MENSAJE FINAL

“Juntaron sus palabras y su pensamiento. Entonces se manifestó con claridad, mientras meditaban, que cuando amaneciera debía aparecer la persona…” (Popol Wuj. Libro Sagrado del pueblo K’iche’).

Desde estas palabras las/os religiosas/os indígenas y no indígenas, pertenecientes a los pueblos indígenas de la Región México y Centroamérica de la CLAR, nos sentimos convocados por el Corazón del Cielo y el Corazón de la Tierra en el país de la marimba y del quetzal: Guatemala. Fuimos acogidas/os por las Hermanas Esclavas del Sagrado Corazón y compartimos en esta comunidad del 23 al 25 de septiembre de 2011.

Durante los días de nuestro seminario nos acompañaron nuestros Nawales, según el calendario Maya: Kan, la presencia, la sabiduría y la fuerza de Dios; Keme, quien teje la historia y los caminos de nuestros pueblos; y Kiej, la protección y el cuidado de nuestros pueblos y de la Madre Naturaleza.

Abrimos nuestro Seminario invocando al Ajaw Kan, quien rige la vida del universo en este día, y saludamos a la humanidad representada en cada uno de los 6 caminos de nuestro altar. Al entrar en comunión con Ajaw y con nuestros pueblos, pedimos permiso para poder pisar tierra sagrada, que es la vida, la historia, las esperanzas y el caminar de la Vida Religiosa indígena de nuestra región y de los pueblos indígenas donde estamos presentes.

A partir de la convocatoria que la CLAR nos hizo, fuimos motivados con el lema: “Escuchemos la voz de Dios desde los gemidos de la Creación-Cosmos”, el cual se fue reflexionado, vivenciado, orado, escuchado y celebrado en distintos momentos del Seminario.

La riqueza de estos días en el compartir inter-congregacional, nos ha dado elementos para continuar la búsqueda iniciada, teniendo presente el objetivo propuesto: “Avanzar en el proceso ya iniciado de una Vida Religiosa con rostro, corazón y pensamiento indígena, en reciprocidad, interdependencia y apertura a lo intra e inter-relacional, cultural y cósmico”.

La animación del Seminario, ha sido llevada animada por personas con experiencias de acompañamiento de grupos indígenas e interculturales, laicas y religiosas. Nos nutrimos con las temáticas propuestas: “La identidad” y “cosmovisión sobre la persona y la creación, desde la espiritualidad indígena y cristiana”. Los temas reflexionados nos llevaron a confrontarnos personal y congregacionalmente, encontrando desafíos y luces para este caminar en medio de una realidad dentro de la Vida Religiosa Indígena.

Nuestra espiritualidad se ha renovado y enriquecido al vivir momentos de encuentro con nuestro Ajaw, Dios Madre y Padre, alrededor de nuestro altar y fuego sagrado. Cada uno escuchamos y acogimos a nuestro Nawal -la fuerza de Dios-, con la animación de nuestro guía espiritual Eduardo Chic.

El último día del Seminario, pedimos la fuerza y sabiduría de nuestro Dios para visualizar por dónde hay que seguir caminando, descubrir pasos concretos y propuestas a nivel congregacional, de países y de región. Deseamos asumir lo que ha surgido a nivel congregacional, que toca estructuras, relaciones comunitarias, riqueza intercultural, recreación de nuestros carismas, la autoridad que anima nuestro ser religioso, la formación inicial y permanente, así como nuestra presencia y proyectos de fundación en pueblos indígenas. Queremos unir también nuestra palabra, nuestras inquietudes, y nuestros sueños a nivel inter-congregacional para seguir avanzando.

Nuestros corazones se sienten agradecidos a nuestras/os abuelas/os y a nuestras comunidades religiosas por apoyarnos en esta experiencia, a la CLAR quien convocó y animó nuestra participación y de manera especial a la Conferencia de Religiosas/os de Guatemala, CONFREGUA, donde nos hemos sentido en casa.

Valoramos este espacio que cada una/o nos hemos dado, regresamos a nuestras comunidades y campos de misión con la tarea de continuar este proceso de identidad y de inter-relacionalidad, rescatando y enriqueciendo lo nuestro.

Ofrecemos a nuestro Creador y Formador esta búsqueda que estamos continuando.

Participantes del Seminario Regional de Vida Religiosa Indígena: México y Centroamérica.

Guatemala, a 25 de septiembre de 2011