Creemos en la Resurrección de

P. Antonio Carlos de Meira

Misionero del Sagrado Corazón 


El día jueves 29 de noviembre de 2012, en la mañana, falleció P. Antonio Carlos de Meira, misionero del Sagrado Corazón, en la ciudad de Portoviejo de un infarto.

El viernes 30 será la Eucaristía a las 10:00 y 16:00 en La Parroquia Santa Narcisa de Jesús, barrio San Alejo, de Portoviejo.

Seguidamente trasladarán el cuerpo a Quito y en la noche 20:00 habrá una celebración en la Parroquia Buen Pastor, barrio Santo Tomás 2 sector Guamaní.

El bus que deja justamente en la puerta de la Iglesia es el bus que diga "Santo Tomás 2".

Tener presente que hay buses que dicen "Santo Tomás 1", ese les deja muy lejos. El bus de Santo Tomás 2 se lo puede tomar en la Marín, en la Villaflora o en El Recreo.

El día sábado 1 de diciembre a las 12:00 está prevista una celebración, porque inmediatamente el cuerpo será enviado a Brasil, por voluntad de sus familiares.

Toda la vida religiosa del Ecuador, la junta Directiva Nacional y el Equipo de Reflexión Teológica de la CER nos sentimos consternados, solidarios y esperanzados en la resurrección de Jesucristo y en la resurrección de nuestro hermano y amigo Antonio Carlos.

Paz en su tumba.


Comentarios   

 
+1 # Carlos Alvarez 02-12-2012 10:46
Doy gracias a Dios por la oportunidad de haber conocido al P. Antonio Carlos de Meira...un año vivi con el, en unos de los lugares en donde el y la gente aprendieron mucho. Que el Señor le tenga en la gloria Padre amigo...
 
 
# Janeth Betancourt M. 03-12-2012 17:37
En estos momentos acabo de leer la información sobre la muerte de ANTONIO CARLOS, querido amigo y compañero de actividades en el ERT de la CER, me siento muy costernada por este viaje tan rápido al mismo tiempo doy gracias a Dios de haber podido compartir por algún tiempo la serenidad, responsabilidad , alegría y entrega de la misión cumplida de este fiel DISCIPULO - MISIONERO DEL SAGRADO CORAZON. ME UNO EN ORACION A SUS COHERMANOS Y FAMILIA. EL AMOR DE DIOS SEA NUESTRA ESPERANZA. ADIOS QUERIDO AMIGO