MENSAJE DE LOS CAMINANTES 2010

1- Lo que hemos vivido

a) NOS SENTIMOS AGRADECIDOS

El grupo de personas que hemos participado en la “Caminata 2010, con Alejandro e Inés… “porque existen y quieren vivir”…, estamos profundamente agradecidos al Dios de la vida, por el regalo tan inmenso de la naturaleza manifestada en los embrujantes nevados y montañas, la diversidad del páramo, la mansedumbre del agua, la torrencialidad de  ríos y cascadas, la dulzura y caricia de los vientos... Hemos gozado con el verdor de la selva y la espesura de los barrancos y quebradas; hemos caminado al son del sol y bajo la lluvia…

Damos gracias por las personas y comunidades que nos han acogido, nos han bridando su casa, su comida y su fe; gracias por habernos hecho sentir a un Dios providente y cuidador a través de la solidaridad, que se ha manifestado de manera especial en los enfermos y la gente que lucha por la vida, en medio del dolor y la precariedad.

Nos ha enriquecido el testimonio de la gente que conoció personalmente a Alejandro e Inés, así como su experiencia de entrega, conflicto y martirio.

b) NOS SENTIMOS INDIGNADOS

Nos ha llenado de indignación ver grandes camiones transportando el saqueo de la selva, ¿dónde quedó la veda de la madera?

Nos ha preocupado ver la cantidad de vehículos con tubos para la extracción del petróleo, con una voracidad sin tregua.

Nos ha afectado ver la remediación de los derrames. Cuando termine el petróleo nos va a quedar una Amazonía con árboles, ríos y selva contaminados y mucha gente enferma.

c) NOS SENTIMOS DESAFIADOS

En medio de tanta destrucción vimos el signo del Parque Turístico Nueva Loja”; animamos a defenderlo y que la ciudadanía cuide de él.

Los caminantes nos hemos sensibilizado con el respeto a la vida humana y a la naturaleza y queremos poner fin a tanta depredación, viviendo en hermandad y respeto de toda la vida.

Tenemos la firme decisión de cuidar y defender la vida de los pueblos en aislamiento voluntario, tagaeri y taromenani, “porque existen y quieren vivir”…con Alejandro Labaka e Inés Arango que dieron la vida por estos pueblos. Constatamos que hoy están más asediados y en peligro de extinción que hace 23 años. Y vemos que el Estado no llega a garantizar el derecho a la vida de estos pueblos, ni el respeto a su zona intangible.

Vemos que es necesario respetar los acuerdos entre las comunidades y las petroleras, tanto en las remediaciones como en las compensaciones, fortaleciendo la unidad entre las comunidades.

2. Lo que pedimos

Los caminantes pedimos al Gobierno, a la Iglesia y a la Ciudadanía:

  • Apoyar la propuesta de dejar el petróleo del ITT “bajo tierra”, y que el gobierno la cumpla de manera efectiva.
  • Que se respeten y desarrollen los derechos de los “pueblos en aislamiento voluntario”, garantizados en la Constitución de la República, así como la aplicación de las medidas cuatelares, de manera real y efectiva.
  • Que el estado provea los medios suficientes para una vida digna de los pueblos no contactados, y se apliquen políticas concretas de justicia social y compensaciones para todas las poblaciones de la zona waorani, tagaeri, taromenani, shuar, secoya-cofán, quichua y colona.
  • Que se saquen a la madereras y petroleras del parque Yasuní,  respetando la ley, que prohíbe cualquier actividad extractiva a perpetuidad.
  • Que se paralice la presencia petrolera en Armadillo, zona colindante al Parque, para no poner en peligro la vida de los taromeni, tagaeri, colonos y trabajadores petroleros.
  • Que se paralice la tala y la comercialización indiscriminada de los bosques ancestrales y se apoyen estrategias de defensa de la naturaleza.
  • Que se pongan fin a los derrames de crudo, “aguas de formación” y quema de gas.
  • Que se sancionen a todos los que realicen actividades ilegales dentro del parque y de la zona intangible.
  • Que se celebre el “Año de la Biodiversidad” con políticas y acciones en defensa de la vida de la Amazonía.

3. A lo que nos comprometemos

1. Crear, animar y participar activamente en los grupos de Amigos de Alejandro e Inés en todo el Ecuador y fuera de él:

  • Para vivir el mismo espíritu de fe, misión y defensa de la vida y de las minorías, al estilo de Alejandro e Inés.
  • Para realizar campañas que nos ayuden a cambiar nuestros hábitos consumistas, y nuestra vida sea más justa, ecológica, fraterna y sostenible en el manejo de los recursos.
  • Para promover la unidad y organización de las comunidades y de las personas que están vinculadas a estos objetivos de defensa de la vida y los derechos de los pueblos “no contactados”.
  • Para mantener los “Encuentros de los 21 de cada mes” en las ciudad donde vivimos, con la reflexión, oración y manifestación de la defensa de la vida y de los pueblos no contactados
  • Para compartir “misiones” en las poblaciones por donde pasa la Caminata y animar la vocación misionera al estilo de Alejandro e Inés
  • Para dar seguimiento a este “Mensaje 2010· y preparar la quinta edición de la Caminata para el año 2011.

2. Promover y participar en veedurías ciudadanas y coordinar con entidades en defensa de la vida, contra la explotación maderera y petrolera, para que se cumplan las medidas cautelares y la consulta previa a las comunidades afectadas.


Con Alejandro e Inés… ¡ a defender la vida ¡

La selva no se vende…¡ se ama y se defiende!