VIDA RELIGIOSA
Agenda de la XLII Asamblea General de la CER - 2017 (2)

Agenda de la XLII Asamblea General de la CER - 2017 (2)

¿Qué nos dice y qué decimos... sobre la realidad del Ecuador (2)

¿Qué nos dice y qué decimos... sobre la realidad del Ecuador (2)

Canonización de Faustino Míguez

Canonización de Faustino Míguez

Afiche de la semana teológica 2017

Afiche de la semana teológica 2017

Congreso de la CER Manabí

Congreso de la CER Manabí

LITURGIA
Búsqueda creativa

Búsqueda creativa

En actitud de conversión

En actitud de conversión

Creer en el amor

Creer en el amor

Los pobres son de Dios (22 octubre 2017)

Los pobres son de Dios (22 octubre 2017)

Invitación (15 octubre 2017)

Invitación (15 octubre 2017)

GENERALES
Cuestionario para el Sínodo de jóvenes

Cuestionario para el Sínodo de jóvenes

6º Boletín de prensa de Caritas Ecuador

6º Boletín de prensa de Caritas Ecuador

Divulguemos la Encíclica Laudato Si

Divulguemos la Encíclica Laudato Si

Cambio climático: 12 claves de la cumbre de París

Cambio climático: 12 claves de la cumbre de París

Jornadas nacionales de Pastoral Social

Jornadas nacionales de Pastoral Social

NOTICER
Convocatoria  Asamblea Anual de Superiores/as Mayores

Convocatoria Asamblea Anual de Superiores/as Mayores

La Supervivencia Amazónica es Presentada en un Libro

La Supervivencia Amazónica es Presentada en un Libro

Afiche del Domund 2017

Afiche del Domund 2017

Canonización del P. Faustino Míguez

Canonización del P. Faustino Míguez

Encuentro de AFICER 2017

Encuentro de AFICER 2017

AVISOS
Comunicado de la Red Contra la Trata de Personas

Comunicado de la Red Contra la Trata de Personas

Invitación a Retiro con el P. Luke Rodrigues sobre ecología

Invitación a Retiro con el P. Luke Rodrigues sobre ecología

Anudando (Espacio de Formación Integral de las Mujeres)

Anudando (Espacio de Formación Integral de las Mujeres)

Talleres del Centro Bíblico Verbo Divino

Talleres del Centro Bíblico Verbo Divino

Las siete palabras de Cristo en la cruz

Las siete palabras de Cristo en la cruz

ECLESIAL
Simposio internacional sobre "Amoris laetitia"

Simposio internacional sobre "Amoris laetitia"

Homilía en la Misa por los fieles difuntos

Homilía en la Misa por los fieles difuntos

Sínodo de la Amazonía

Sínodo de la Amazonía

Visita ad limina de los Obispo del Ecuador

Visita ad limina de los Obispo del Ecuador

Abrirse a la posibilidad de perdonar

Abrirse a la posibilidad de perdonar

TALLER SOBRE EL MARTIRIO

Txarli Azcona, capuchino

 

 

En una sociedad como la que vivimos desde el individualismo y el consumismo la vida consagrada va a lo esencial: buscar a Dios y vivir de Dios. Nuestro amor es el Dios vivo y verdadero que Jesucristo nos lo ha revelado. Esto implica vivir con fuego, pasión y creatividad con un alto talante crítico y profético en medio de la sociedad.

Hoy comienza a resonar la calidad evangélica, la radicalidad evangélica. Jesús ha ido hasta el final en su amor entregado. Este es el camino de los seguidores. Ojo a las rebajas. Los mártires cuestionan nuestra vida y nuestras instituciones.

Es la donación de la propia vida. El mártir nos sorprende con su amor. Es el amor en su forma más radical. Es la fidelidad a la aventura del Espíritu. El termino mártir significa “testigo”, lo mismo que martirio significa “testimonio”. Por lo tanto los mártires son los testigos de la fe.

Aunque los mártires no son extraños en América Latina, sin embargo los vemos lejos de nosotros, parecen de otra época. Pertenecen al pasado. El mártir es el que da la propia vida por Jesucristo, por el Evangelio. Los mártires con su testimonio nos hacen creíble el evangelio. Apasionados por JC. Y apasionados por los excluidos. Lo dieron todo, gota a gota. Porque JC. fue su tesoro, su alegría, su entusiasmo, su belleza y felicidad. Tensionados y apasionados por el Señor y con un servicio incondicional por los últimos de la tierra.

