JUNTA DIRECTIVA CLAR – BRASILIA - MARZO 22

Hoy fue un día de intenso trabajo. Iniciamos a las 7 de la mañana con la Eucaristía presidida por Monseñor Dimas Lara Barbosa, Secretario de la CNBB y animada por las Conferencias Nacionales de la Región Bolivariana.

Después del desayuno, recibimos el saludo de Monseñor Raymundo Damasceno, Presidente del CELAM quien invitó a la CLAR a escuchar el clamor de Haití y de otras realidades del Continente como Discípulos Misioneros. Hace una invitación a un trabajo conjunto con el CELAM a la hora de responder a las necesidades de Haití.

LA H. María Eugenia Ramírez, RA y el P. Marcelo Pomar, CSsR, invitan a la Asamblea a hacer síntesis de las propuestas compartidas en los grupos sobre las posibles respuestas para Haití y el P. Gabriel Naranjo nos orienta en un recorrido rápido por el Plan Global en lo que respecta a este mismo tema, en él hay nueve (9) referencias a Haití. La fuerza de la solidaridad radica en las Conferencias Nacionales. Algunas Conferencias Nacionales comparten sus acciones particulares más allá de la ayuda de emergencia.

El resto de la mañana fue dedicado a los informes de la Presidencia y del Secretariado y a una presentación general de los caminos recorridos por la CLAR en los últimos años, como preámbulo a la presentación del PLAN GLOBAL para este trienio.

En la tarde se trabajó sobre el Plan Global en dos momentos significativos. En un primer momento y por regiones se hizo memoria de los escenarios y sujetos emergentes trabajados en la Asamblea del 2009 y desde ellos los desafíos de la CLAR; en este momento contamos con la iluminación del P. Pedro Jubinville, CSSp quien hizo una breve reflexión sobre “Sujetos emergentes”. La palabra sujetos nos hace caer en la cuenta de que ante todo se trata de personas con dignidad, esto nos lleva al respeto y a la escucha, se trata de personas que tienen necesidades, anhelos, sueños… que necesitan ser escuchados. Tenemos que preguntarnos: ¿qué dicen, qué hacen, qué necesitan? Tienen una historia que contar, el gran reto como Vida Religiosa es aprender a callar, escuchar y moderar el protagonismo.

En un segundo momento hubo una iluminación bíblica sobre el Horizonte Inspirador animado por las Hermanas: Lucia Weiler, IDP y María del Carmen Bracamontes, OSB. Ellas nos devolvieron a los iconos elegidos en la Asamblea General: “De la Sirofenicia a la Transfiguración”. Fue un momento muy intenso de vibrar con su significado, una invitación a acoger la novedad de Cristo que se abre a lo diferente movido por la compasión y siendo confirmado por la Voz del Padre.

Acabamos el día con la presentación de la Ir. Marian Ambrosio, DP, Presidenta de la Conferencia de Brasil, quien nos prepara para la salida que tendremos mañana con el fin de visitar la sede de la Conferencia en Brasilia y conocer algunos espacios de esta hermosa y joven ciudad.

 

H. Luz Marina Valencia stj. CRC

P. Carlos Rodríguez, ofm. CRP