Alegría por la liberación de los tres misioneros

secuestrados en Camerún

 

OMPRESS-CAMERÚN (3-6-14) En la noche del sábado eran liberados Giampaolo Marta y Gianantonio Allegri, los dos sacerdotes italianos secuestrados el 5 de abril en Camerún junto a una religiosa canadiense, la hermana Gilberte Bussier. Aunque su secuestro no había sido reivindicado las sospechas apuntaban a los fundamentalistas islámicos de Boko Haram. Los tres estaban bien de salud, aunque cansados y delgados.

Para obtener la liberación de los tres misioneros han sido necesarias largas negociaciones que han durado más de una semana. Habían sido secuestrados por hombres armados el 5 de abril en su parroquia de Tcheré, a 20 kilómetros de Maroua, la ciudad más importante del norte de Camerún. En la ciudad natal de los dos misioneros italianos, Vicenza, la noticia de su liberación ha sido acogida la mañana del domingo con un alegre repicar de campanas.

“La liberación de dos sacerdotes misioneros italianos vicentinos, Gianantonio Allegri y Giampaolo Marta, y de la religiosa canadiense Gilberte Bussier, que habían sido secuestrados en Camerún a principios del pasado mes de abril es una noticia que nos llena de alegría”, ha declarado el director de la Sala Stampa vaticana, el padre Federico Lombardi, tras la liberación de los misioneros. “El Santo Padre, que desde el comienzo había seguido la dramática vicisitud, fue informado inmediatamente”.

“Damos gracias al Señor porque este sucesos haya tenido un final positivo. Al mismo tiempo seguimos rezando y comprometiéndonos para que toda forma de violencia, odio y conflicto en las diversas zonas de África y en otras partes del mundo pueda ser superada, y renovamos el recuerdo y el compromiso por las muchas otras personas inocentes de diversa condición y edad que – como bien sabemos – permanecen víctimas de secuestros inaceptables en diversos zonas de conflicto”, concluía la nota del director de la Sala Stampa