En los mártires hay un encuentro cautivador y admirativo con el Señor. En los mártires vemos y escuchamos a JC. Presente hoy en medio del mundo. Huelen a hombres y mujeres de Dios. Es el recuerdo provocativo de Dios porque el amor por El es grande. Han experimentado el amor transformante, un compromiso, una gracia, se han dejado transformar por el Espíritu. Hombres y mujeres que hacían mucho porque oraban mucho. Eran para los demás.

Estamos recibiendo una llamada a responder al amor porque todo lo hemos recibido de El. Una llamada a la conversión al amor, porque el amor ha ido hasta el final, a la entrega total. Un JC. que ha sentido el amor y la cercanía de Dios, se ha sentido hijo y tan identificado con Dios que ha llevado los sentimientos de Dios de la justicia, la solidaridad y la fraternidad hasta el final. Y asume la muerte, el maltrato para transformar el mundo. Transformar las fuentes del mal por el amor entregado. Transformar el odio, el afán de poder por el amor que sirve.

Dios muere en JC. Por sus hijos-as y esa muerte pretende ser un reclamo del amante a su amada: conviértete por lo que has hecho. Dios se ha dejado matar por sus propios hijos. Ha cargado sobre si el odio y el poder del mundo. La redención del mundo esta hecha por la entrega hasta la muerte por amor. Muere para provocar el amor que resucita. Se ha sembrado la vida en trance de Resurrección.

Los mártires son los que dan la vida por los demás, porque ya la han dado por JC. “ El que pierda la propia vida por mi causa, la encontrara”. Los mártires defienden la fe y la verdad con su vida

Los mártires con su modo de ser, de vivir y de morir, denuncian también hoy los abusos humanos, las injusticias y la violencia y reclaman que desaparezca el odio de la faz de la tierra

Será la comunidad primitiva, que en los relatos del Siervo Sufriente encuentra el sentido y la luz al fracaso del Nazareno. Comprenderá su muerte como una “muerte por...” El amor de Jesús, al Padre, a los hermanos, lo llevó a la muerte, y las comunidades supieron ver que ese acto supremo de amor rompía desde la raíz el círculo vicioso de la violencia y del odio.!

El consagrado cree a Dios; el mártir y el místico certifican el valor de Dios y de la vida como esencial. Lo nuestro no es mero seguimiento de Cristo… lo nuestro es configuración con Cristo.

“Seréis mis testigos hasta los confines de la tierra”. El espíritu desciende sobre nosotros para convertirnos en testigos valientes, profundos y coherentes. Tenemos que ver el testimonio que tenemos que dar. Hay una cierta vergüenza en algunos consagrados para manifestarse como tal: o nos configuramos con Cristo o no tenemos nada que decir. Tenemos que ser testigos. No podemos ignorar entonces que una falta de coherencia oculta la verdad. El consagrado debe denunciar, no puede confundir tolerancia con cobardía. El martirio de tantos religiosos son para nosotros una apelación y un imperativo. Dios nos quiere enteros, creativos, vibrantes, re encantados, no a medias. Hemos de hacer patente el amor del consagrado a Cristo que nos ha precedido. El configurado con Cristo ofrece un modo nuevo de vivir y relacionarse. La coherencia del consagrado impone una determinada lectura: nadie puede permanecer indiferente ante los gritos de la creación y de los excluidos.

Hay un martirio cotidiano de la vida consagrada cumpliendo la tarea y entrega con amor como JC. En donación y silencio. Consagrados que renuncian a sus propios intereses perdiendo su vida por el servicio al evangelio. Cuantos consagrados que van contracorriente en un amor callado y entregado en el servicio a los mas desfavorecidos. Cuantos que viven con fe su martirio de la enfermedad en intercesión por el mundo. Hoy son fuerza, camino y compromiso para todos.

