SOLIDARIDAD CON LOS PUEBLOS, AMAZONAS PERÚ.

 Medellín Junio 14/09

 

Con profundo dolor recibimos a diario las noticias que llegan de nuestro hermano país Perú, frente a esta revuelta que se ha desatado entre los indígenas amazónicos y el gobierno nacional. 

Nosotras las misioneras Lauritas, presentes por opción y por carisma en muchos territorios indígenas de América Latina, sentamos nuestra voz de protesta contra este genocidio que evidencia una vez más la intolerancia que se desata en los hombres, cuando segados por la ambición reprimen violentamente  la protesta de los pueblos  que legítimamente reclaman y defienden sus derechos ancestrales sobre el territorio. 

Sabemos que existen intereses grandes del capital frente la explotación de los recursos naturales que por siglos los pueblos indígenas han conservado, viendo en ellos no un medio comercial sino un elemento básico de su vida ofrecido por la madre tierra para el usufructo racional y no para la explotación indiscriminada a satisfacción de la acumulación del capital.

Por eso, en nombre de Jesús y de su evangelio en el que nos ha dicho que “ha venido para darnos vida y vida en abundancia” (Jn. 10, 10), rechazamos categóricamente estos hechos sangrientos que han cobrado ya muchas víctimas entre las partes.

Estamos convencidas que la lucha de los pueblos es un legítimo derecho consagrado en todas las constituciones nacionales y en el derecho internacional y que la represión de ese derecho genera violencia incalculable que no lleva a ninguna solución, por el contrario, hace cada vez más cruenta la discordia.

No podemos negar que los indígenas luchan por una causa justa, que para ellos el territorio es mucho más que un pedazo de tierra en el que se vive, es ante todo su madre y su casa, y ¿quién no defiende su madre o su casa cuando las ve en peligro?

Hacemos pues un llamado a la tolerancia y al diálogo justo y equilibrado en igualdad de condiciones entre las partes, como único medio para dirimir en los conflictos; que se escuche la posición de los pueblos de la Amazonía peruana y se encuentren, desde la ley, la justicia y la razón, la pronta y sabia solución de estos problemas.

Fraternalmente

 

Hnas Misioneras Lauritas

Casa General - Medellín