VI ENCUENTRO DE SECRETARIAS Y SECRETARIOS

DE LAS CONFERENCIAS NACIONALES

Montevideo, Uruguay, 22 a 25 de agosto de 2011

 

 

MENSAJE FINAL

 

Secretarias y secretarios de 15 países de América Latina y El Caribe, hemos compartido la alegría, fraternidad, reflexión, desafíos y horizontes de las respectivas Conferencias Nacionales de Religiosas/os, en la casa de espiritualidad de las Hermanas Esclavas del Sagrado Corazón de Montevideo, Uruguay.

Constatamos que vivimos en época de cambio, estamos vislumbrando la luz mientras recorremos el túnel “donde la vida clama”, compartimos las realidades, sufrimientos y horizontes de nuestros respectivos países, y nos han dolido especialmente los escándalos eclesiales, violencia y femenicidios, migración y trata de personas, brecha de pobreza y exclusión, etc. Sentimos la necesidad de asumir los nuevos desafíos de la complejidad, volatilidad, polaridad, intercambio de bienes, diversidad, nuevos lenguajes… y tratamos de aprender a preguntarnos “con otros”, buscar nuevos mensajes, construir nuevos valores, reconocer la alteridad, acoger la novedad de las culturas juveniles y digitales, cuestionarnos sobre el poder eclesiástico y superar la orfandad para promover la conversión.

Frente a esta realidad, nos damos cuenta de que la solución no está en nuestras manos, pero sí la posibilidad de dar sentido a lo que vive nuestro pueblo, con la luz y “centralidad de la Palabra de Dios” que es voz, rostro, casa y camino de nuestra vida religiosa, a la vez que el gozo y dolor de la CLAR.

También hoy hacemos el mismo camino de Jesús desde Caná a Jerusalén, con las actitudes de la mujer que grita “ten compasión” y del Padre que nos urge “escúchenlo” entre los pobres, en nuestras comunidades, en los nuevos escenarios y con los sujetos emergentes que claman humanización y esperanza. Así, en “sinfonía” compuesta con diversidad y vitalidad desde la “fuente”, nuestra oración es escucha, nuestras opciones serán proféticas, los rostros son latinoamericanos y fraternos y se devolverá la centralidad de nuestra consagración a la Palabra de Dios.

Las secretarias y secretarios somos “la sangre de las conferencias”, pero la vida es de Dios y el clamor está, especialmente, en Haití que requiere un protagonismo propio, así como reconstruir su tejido social, un cambio sistémico y todo el apoyo solidario que puede dar la vida religiosa de nuestro continente. En este sentido, se puede ver luz y esperanza en las comunidades intercongregacionales de Brasil y Ecuador junto a los refugiados y quienes buscan sustentabilidad desde la pobreza. La CLAR sigue comprometida con esta causa de humanización y es quien articula la solidaridad continental.

El Plan Global de la CLAR para este trienio 2009-2012 se está realizando de diversas maneras, pero especialmente con los seminarios y congresos que ya se han celebrado y otros están en la agenda para convertirse en dinamizadores de nuestra vida religiosa y de los sueños de un mundo donde se viva con dignidad y en comunidad, al estilo trinitario, y que más tarde se socializarán a través de una publicación CLAR que llenará nuestras expectativas más que las bibliotecas.

Nos sentimos comprometidos/as para dar continuidad al camino recorrido y animar a los/as religiosos/as de nuestras respectivas conferencias en la búsqueda de novedad (cfr. Is 65,17), esperanza, vitalidad y compasión entre nosotros y con las personas y naturaleza de nuestro continente (cfr. Ap 21,1) que “gime con dolores de parto” (Rm 8,22) y quiere dar respuesta “a Dios donde la vida clama” con acciones concretas que desarrollaremos juntos y en cada Conferencia. Por eso, acordamos continuar el apoyo solidario a Haití, promover la revista CLAR, socializar los diversos seminarios propuestos, fortalecer los equipos interdisciplinares de reflexión y procurar la participar de secretarios/as en encuentros de la CLAR con presidentes/as de las conferencias.

Agradecemos a la Conferencia de religiosas/os de Uruguay por el cariño y servicio que nos ha dispensado en todos los días del encuentro y nos confiamos bajo la protección de Nuestra Señora de “Treinta y Tres”, patrona de Uruguay.

Montevideo 25 de agosto de 2011

ver fotos del encuentro

 

Comisión del Mensaje