La vida consagrada ha dado su vida al servicio de los pobres. Ha sentido arder su corazón por Dios, por la gente y la vida.(confer V.C. 84) “ en este momento de la historia nuestro deber no es el éxito, sino “mantener la mirada en Jesucristo”, como dice la carta a los hebreos. el punto mas elevado de seguimiento de JC. Es el martirio. Se percibe la experiencia del martirio por las que están atravesando muchas personas consagradas en la defensa de los pobres. Consagrarse a JC. Es servir al hombre hasta la entrega de la propia vida (confer V.C. 86)

La Vida Consagrada, con los primeros monjes del desierto, arranca precisamente con esta crisis escatológica de la Iglesia. Unos “laicos” egipcios se indignaron ante la clericalización y la politización de aquella que tenía que ser el icono y la preparación del fin de la historia. Se fueron al desierto en clara ruptura con esta Iglesia clerical y política para volver al misterio escatológico y asumir su vocación martirial simbólica como signo precursor del advenimiento de Jesucristo.

Queremos ser testigos de esta impaciencia de JC.. Jesús identifica esta impaciencia con un fuego que quiere ver arder ya. Por eso mismo, nuestra vida se sitúa en el corazón de la Iglesia, como recuerdo incómodo y permanente de su verdadera razón de ser escatológica. Pero, a su vez, estamos enviados irresistiblemente al mundo, para anunciar la cercanía del Reino entre y desde los excluidos. El envío y la presencia de la Vida Consagrada en el margen de la Iglesia y a las fronteras del mundo, cuestionan a la Iglesia y al mundo desde los marginales. A la primera por el olvido de su vocación esencial y al segundo por sus mecanismos de exclusión

La Vida Religiosa nació de una intuición profética. Los primeros monjes del desierto estaban convencidos de que la vocación cristiana, el discipulado, no podía, de ninguna manera, prescindir del martirio sin traicionar a su Señor. El martirio, para ellos, era condición indispensable del ser cristiano. . Se adentraron al desierto para, desde la frontera, proclamar en silencio la identidad martirial de la vida cristiana.

En esta postura profética, los religiosos y las religiosas estamos llamados a vivir un doble martirio: nuestra vida pretende ser un cuestionamiento eclesiológico del mundo y un cuestionamiento escatológico de la Iglesia. A partir de esta ubicación fronteriza, es una crítica callada de la “mundanización” de la Iglesia y de la “exclusión” del mundo.

Al perder la pasión escatológica de nuestros fundadores y fundadoras, nos hemos estancado todos y todas en el aquí y ahora de la historia mundana y eclesiástica Nuestro principal pecado es nuestra propia clericalización , acomodo y mundinacion

Descubrir en el martirio de muchos la obra y la victoria de la gracia es muy importante,. . La experiencia del mal sufrido sigue ejerciendo su fuerza y hay que contrastarla con la experiencia de la gracia.

Es la hora del anuncio comunitario del Reino y de denuncia de las injusticias a partir de una espiritualidad del martirio para acompañar “a nuestros hermanos mas pobres, incluso hasta el martirio” (DA 396)

 

Dorothy Stang

Ginebra - París, 16 de febrero de 2005 - El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, programa conjunto de la Organización Mundial contra la Tortura (OMCT) y de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), manifiesta su extrema preocupación ante el asesinato de la Sra.Dorothy Mae Stang, misionaria representante de la Comisión Pastoral por la Tierra y militante del Movimiento Nacional de los Derechos Humanos; cometido al parecer, como represalia por su trabajo a favor de los trabajadores rurales en proyectos de asentamiento adecuados a la conservación de la Floresta Amazónica en el Estado de Pará.

El 12 de febrero de 2005 en horas de la mañana, la Sra. Dorothy Mae Stang caminaba en dirección a una reunión del Proyecto de Desarrollo Sostenible (PDS) – Esperança, a 40 kilómetros de la localidad de Anapu, Estado de Pará, cuando dos hombres dispararon contra ella. Según las denuncias, los pistoleros han sido reconocidos por testigos como agentes vinculados al Sr. Dnair Freijó da Cunha, quien llegó recientemente a Anapu, donde se apropio de un lote de tierra del PDS – Esperança y procedió a quemar las habitaciones de trabajadores para expulsarles a ellos y a sus familias de sus tierras.

La Sra. Dorothy Mae Stang, una consagrada defensora de los derechos humanos, del derecho a la tierra y al desarrollo sostenible, había sido laureada con el título de ciudadana del Estado de Pará y, más recientemente, el 10 de diciembre de 2004, con el premio de derechos humanos de la Orden de Abogados de Brasil (OAB) – seccional de Pará. Al parecer la Sra. Dorothy Mae Stang venía recibiendo amenazas de muerte por parte de terratenientes en la región en que trabajaba.

