La Iglesia de München y Ecuador afianzan Cooperación Fraterna.

Luego de realizar un breve recorrido por el centro histórico de Quito y visitar varias iglesias Monseñor Reinhard Marx, Arzobispo de München y  Freising (Alemania) y Mons. Antonio Arregui, Arzobispo de Guayaquil y Presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana,  firmaron una carta de intensión para dar impulso y estabilidad al Programa de Ayuda Fraterna que mantiene la Iglesia de München y Freising con nuestro país.

La firma del documento se realizó en el marco de un especial acto académico en la sala capitular de la Catedral, que contó con la presencia de los Obispos del país reunidos en Asamblea. Mons. Raúl Vela Chiriboga, Arzobispo de Quito Primado del Ecuador, agradeció a Mons. Reinhard Marx su visita que constituye “es un testimonio de afecto y fraternidad y estrecha los vínculos de amistad y caridad entre München y  Ecuador”.

A nombre del Episcopado Ecuatoriano, Mons. Antonio Arregui dio la bienvenida a Mons. Reinhard Marx, quien dijo “la cabeza de una Iglesia que desde sus antecesores –entre los que se encuentra el Papa Benedicto XVI-,  tiene establecida una relación de fraternidad que ha dejado profunda huella en nuestra Iglesia. Una relación fraterna que es también una comunidad en oración, marcada por la amistad y mutua confianza”.

Durante el discurso de acogida Mons. Julio ´Terán Dutari, Obispo de Ibarra, recordó los momentos más destacados de los casi 50 años de Cooperación Fraterna entre  la Iglesia de München y Ecuador; que comenzó durante el Concilio Vaticano II por gestión del recordado Mons. Bernardino Echeverría Ruiz entonces Obispo de Ambato, el Arzobispo de Múnich, Cardenal Julius Doepfner, uno de los impulsores y moderadores del Concilio, y posteriormente por el Cardenal Pablo Muñoz Vega. “El espíritu universalista y de comunión fraterna despertado por el Concilio Vaticano II fue el ambiente providencial para establecer así la hermandad entre nuestras Iglesias particulares, la de la Arquidiócesis de München y Freisin y las que componen la Conferencia Episcopal Ecuatoriana” dijo Mons. Julio Terán, quien también hizo mención especial de cada uno de los representantes de la  Arquidiócesis de Munich en el Ecuador.

Mons. Reinhard Marx agradeció la acogida y el hecho de ser recibido por el episcopado en pleno; destacó el sentido de la colaboración fraterna y señaló: “es necesario dar a esta ayuda un impulso, mediante un acuerdo que sea vinculante con nuestros sucesores y dé estabilidad a esta colaboración. En el 2012 celebraremos 50 años, es conveniente entonces evaluar y ver hacia el futuro para afianzar logros y corregir lo que haga falta (…) para seguir llevando  adelante este esfuerzo. Antes de finalizar su intervención, hizo entrega de los nombramientos a los nuevos representantes de la Iglesia de Munich en Ecuador: el P. Martín Schalchtbaver y el Sr. Alexander Sitter.

El día de mañana Mons. Reinhard Marx comenzará su recorrido por: Cuenca, Guayaquil, Machala, Portoviejo, Babahoyo, Santo Domingo, Tena, Puyo, Ambato e Ibarra para conocer algunas de las obras sociales que se realizan con el apoyo del Programa de Ayuda Fraterna de München y Freising. Su permanencia, en el país se prolongará hasta el viernes 11 de septiembre.

Oficina de Prensa de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana