VIDA RELIGIOSA
Congreso de la CER Manabí

Congreso de la CER Manabí

¿Qué nos dice y qué decimos?... sobre la corrupción

¿Qué nos dice y qué decimos?... sobre la corrupción

Solidaridad con las Misioneras Combonianas

Solidaridad con las Misioneras Combonianas

Fraternidad Misionera Verbum Dei

Fraternidad Misionera Verbum Dei

Reunión de presidentes/as regionales

Reunión de presidentes/as regionales

LITURGIA
Vivir perdonando (17 septimbre 2017)

Vivir perdonando (17 septimbre 2017)

Está entre nosotros (10 septiembre 2017)

Está entre nosotros (10 septiembre 2017)

Aprender a perder (3 septiembre 2017)

Aprender a perder (3 septiembre 2017)

Mujer, ¡qué grande es tu fe! (20 agosto 2017)

Mujer, ¡qué grande es tu fe! (20 agosto 2017)

En medio de la crisis (13 agosto 2017)

En medio de la crisis (13 agosto 2017)

GENERALES
Cuestionario para el Sínodo de jóvenes

Cuestionario para el Sínodo de jóvenes

6º Boletín de prensa de Caritas Ecuador

6º Boletín de prensa de Caritas Ecuador

Divulguemos la Encíclica Laudato Si

Divulguemos la Encíclica Laudato Si

Cambio climático: 12 claves de la cumbre de París

Cambio climático: 12 claves de la cumbre de París

Jornadas nacionales de Pastoral Social

Jornadas nacionales de Pastoral Social

NOTICER
Encuentro de AFICER 2017

Encuentro de AFICER 2017

Psicodrama aplicado a situaciones de crisis y recuperación emocional

Psicodrama aplicado a situaciones de crisis y recuperación emocional

Solidaridad con Perú

Solidaridad con Perú

Taller sobre Trata de personas

Taller sobre Trata de personas

Encuentros y celebraciones (2 febrero 2017)

Encuentros y celebraciones (2 febrero 2017)

AVISOS
Invitación a Retiro con el P. Luke Rodrigues sobre ecología

Invitación a Retiro con el P. Luke Rodrigues sobre ecología

Anudando (Espacio de Formación Integral de las Mujeres)

Talleres del Centro Bíblico Verbo Divino

Talleres del Centro Bíblico Verbo Divino

Las siete palabras de Cristo en la cruz

Las siete palabras de Cristo en la cruz

Seminario sobre logoterapia en el tratamiento de adicciones

Seminario sobre logoterapia en el tratamiento de adicciones

ECLESIAL
Abrirse a la posibilidad de perdonar

Abrirse a la posibilidad de perdonar

Ordenación episcopal  de Mons. Adalberto Jiménez

Ordenación episcopal de Mons. Adalberto Jiménez

Responder a los refugiados y migrantes

Responder a los refugiados y migrantes

Obispos del Ecuador ante la realidad del país

Obispos del Ecuador ante la realidad del país

Mons. Adalberto Jiménez, obispo de Aguarico

Mons. Adalberto Jiménez, obispo de Aguarico

MANIFIESTO DE LA VIDA CONSAGRADA EN COSTA RICA

 

Las Consagrados y Consagradas que caminamos en esta bella tierra de Costa Rica, acompañando a las y los costarricenses en este Año de la Vida Consagrada al que nos ha convocado el Papa Francisco, queremos manifestar:

 

SOMOS:

  • Plenamente hombres y mujeres, llamados por el Señor a esta bella vocación consagrada que da sentido a nuestra vida y nos hace inmensamente felices.
  • Alrededor de 1.200 Consagrados y Consagradas en Costa Rica pertenecientes a unos 80 Institutos. Presentes y comprometidos en el campo de la salud y de la educación, tanto formal en escuelas, colegios y universidades, como de niños y jóvenes en riesgo social, atendemos ancianos y ancianas, colaboramos con la pastoral de la Iglesia hasta en los lugares más alejados, luchamos en comisiones por la justicia y la paz, contra la trata de personas, acompañamos a los pueblos indígenas, a los migrantes y refugiados, defendemos y cuidamos nuestra casa común el planeta¼
  • Somos Iglesia Católica, pueblo de Dios, que peregrina en Costa Rica, junto con las demás confesiones religiosas. Miembros de la sociedad costarricense, comprometidos con todos los ciudadanos y ciudadanas en hacer una sociedad mejor.

