Santiago, 13 septiembre 2016

H. Mercedes Casas y Presidencia de la CLAR Hermanas y Hermanos Presidentes de las Conferencias de Religiosas/os de América Latina y Caribe

 

Querida Mercedes, queridas Hermanas y Hermanos:

Les escribo a nombre de la Junta Directiva de CONFERRE, para comunicarles nuestra decisión de cerrar los programas de Formación de Formadoras/es y Año Jubilar de la Conferencia para el año 2017. Es algo que decidimos no sin dolor.

Reconocemos el buen nivel, la trayectoria y el gran aporte que han supuesto estos programas a lo largo del tiempo, no solo para nuestra Conferencia sino para la Vida Religiosa latinoamericana y caribeña, e incluso más allá. Y agradecemos la entrega y dedicación de las Hermanas y Hermanos que se han comprometido con su animación, desde la creación de los cursos.

Al mismo tiempo, vemos la poca demanda que actualmente están teniendo ambos programas, sobre todo aquí en Chile. Seguramente factores como la disminución de vocaciones, la reconfiguración de provincias integrando varios países, la gran cantidad de formadoras/es en ejercicio que ya han hecho el curso y el alto costo del programa, han incidido en esto. Sentimos que convendría buscar nuevas maneras de responder a las necesidades actuales de nuestras comunidades, preguntándonos por los contenidos, el modo de plantear los procesos, los tiempos, etc. Además, sabemos que existen otras ofertas en esta línea en América Latina. Algunas Conferencias continúan adelante con mucha demanda; otras, como nosotras/os, se vienen preguntando insistentemente por su continuidad.

Pensamos que una propuesta en esta línea, a largo plazo, podría provenir de la CLAR. Eso lo haría más sostenible en el tiempo –al menos pensando en conferencias más pequeñas, como la nuestra– y permitiría responder más finamente a las dinámicas que se vayan percibiendo con mayor fuerza en la VR de América Latina y Caribe. Se podrían recoger la experiencia y buenas prácticas en los distintos lugares y aunar esfuerzos en uno o pocos programas que sostengamos entre todas/os… ¿Nos animamos?

Confiando en el Espíritu, pidiéndole que nos haga sentir Su presencia y responder a ella con pasión y totalidad ahí donde vamos caminando, les hago llegar un abrazo fraterno.

Con afecto, en el Señor,

 

Marcela Sáenz, aci

Presidenta de Conferre