBJETIVO DE LA MISIÓN EN HAITÍ:

Acompañar la realidad emergente del pueblo y de la vida religiosa haitiano, desde la vivencia fraterna de una comunidad intercongregacional en misión.

Un acompañamiento que
  • Viva sus acciones como signos pequeños, gratuitos y germinales del Reino
  • Busque ser una expresión de solidaridad y fraternidad de la vida religiosa ecuatoriana con la vida religiosa y el pueblo de Haití
  • Se viva desde una comunidad intercongregacional de vida y misión
  • Se inserte en un proyecto de la Iglesia y/o de la vida religiosa local


CRITERIOS DE LA ACCIÓN MISIONERA

Que apoye y fortalezca una iniciativa ya existente, en coordinación con la CHR y la diócesis, que luego pueda tener continuidad.

Que tenga efecto multiplicador

Que se proyecte en dos frentes:
  • la vida religiosa de Haití (acompañar a los hermanos y hermanas religiosos en la reconstrucción personal y comunitaria)
  • la gente del lugar (niños, jóvenes, mujeres…por definir)


TIEMPO

  • Mínimo de estadía de la hermana/o: 6 meses
  • La Congregación se deberá comprometer por un año
  • La CER asume el compromiso por dos años, luego de los cuales evaluará la experiencia y considerará las posibilidades de continuidad.


PERFIL DEL MISIONERO/A

  • Hermana/o de profesión perpetua, con capacidad para la vida comunitaria y el trabajo en equipo.
  • Con suficiente salud física y psíquica.
  • Con vocación misionera.
  • Que pueda integrar un equipo intergeneracional e intercongregacional
  • Capacitada suficientemente para la labor que realizará
  • Que pueda aprender la lengua


ALGUNOS COMPROMISOS COMPARTIDOS

DE PARTE DE LA CONGREGACIÓN INTERESADA

Antes del envío:
  • Que la misionera/o interesada tenga sus espacios para conocer la realidad de Haití, interrelacionarse con el Equipo Misionero y afinar el Proyecto Comunitario de Vida.
  • Que el/la provincial pueda participar en algunas reuniones de organización
  • Firmar un convenio con la CER
¿Qué financia la congregación?
  • Enfermedades preexistentes, cosas de uso personal (vestuario, higiene, medicinas) y gastos personales

DE PARTE DE LA CER

  • Dar una relativa seguridad para hospedaje y manutención
  • Seguimiento del proyecto
¿Qué financia la CER?
  • Gastos de transportes (viajes), mantenimiento de la comunidad (presupuesto comunitario) y del proyecto en situaciones emergentes.

 

Estos son los grandes rasgos del proyecto. A las Congregaciones interesadas se les proporcionará mayores detalles posteriormente. Es importante que podamos tener respuesta a esta convocatoria a más tardar el 25 de junio, a través de una carta firmada por el/la superior mayor en Ecuador de la congregación que está dispuesta a participar en este Proyecto de Misión Intercongregacional en Haití.

Nos hacemos eco de las convicciones de la CLAR: “La vida religiosa no requiere masas. Para probar su valor no depende de multitudes…la vida religiosa quizá no sea más que un centinela en la muralla, un vigilante en la noche…”. Como Conferencia queremos animar una vida religiosa que hunda sus raíces en una espiritualidad profética del empequeñecimiento, que valore el gesto y la presencia y que pueda velar, como centinela, hasta que alumbre la esperanza para el pueblo haitiano. Lo significativo de esta misión radicará en el elemento desafiante de lo intercongregacional y del signo fraterno de solidaridad con un pueblo y una vida religiosa que sufre. Invitamos a cada congregación a ser parte de este sueño, aportando desde sus posibilidades (en hermanas/os, medios económicos, oraciones e interés fraterno) para hacerlo realidad.

 

Fraternalmente,

Junta Directiva y CAM-CER



[1] Tema y lema del Plan Global de la CLAR 2009-2011:: “Escuchemos a Dios donde la vida clama”

Comentarios   

 
# SOR UVALDINA TARAZON 24-07-2012 14:57
Doy gracias a Dios por tan linda misiòn, es poder acudir a ese Jesus doliente, ofresco mis oraciones y el deseo de algun dia poder decirles cuenten conmigo. Que Nuestra Señora del Rosario la Virgen Maria continue intercediendo ante su hijo por esta linda misiòn con especial cariño Sor Uvaldina Dominica de Santa Catalina de Siena
 
 
# Ximena Vizcaino 07-08-2015 19:14
Esta experiencia de solidaridad con el pueblo de Haitì es una clara expresión de la misericordia de Dios, a travès de la Vida Religiosa Ecuatoriana, que se suma a los hombres y mujeres de buena voluntad que donan su vida para fortalecer a quien màs lo necesita.