El Observatorio desea reiterar su profunda preocupación ante la situación de los defensores de derechos humanos en el Estado de Pará y recuerda que el asesinato de la Sra. Stang se añade a los de los Sres. Epitácio Gomes da Silva, ocurrido en el municipio de Tailandia, el 23 de marzo de 2004; Ribamar dos Santos, en Rondon do Pará el 27 de febrero de 2004; y Ezequiel de Moraes Nascimento, el 29 de enero de 2004 en Redenção.

El Observatorio urge a las autoridades federales brasileñas a que tomen todas las medidas necesarias para que se lleve a cabo una investigación exhaustiva, transparente e imparcial acerca del asesinato de la Sra. Dorothy Mae Stang, con el fin de llevar a los responsables a juicio y aplicarles las sanciones penales estipuladas en la ley.

Asimismo, el Observatorio, extremadamente preocupado por la situación de los defensores de derechos humanos en el campo, espera que el recién lanzado Programa Nacional de Protección a los Defensores de Derechos Humanos de la Secretaría Especial de Derechos Humanos de Brasil se traduzca en medidas concretas de protección y de lucha contra la impunidad en casos de violencia contra defensores en todo el país y en particular en Pará, en conformidad con lo dispuesto en la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea general de la ONU el 9 de diciembre de 1998, en particular en lo referente a la protección del Derecho de toda persona « individual o colectivo, promover la protección y el respeto de los derechos humanos, de las libertades fundamentales, tanto en el plano nacional como internacional y a esforzarse por ellos » (Art.1) y a la obligación del Estado de garantizar « la protección por las autoridades competentes de toda persona, individual o colectivamente, frente a toda violencia, amenaza, represalia, discriminación, negativa de hecho o de derecho, presión o cualquier otra acción arbitraria resultante del ejercicio legítimo de los derechos mencionados en la presente Declaración » (Art. 12.2).

 

Romero

"Si me matan, resucitaré en el pueblo salvadoreño". Óscar Romero es ahora el "testigo fiel, el primogénito de los muertos" (Revelación 1:5), que vive para siempre en la gente cuya causa abanderó. Al mezclar su propia sangre con la de los miles que murieron injustamente o dieron sus vidas luchando por la justicia, ha despertado de la muerte, renacido en las vidas de todos aquellos que ahora se convierten en testigos sin temor a la muerte, y que "enseñan la justicia a la multitud" (Daniel 12:3).

Óscar Romero, profeta y mártir, ha transcendido los estrechos límites de la religión complaciente y auto perpetuante mostrando que la verdadera "obra de Dios" está más allá del temor a la muerte en lo que otro profeta y mártir llamó el "Reino de Dios" - una vida comunal vivida rindiendo testimonio de los muchos pobres y oprimidos- incesantemente, hasta que "corra el juicio como las aguas, y la justicia como impetuoso arroyo" (Amos 5:24).

Oscar Romero lo decía claramente: “mi posición de pastor me obliga a ser solidario con todo el que sufre. Y acuerpar todo esfuerzo por la dignidad de los hombres.” Esa postura está sostenida por su seguimiento a Jesucristo. Seguir a Jesús era su vocación suprema, aún en medio del miedo y la angustia, porque el reclamo del evangelio se imponía. Por esa convicción y urgido por el llamado de Jesucristo, Romero consideró que no es posible ni negarse ni ser neutral: “Hermanos, decía, que hermosa experiencia es tratar de seguir un poquito a Cristo, y a cambio de eso recibir insultos, discrepancias, calumnias, las pérdidas de amistades, se convirtió en una persona sospechosa.”

Su ser profético lo colocó es una perspectiva escatológica, con una mirada hacía el futuro, con los pies en el presente. Las palabras de su mensaje que acompañó a su pueblo permanece. Y permanece en un horizonte de esperanza, no en una falsa utopía. Esa esperanza va conformándose en proyectos históricos que manifiestan signos positivos del Reino de Dios, no agotando su plenitud como manifestación futura. Decía la “Palabra queda”, es memoria subversiva. El profeta trasciende su tiempo, pero su mensaje permanece vigente. “La Palabra queda”. Y ese es el gran consuelo del que predica. Mi voz desaparecerá, pero mi palabra que es Cristo quedará en los corazones que lo hayan querido acoger.

