MENSAJE FINAL

DEL TALLER DE COMISIONES DE LA CLAR

Entre viernes y domingo en La Habana - CUBA

VER FOTOS

En la ciudad del cacique Habahuanes, del apóstol José Martí y del pueblo cubano, la CLAR se encuentra para definir los procesos operativos que le permitan dinamizar y operativizar el Plan Global del trienio 2009-2012.

Al “ritmo de conga”, intercambiamos las religiosas y religiosos del continente con los presentes en Cuba, su historia y su presente; agudizamos la escucha ante múltiples clamores, venidos de nuevos escenarios; e intentamos poner en marcha procesos de respuesta a partir de los sujetos emergentes, contando con la vitalidad carismática y la fuerza inter-congregacional.

Con la presencia de la Presidencia y la participación de integrantes de las diversas Comisiones, volvimos al camino recorrido, haciendo memoria de los pasos dados en el trienio pasado en relación con la Vida Religiosa Afro e Indígena, con las Nuevas Generaciones y la Bioética, con la Vida Religiosa de Hermanos y la Inserta, así como la Inter-congregacionalidad.

Asumiendo los procesos, visualizamos el camino por recorrer, incorporando en el mismo la Amazonía y Haití, la Formación de Animadoras/es de Comunidades, el Carisma y Laicado, la Regionalización y el Cambio Sistémico y la Economía Solidaria.

Desde aquí comulgamos con la vivencia de la vida religiosa en Cuba, “sentimos crecer en nosotros la tolerancia por todo y por todos, la confianza que se abandona en Dios al asumir los riesgos de la misión, la esperanza como llamada de Dios a construir el futuro” (Documento “Nuestro caminar como Vida Religiosa en Cuba”), verdadera experiencia pascual vivida entre el dolor de la Cruz y la alegría de la Resurrección.

Para servir a la novedad del Reino de Dios en los mas variados contextos, debemos reconocer la Voz, el Rostro, la Casa y los Caminos de la Palabra; descubrir los signos de vida entre las corrientes de muerte; permanecer como María, en su advocación de la Caridad del Cobre, en fidelidad creativa y testimonial junto a los preferidos del Dios de la vida.

Para ello “necesitamos que dialoguen la profecía y la sabiduría, la mística y la ascética, la gratuidad y la eficacia del amor, la utopía y lo germinal, la mística de ojos cerrados y la mística de ojos abiertos” (Idem), la justicia y la piedad.

Agradecemos la acogida y acompañamiento de la Presidencia de la Conferencia Cubana de Religiosas y Religiosos (CONCUR) y el encuentro fraterno con la vida religiosa cubana, en el que pudimos compartir sus sueños, luces y sombras en un acto cultural muy significativo y cordial, realizado por las religiosas y los religiosos jóvenes.

Agradecemos también a Mons. Juan de Dios Hernández, SJ, Obispo Auxiliar de La Habana y delegado de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba para la Vida Religiosa, quien presidió la Eucaristía de apertura, contextualizándonos en la realidad que se vive a nivel social y eclesial en el país.

Acariciados por la “brisa suave” del Dios que pasa en nuestra historia y geografía, continuamos el camino entre el encuentro de Jesús con la siro-fenicia y la Transfiguración.

La Habana, Cuba, 26 de Septiembre de 2010

PARTICIPANTES EN EL TALLER DE COMISIONES DE LA CLAR

 

BLOG CLAR-BOLIVARIANA