Iniciativa ITT no captó ni el 1% de lo previsto

Las contribuciones para financiar la iniciativa Yasuní Ishpingo-Tambococha-Tiputini (ITT) llegan a USD 36 993 496. Así lo informó anteayer María Fernanda Espinosa, ministra coordinadora de Patrimonio, durante la ceremonia de “rendición de cuentas” sobre los avances de la Iniciativa.

Las reservas de crudo en el sector amazónico Yasuní-ITT se estiman en USD 7 000 millones, pero Ecuador está dispuesto a sacrificar la mitad de ese monto (3 600 millones). Pero la contribución de la comunidad internacional, para evitar la emisión de 400 millones de toneladas de dióxido de carbono, no llega ni al 1% de lo previsto.

La Ministra añadió que se han registrado avances en las negociaciones con varios países como Alemania, España, Noruega, Italia, Portugal, Perú, Emiratos Árabes Unidos y gobiernos regionales que estarían evaluando eventuales contribuciones.

En este acto se destacó la promoción del proyecto a través de foros desarrollados en distintas partes del mundo.

Entre los países aportantes están: Italia (USD 35 millones), España (1 340 000), el Gobierno local belga de Valón (402 000) y Chile (USD 100 000).

Para llevar adelante la iniciativa se han invertido USD 732 452, principalmente en promoción y difusión mundial, capacitación de personal y otros gastos.

La recolección de las contribuciones empezó en agosto del 2010, cuando se conformó un fideicomiso internacional con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Espinosa calificó a la iniciativa ITT como una “propuesta revolucionaria”, de la cual ya dejó de ser su representante.

Ahora, los acercamientos con gobiernos extranjeros estarán a cargo de la empresaria Ivonne Baki, quien fue designada jefa del equipo negociador de la Iniciativa.

En los últimos días, el presidente Correa se mostró decepcionado porque no se han conseguido recursos suficientes para cumplir la meta de USD 100 millones hasta diciembre y advirtió que si no se logra explotará la reserva. “Lo que se ha recogido es menos de 40 millones, pero la mayoría de eso es canje de deuda con Italia. Ha habido transferencias de dos millones, lo cual es muy decepcionante”, expresó.