Asamblea General de la CLAR

Crónica del 18 de junio de 2012

Algunos con sueño, otros con la emoción de la novedad, muchos esperando algo que nos dé más vida y todos/as con el ánimo de participar, compartir, dialogar, buscar y … seguir nuestra “Hoja de Ruta” con la luz de la Palabra y con el sabor de la fraternidad latinoamericana y caribeña.

Ya estamos las delegaciones de 20 países, no han podido llegar de Panamá y Antillas. Hemos amanecido con la luz del Cotopaxi, la silueta tierna del Pichincha y un encuentro fuera del templo tras la Palabra de Dios, que acompañan los/as presidentes de cada país representado en esta Asamblea General.

Paolo Petry, presidente de la CLAR encabeza la procesión. Mons. Ricardo Antonio Tobón Restrepo, representante del CELAM, preside la Eucaristía. Radio María se hace testigo de nuestra celebración. Todos reflexionamos en torno a la actitud de Ajaz y de Jesús, entre la avaricia y la donación. Y la Palabra se hace Cuerpo y Sangre y nosotros/os queremos hacernos discípulos misioneros de la vida de Dios en nuestro mundo.

Tras el desayuno para 85 personas y los preparativos inmediatos, entre cables, proyectores, computadoras, extensiones, sillas por los pasillos y saludos… comenzamos la primera sesión de organización, para pasar a una linda mañana de integración con cantos, diálogos, reflexión, conocimiento o reconocimiento de los otros/as… Y pasó la mañana haciéndonos más hermanos/as…

La tarde estuvo surcada por una serie de informes de las Conferencias, Secretariado, Presidencia… y los ecos en los asistentes, que siempre nos hacen mirar con agradecimiento hacia la historia vivida y con mucha ilusión a los desafíos por afrontar, en comunión, con profetismo, marcados por las utopías y abiertos al mundo donde Dios habita.

En horas de la tarde, el presidente de la CLAR y la presidenta de la CER reciben fraternalmente, en el aeropuerto Marica lucre de Quito, al Cardenal Prefecto de la Sagrada Congregación de la Vida Consagrada, Institutos Seculares y Sociedades de Vida Apostólica Mons. Joao Braz de Aviz. Con algo de gripe y con mucha afabilidad y cercanía hemos podido compartir un viaje ameno hasta Bethania y un saludo afable y abierto en la Sala de Sesiones, como preámbulo de la conferencia y diálogo de mañana.

La lectio divina ha ayudado a recoger el día, ponerle serenidad y oración a lo vivido y mirar con los ojos de Dios lo que hemos estado vislumbrando en los diálogos y encuentros de esta primera jornada de la Asamblea.

Seguiremos informando…

FOTOS DE LA ASAMBLEA