VIDA RELIGIOSA
Congreso de la CER Manabí

Congreso de la CER Manabí

¿Qué nos dice y qué decimos?... sobre la corrupción

¿Qué nos dice y qué decimos?... sobre la corrupción

Solidaridad con las Misioneras Combonianas

Solidaridad con las Misioneras Combonianas

Fraternidad Misionera Verbum Dei

Fraternidad Misionera Verbum Dei

Reunión de presidentes/as regionales

Reunión de presidentes/as regionales

LITURGIA
Vivir perdonando (17 septimbre 2017)

Vivir perdonando (17 septimbre 2017)

Está entre nosotros (10 septiembre 2017)

Está entre nosotros (10 septiembre 2017)

Aprender a perder (3 septiembre 2017)

Aprender a perder (3 septiembre 2017)

Mujer, ¡qué grande es tu fe! (20 agosto 2017)

Mujer, ¡qué grande es tu fe! (20 agosto 2017)

En medio de la crisis (13 agosto 2017)

En medio de la crisis (13 agosto 2017)

GENERALES
Cuestionario para el Sínodo de jóvenes

Cuestionario para el Sínodo de jóvenes

6º Boletín de prensa de Caritas Ecuador

6º Boletín de prensa de Caritas Ecuador

Divulguemos la Encíclica Laudato Si

Divulguemos la Encíclica Laudato Si

Cambio climático: 12 claves de la cumbre de París

Cambio climático: 12 claves de la cumbre de París

Jornadas nacionales de Pastoral Social

Jornadas nacionales de Pastoral Social

NOTICER
Encuentro de AFICER 2017

Encuentro de AFICER 2017

Psicodrama aplicado a situaciones de crisis y recuperación emocional

Psicodrama aplicado a situaciones de crisis y recuperación emocional

Solidaridad con Perú

Solidaridad con Perú

Taller sobre Trata de personas

Taller sobre Trata de personas

Encuentros y celebraciones (2 febrero 2017)

Encuentros y celebraciones (2 febrero 2017)

AVISOS
Invitación a Retiro con el P. Luke Rodrigues sobre ecología

Invitación a Retiro con el P. Luke Rodrigues sobre ecología

Anudando (Espacio de Formación Integral de las Mujeres)

Talleres del Centro Bíblico Verbo Divino

Talleres del Centro Bíblico Verbo Divino

Las siete palabras de Cristo en la cruz

Las siete palabras de Cristo en la cruz

Seminario sobre logoterapia en el tratamiento de adicciones

Seminario sobre logoterapia en el tratamiento de adicciones

ECLESIAL
Abrirse a la posibilidad de perdonar

Abrirse a la posibilidad de perdonar

Ordenación episcopal  de Mons. Adalberto Jiménez

Ordenación episcopal de Mons. Adalberto Jiménez

Responder a los refugiados y migrantes

Responder a los refugiados y migrantes

Obispos del Ecuador ante la realidad del país

Obispos del Ecuador ante la realidad del país

Mons. Adalberto Jiménez, obispo de Aguarico

Mons. Adalberto Jiménez, obispo de Aguarico

Testamento espiritual

del Ministro de Pakistan asesinado

 

Mi nombre es Shahbaz Bhatti. Nací en una familia católica. Mi padre, un profesor jubilado, y i madre, ama de casa; me educaron según los valores cristianos y las enseñanzas de la biblia, que han influido en mi infancia.

Desde niño solía ir a la Iglesia y encontrar una profunda inspiración en las enseñanzas, el sacrificio y la crucifixión de Jesús. Fue el amor de Jesús que me llevó a ofrecer mis servicios a la Iglesia. Las terribles condiciones de los cristianos de Paquistán me remueven. Recuerdo un Viernes Santo, cuando sólo tenía trece años, oí un sermón sobre el sacrificio de Jesús por nuestra redención y la salvación del mundo. Y pensé corresponder a su amor dando amor a nuestros hermanos y hermanas poniéndome al servicio de los cristianos, especialmente de los pobres, de los necesitados, de los perseguidos que viven en este país islámico.

Me pidieron que ponga fin a mi lucha, pero siempre lo he rechazado, aún a riesgo de mi propia vida. Mi respuesta siempre ha sido la misma. No quiero popularidad, no quiero posiciones de poder. Quiero solo un lugar a los pies de Jesús. Quiero que mi vida, m i carácter, mis acciones hablen por mí y digan que estoy siguiendo a Jesucristo. Este deseo es tan fuerte en mí que me considero privilegiado si en mi esfuerzo de luchar para ayudar a los más necesitados, los pobres, los cristianos perseguidos en Pakistán, Jesús quiere aceptar el sacrificio de mi vida.

Quiero vivir por Cristo y por Él quiero morir. No siento miedo en este país. Muchas veces los extremistas han querido matarme, encarcelarme, me han amenazado, perseguido y aterrorizado a mi familia. Yo digo que el tiempo que viva, hasta mi último aliento, voy a continuar sirviendo a Jesús y a esta pobre humanidad doliente, los cristianos, los necesitados, los pobres.

Creo que los cristianos de todo el mundo que han tendido la mano a los musulmanes afectados por el trágico terremoto del 2005 han construido puentes de solidaridad, de amor, de comprensión, de cooperación y tolerancia entre las dos religiones. Si estos esfuerzos continúan estoy convencido que ganaremos los corazones y las mentes de los extremistas. Esto producirá un cambio positivo: las gentes no se odiarán, no matarán en nombre de la religión, se amarán unos a otros, portarán armonía, cultivarán la paz y la comprensión en esta región.

Creo que los más necesitados, los pobres, los huérfanos, cualquiera sea su religión, serán considerados sobre todo como seres humanos. Pienso que esas personas son parte de mi cuerpo en Cristo, que son la parte perseguida y necesitada del cuerpo de Cristo. Si nosotros llevamos a cabo esta misión, ganaremos un lugar a los pies de Jesús y lo podremos ver sin sentir vergüenza.

contador

Av. Garcia León 215(Oe4-33) Ruiz de Castilla 593 2 3202759 / 3202193 / 3202265