Gobierno de facto de Micheletti, expulsa a los diplomáticos venezolanos de Honduras,

Argumentando intromisión de Hugo Chávez en nuestro país

Mabel Marquez / Via Campesina-Honduras

 

La crisis política en Honduras día a día se agudiza aún más. Las actuaciones del gobierno de facto de Micheletti, al margen de las leyes del país y de los convenios internacionales de los que es parte Honduras, continúan. Como para no perder la costumbre, hoy martes 21 de Julio, en horas del media día, circuló la notica por los diferentes medios nacionales e internacionales que el presidente de facto Micheletti dio un plazo de 72 horas para que los diplomáticos venezolanos abandonen el país; todo esto para continuar con la ola de represiones contra todos y todas las que están en contra de sus actuaciones.

Por su parte, Ariel Vargas primer secretario encargado de negocios de Venezuela, en una entrevista inmediatamente después de enterarse de lo ocurrido, dijo a los diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales: “nosotros no nos iremos de Honduras porque no reconocemos al gobierno de facto de Micheletti; al único que reconocemos es al presidente José Manuel Zelaya y por lo tanto permaneceremos aquí; además, estamos amparados por las condiciones diplomáticas y si nos pasa algo responsabilizamos al gobierno de facto de Micheletti.

La expulsión de los diplomáticos venezolanos estaba trascendiendo a través de los diferentes medios de comunicación, mientras se estaba desarrollando una concurrida protesta del Frente de Resistencia contra el Golpe, en Tegucigalpa, específicamente en las calles de una de las más grandes y populares colonias, como lo es la Kennedy, habitada por personas de clase media. Pudimos observar cómo muchos de estos pobladores salieron de sus viviendas, unos a observar y muchos de ellos se incorporaron a la protesta; así como también varios maestros y maestras tanto de escuelas como de colegios que se encontraban dando clases en esos momentos salieron de sus aulas con sus alumnos a saludar a las personas protestantes y a expresar su total apoyo a este movimiento. La marcha comenzó a eso de las 9:30 de la mañana y finalizó a la 1:00 de la tarde frente a la Universidad Pedagógica Francisco Morazán, donde los dirigentes sociales aprovecharon para hacer la invitación a las acciones del día de mañana en otro punto de la ciudad capital.

Rafael Alegría, coordinador de la Vía Campesina Centroamericana, luego de regresar de Costa Rica, donde ha estado participando activamente en las negociaciones como parte de la delegación del presidente Zelaya, expresó: "El presidente Oscar Arias pidió esas 72 horas de plazo para hacer gestiones y dialogar con otras personas para buscar la forma de encontrarle una salida política y pacífica y restituir al presidente Zelaya en el poder. El pueblo continúa en la lucha, para el caso, el paro nacional que tenemos programado para el Jueves y Viernes de esta semana, estamos seguros que será un gran impacto social y económico, ya que la economía del país se desarticula, día a día la situación es más crítica. Pero la presión social continúa, no hay duda que se necesita que los golpistas reflexionen para encontrar una salida a este conflicto político. El pueblo hondureño es la base, no son los grupos como los empresarios, políticos y los conservadores reaccionarios de ultraderecha; los golpistas cada día se debilitan más y por el contrario el pueblo cada día que pasa se fortalece. La comunidad internacional se mantiene también solidaria y firme; pero esto no nos garantiza que el pueblo no se desborde y pueda mantenerse en paz sin que se dé una confrontación violenta en el país”, apuntó.

Hilario Espinoza Secretario General de la Confederación de Trabajadores de Honduras (CTH), dijo: “a 24 días de resistencia en las calles seguimos firme por que estamos seguros que ganaremos esta batalla, porque la razón nos asiste al pueblo. En el transcurso de estos días, organizaremos las acciones para el jueves y viernes Como CTH, contamos con unos 50 mil afiliados en todo el país que están dispuestos a apoyarnos en las diferentes actividades que realicemos los movimientos sociales. Cuando nuestro presidente Zelaya venga al país, reuniremos la mayor cantidad de personas posible y lo llevaremos a casa presidencial para que termine su periodo. Al pueblo hondureño consciente le invito que no tenga miedo y que salgan de sus casas y se unan a las protestas que estamos realizando los sectores sociales, por que debemos estar claros que lo que estamos defendiendo es el respeto a la constitución y al Estado de Derecho,” concluyó Espinoza.

¡El pueblo se Moviliza, hacia su liberación!

Zelaya no se rinde, el pueblo no se calla

 

- Mabel Marquez (Comunicaciones Vía Campesina en Honduras)