Comunicado de la Comunidad de Migrantes Ecuador

En el año 2000 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, teniendo en cuenta que existe un importante número de inmigrantes en el mundo, y que ese número continúa incrementándose, proclamó al 18 de diciembre como el Día Internacional del Migrante, en relación a la fecha en que la ONU había adoptado la Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares (resolución 45/158/1990).

A pesar de este compromiso internacional que los países firmantes se obligaron a cumplir, son pocos los avances concretos, en muchos países, incluido Ecuador, persisten las prácticas sociales y legales que fomentan la criminalización de la migración y la violación de los derechos humanos de las personas migrantes, refugiadas y desplazadas.

Todos los días constatamos la situación de indefensión de las personas víctimas de trata y tráfico. Se ha complicado la situación de vulnerabilidad de niñas, niños y adolescentes de las familias en situación de migración, desplazamiento y refugio. El derecho a la libre movilidad de las personas no sólo no se cumple, sino que se ha incrementado la persecución y criminalización de la migración, etiquetándola como causa del incremento de la violencia, delincuencia, desempleo, baja cobertura y calidad de los servicios públicos, entre muchos problemas sociales.

Ecuador, país que tradicionalmente ha 'exportado' millones de personas hacia Europa y Norte América, se ha convertido, hoy en día en un país de tránsito, recepción y retorno de un creciente número de personas migrantes, refugiadas y desplazadas de sus comunidades de origen. El gobierno ecuatoriano ha sido incapaz de comprender y asumir la complejidad de esta nueva realidad, pretendiendo ocultar con programas asistencialistas y clientelares, la falta de políticas públicas y voluntad política.

Las razones y condiciones en que las personas abandonamos nuestro país de origen son muy distintas, por lo que formamos un colectivo diverso en el que encontramos: trabajadores y trabajadoras migrantes, población refugiada, demandantes de asilo, desplazados por la violencia, desastres naturales, cambio climático y recientemente por la ejecución de megaproyectos.

Sin embargo, podemos identificar una situación recurrente: la exclusión social y económica que impide la realización de su proyecto de vida.

Nunca es fácil abandonar nuestro país de origen, nuestro hogar, nuestra gente; menos si encontramos dificultades en el país receptor a causa de nuestras diferencias de idioma, costumbres y cultura, así como dificultades económicas y sociales, así como manifestaciones de racismo, xenofobia y otras formas de discriminación.

La proclamación del día 18 de diciembre como Día Internacional de la población migrante, es un reconocimiento simbólico a la enorme contribución de nuestro colectivo al avance económico, social y cultural de los países de origen y destino de las migraciones.

Luis Sánchez

COMUNIDAD DE MIGRANTES ECUADOR

 

Más información:

http://www.migrantesecuador.org

E-correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Chat: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Chat: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Chat: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Skype: migrantes.ecuador