Culminó la cuarta jornada nacional de la juventud

 

Bajo un sol intenso fue clausurada la IV Jornada Nacional de la Juventud en la Playa El Murciélago de Manta.

La Misa de envío fue presidida por el Arzobispo de Portoviejo, Mons. Lorenzo Voltolini, quien haciendo alusión a las lecturas del domingo XVIII del Tiempo Ordinario, manifestó a los jóvenes que los mandamientos no son unas imposiciones de un Dios que se goza viendo sufrir a su pueblo, sino son diez normas para vivir bien la libertad y así ser felices.

“Ustedes son jóvenes con los mismos deberes e ideales del Reino pero para llevar a otros el mensaje necesitan conversión. Si tu corazón aún no está limpio y los demás no te entienden , Jesús si te entiende”. Animó el prelado.

Previa a la Eucaristía, y con la presencia de la Notaria Dra. Elsy Cedeño, se realizó la rifa organizada por la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, para solventar parte de los gastos del encuentro. El número ganador fue el 59021.

Mons. Víctor Corral, Responsable de la Pastoral de los Jóvenes del Ecuador, agradeció a la Arquidiócesis de Portoviejo, y en particular a la Pastoral Juvenil de Manta por la organización, entrega y esfuerzo desplegado en los dos años de preparación de la Jornada. De igual manera, el Padre Andrés Drouet expresó su agradecimiento a todos quienes se unieron para hacer agradable la estadía de los jóvenes visitantes: A la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, a las empresas públicas y privadas, a las familias que acogieron a los chicos y chicas, a los voluntarios, etc.

La Misa fue celebrada sobre el mismo altar que el Papa Francisco utilizó en la Misa en el Parque de Los Samanes, como un gesto de cercanía del Santo Padre con los jóvenes.

Quito será sede de la próxima Jornada

Quito será la sede de la V Jornada Nacional de la Juventud que se realizará el 2017. Emocionados y con lágrimas en los ojos los organizadores entregaron la Cruz de los Jóvenes a los representantes de la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Quito, quienes fueron aplaudidos por todos los presentes.

Portoviejo, agosto 4 del 2015

 

CONFERENCIA EPISCOPAL ECUATORIANA

ARQUIDIÓCESIS DE PORTOVIEJO