El profeta Oscar Romero centro su anuncio en la Biblia, la Palabra, el Evangelio. Hizo una lectura contextualizada y actualizada del momento histórico del pueblo salvadoreño, su realidad de pueblo oprimido,.. igual que Jesús su mensaje fue el Reino. La incidencia del discurso del profeta Oscar Romero, es un permanente acercamiento del Evangelio y la historia del pueblo de Dios vivenciado en nuestra realidad.

Sus homilías se convirtieron en una cita obligatoria de todo el país cada domingo en su sede catedralicia. Desde el púlpito iluminaba a la luz del Evangelio los acontecimientos del país y ofrecía rayos de esperanza para cambiar esa estructura de terror que se arraigaba en toda el país. El 21 de enero de 1979 exclamó: “Mis predicaciones no son políticas. Son predicaciones que naturalmente tocan la política, tocan la realidad del pueblo, para iluminarlas y decirles qué es lo que Dios quiere y qué es lo que Dios no quiere.”

Si alguna vez nos quitaran la radio, suspendieran el periódico, no nos dejaran hablar, nos mataran a todos los sacerdotes y el obispo también y quedaran ustedes un pueblo sin sacerdotes, cada uno tiene que ser un micrófono de Dios, cada uno de ustedes tiene que ser mensajero, un profeta”. (8 de julio de 1979)

Denuncio nuestras sorderas, inmovilidad, comodidad, el anuncio profético se ha congelado porque solapadamente encubrimos la pobreza. Hay pobres porque hay opresión, la pobreza no es condición, ser persona es un derecho, somos personas por mandato divino. Hay injusticia porque hay un sistema injusto que legitima: el sistema político y religioso, el gobierno y las iglesias. En nombre de nuestra vocación profética y martirial y porque somos llamadas y llamados a entregar la vida, al igual que Jesús. El discípulo no es más que su maestro.

 

Proaño

Nace en la hermosa tierra donde se miran el agua y el cielo en la profundidad de sus lagos, en San Antonio de Ibarra, Ecuador. Su familia pobre le da la bienvenida el 29 de enero de 1910.

Sus amigos más cercanos dicen que fue haciéndose ser humano (a imagen de Dios), sacerdote (abanderado del servicio) y también obispo, ¡Que difícil es ser obispo!

Ordenado sacerdote un 4 de junio de 1936, consagrado obispo el 26 de mayo de 1954 y llega a su diócesis Riobamba el 29 de mayo de 1954.

¡Ay! Los indios, decía, me duelen sus silencios, sabiendo que es la pobreza la que atenaza su lengua.

s que hemos olvidado que el mensaje de Jesús es siempre novedad. Hasta ahora me duele la crisis porque muchos compañeros sacerdotes se aislaron y otros se salieron. La crisis también es un reto. Para los jóvenes la iglesia era capitalista y cómplice del capitalismo. Los seglares [laicos] se muestran mayores de edad, parte del pueblo de Dios, llamados a realizar una misión evangelizadora y esto cuesta entenderlo, sobre todo a sacerdotes que no quieren arriesgar sus privilegios.

 

La palabra

La palabra revela lo que es la mujer y el hombre. La palabra de la mujer y del hombre es auténtica cuando expresa (…), su manera de apasionarse por determinadas causas (…). La palabra deja de ser auténtica cuando el hombre y la mujer se constituyen en repetidor de los pensamientos de las pasiones, de las imágenes de otros hombres y otras mujeres. Deja de ser autentica cuando se habla por el hablar, sin sentido, sin trascendencia, sin relación con el mundo que le rodea, sin relación con el mundo que le espera. A más de ser inauténtica, esta palabra es también ineficaz: no es capaz de realizar nada. Es por lo mismo falsa, falaz, engañosa, doble.

Y por último, la palabra es inseparable de la verdad. Toda palabra que no esté precedida del testimonio viene a ser palabra hueca, sin sentido, por eso no se puede mentir ni de palabra ni de silencio.

Aprendió bien lo de Jesús: “Al orar no utilicen muchas palabras…” Oraba poco en voz alta, más bien se recogía, sabía mirarse por dentro y verse como criatura de Dios.

 

Oración

A veces le escuchaba dirigirse a Dios con una confianza inusitada, hablaba con El, le contaba, como si no supiera las cosas que le pasaban. Sabía ponerse en sus manos en una actitud confiada y de infancia espiritual, haciendo depender todo de Dios. Le gustaba repetir la oración de Jesús: “Yo te alabo, padre, porque has ocultado estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a los pequeños”, y como masticando las palabras continuaba “sí Padre, así te pareció bien

La escucha.

Era de pocas palabras pero muy amigo de escuchar. Nunca daba consejos gratuitos. Cuando alguien le hacía una pregunta para esperar una respuesta como receta a sus inquietudes, él devolvía la pregunta para que el otro se respondiera a sí mismo. Para que buscara dentro de sí mismo su propia verdad.

La teología existencial.

 Para que el hombre y la mujer cambien hay que vivir la teología. En otras palabras, en necesario vivir el evangelio.

“ Las relaciones amistosas entre Cristo y yo no se han detenido aquí. Por El descubrí al Padre y descubrí al Espíritu Santo, Hno como meros conceptos, sino como Ser, como Vida, como Amor.”

 La trinidahd beatísima me dice: Te amamos.

 

Profeta

Se distinguió como un verdadero profeta fue que siempre partía del amor a las personas más oprimidas y explotadas, en concreto, los indios, de un compromiso “ con los pobres de la tierra”. Mostraba especial preocupación por los más débiles: son los hijos de Dios, los hermanos pequeños de Jesús.

Él siempre vinculaba la exigencia de justicia con la voluntad de Dios. Sólo de esta forma se puede quitar la base religiosa a la ideología opresora: dejando claro que Dios escucha el clamor de los oprimidos. Esta es la base de la experiencia espiritual. Profeta de los indios.

Hasta ahora todo el mundo se ha detenido en las guerras perdidas de los indios, no en su resistencia en la opresión, no en su insurgencia ni en sus mecanismos de defensa; en la lucha por la tierra, pero no en lo que la Pacha Mama (Madre Tierra) significa para su supervivencia. Además, llena de espíritu creador, la cultura del oprimido resis

Diez minutos de silencio para que cada uno ore el tema del martirio y lo plasma en pocas frases para compartirlo en el grupo. En el grupo se lee lo que se ha escrito y se comparte. Se llega a un consenso de lo que se quiere expresar en la pintura.

 

Elaboración de una pancarta.

6 metros de largo por tres de alto. Cada grupo tendrá una tela de un metro cuadrado. En total 12 telas de un metro cuadrado. Los seis metros de arriba serán para el titulo. Es una pancarta compartida que recoge el aporte de todos y da avances significativos. Lo realizamos con oración y ayuno. Lo realizamos con fe. Lo realizamos contemplando el martirio de JC. Y de los mártires que desafían la vida. Lo realizamos dejándonos conducir por el Espíritu. Plasma tu fe y tu ser de consagrado en la pancarta del martirio.

  1. El primer día del taller se recogerán los gritos del martirio presentes en América Latina y en la creación. Podrán aparecer muchas manos… la persecución. Su sentido y testimonio
  2. El segundo día aparece el evangelio, el seguimiento en el amor entregado de JC. La luz de JC. Muerto y resucitado.
  3. El tercer día el compromiso, los caminos a recorrer. Los caminos de martirio que vas a recorrer con la gracia de Dios. Anuncio para la iglesia y el mundo del amor entregado de JC. Y el titulo que le vamos a poner

Cada grupo pintará lo compartido y escribirá su explicación. Lo que significa para el grupo. El mensaje que esta plasmando.

Elegirá el lema de la pancarta

Materiales: spray de distintos colores. Rotuladores de los que usan en las obras. Una pancarta de seis metros de largo por tres de alto , de color rojo. 12 piezas de un metro cuadrado de tela blanca.

 

Los colores

Sobre los colores y en base a lo que es el mensaje. son todos los colores. Unos sin los otros no son nada. La vida y la vocación consagrada tiene todos los colores.

Rojo: - valentía, vitalidad y acción

Azul: - el poder interno, profundidad

Amarillo: - luminosidad

Verde: - esperanza, sanación

Blanco: - lo nuevo, la paz

Fuxia: - el amor incondicional

Morado: -conciencia

Naranja: - alegría, vida

Negro:- lo desconocido, velado, escondido. Las fuerzas del mal

 

 

Contador de Visitas

contador

Av. Garcia León 215(Oe4-33) Ruiz de Castilla 593 2 3202759 / 3202193 / 3202265