 

ANUNCIAMOS:

  • Dios es el horizonte de sentido y de plenitud para cada persona y para nuestro mundo. Con su Misericordia nos libera y nos permite vivir en la dignidad de hijas e hijos suyos.
  • Estamos llamados a vivir en comunión, en fraternidad, por tener un Padre/Madre común, que es Trinidad, comunidad de amor. La fraternidad manifiesta su presencia entre nosotros.
  • El mundo y la historia son escenario del designio amoroso de nuestro Dios que está construyendo su Reino. Colaborar con Él es la misión que da sentido a nuestro ser y estar en el mundo.
  • Es posible vivir las «utopías», del Reino y del Evangelio, crear «otros lugares» donde se viva la lógica evangélica del don, de la acogida, de la diversidad y la inclusión, la reconciliación, la justicia y la paz.

 

DENUNCIAMOS:

  • Las posturas reduccionistas y sectarias que pretenden opacar a Dios y eliminar su presencia en la vida pública; así como las posturas fundamentalistas que manipulan el nombre de Dios.
  • Las estructuras de marginación y exclusión, los desequilibrios en nuestra sociedad entre aquéllos que derrochan y los que no tienen ni para vivir con dignidad.
  • Todo aquello que atenta contra la vida y la dignidad de las personas. Los intereses mezquinos y egoístas de aquéllos que se sirven de los demás para provecho propio.
  • La falta de acompañamiento y solidaridad a las poblaciones en riesgo y altamente vulnerables, entre ellas los "no nacidos", a los que se les conculca el derecho a la vida.
  • La pérdida de valores que lleva a la indiferencia, la descomposición familiar, la corrupción, la inseguridad ciudadana, las adicciones y el narcotráfico, el consumismo¼
  • El maltrato de nuestra casa común, la creación, tanto en el deterioro del medio natural como la perturbación del ambiente social.

 

NOS COMPROMETEMOS A:

  • Poner al Señor en el centro de nuestras vidas, nuestros proyectos y acciones. Hacer de nuestras comunidades lugares abiertos de encuentro con Él, de escucha de su Palabra y celebración de la fe. Invitar a orar e interceder por los hombres y mujeres de nuestro país.
  • Trabajar por la comunión. Vivir unas relaciones cada vez más centradas en el amor para hacer de nuestras comunidades hogares abiertos en los que todos nos sintamos acogidos y estimulados a crecer. Promover la unidad de la Vida Consagrada desde la Conferencia de Consagrados/as, la unidad de la Iglesia y de nuestra sociedad costarricense.
  • Poner al servicio de la Iglesia y de la sociedad la riqueza de nuestros Carismas, regalos del Espíritu, y favorecer la participación, en ellos, de los que se sientan llamados a compartir con nosotros vida y misión.
  • Trabajar por la Justicia, la Paz y la Integridad de la Creación coordinando nuestros apostolados, impulsando un trabajo en red con las instituciones sociales. Realizar opciones de solidaridad intercongregacionales con las personas que sufren en barrios empobrecidos.
  • Estar insertos en nuestra realidad social y política desde los criterios del Evangelio. Cuestionar estructuras injustas. Propiciar la formación de una conciencia crítica para estar atentos a los clamores de la humanidad.

 

En definitiva, las Consagradas y Consagrados de Costa Rica, acogiendo la invitación del Papa Francisco, queremos ser presencia significativa y profética del Reino de Dios en donde estamos, compartiendo la vida con la gente de este país, desde la "revolución de la ternura" (EG 88) y "la medicina del a misericordia" (MV 4) y favoreciendo espacios creativos donde el Evangelio, desde nuestros Carismas, sea buena noticia, generadora de vida.

Salgamos y caminemos con María, nuestra Señora de los Ángeles, con la intercesión de nuestras Santas y Santos Fundadores y de las y los Beatos y Santos Centroamericanos, en particular de Mons. Romero.

 

San José a 22 de noviembre del 2015, Solemnidad de Cristo Rey, en el Año de la Vida Consagrada y a las puertas del Jubileo de la Misericordia.

 

LAS CONSAGRADAS Y CONSAGRADOS DE COSTA RICA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Manifiesto de la Vida Consagrada en Costa Rica            Página 2 

contador

Av. Garcia León 215(Oe4-33) Ruiz de Castilla 593 2 3202759 / 3202193 / 3202265