Episcopado de América Latina reitera solidaridad con Haití

Dom, 07/25/2010 - 02:03

Los presidentes de las Conferencias Episcopales de América Latina y El Caribe ratificaron el espíritu solidario de la Iglesia latinoamericano con el pueblo de Haití, y anunciaron el inicio de una segunda fase de ayuda para su reconstrucción, luego de cumplirse ya seis meses del devastador terremoto del 12 de enero de 2010, que destruyó el país.

Tras una reunión mantenida el viernes 23 de julio, en Bogotá, Colombia, a solicitud de la Conferencia Episcopal de Haití, los presidentes de las Conferencias Episcopales reiteraron en el compromiso de continuar apoyando al pueblo y a la Iglesia de Haití en una segunda etapa de la reconstrucción. No "podemos olvidar a este país hermano, a quien una vez más manifestamos nuestra cercanía y solidaridad", dicen los obispos latinoamericanos en una declaración emitida al final del encuentro, en el que participó también el Presidente de la Conferencia Episcopal de Haití, Mons. Louis Kébreau, Arzobispo de Cap-Haitien.

Entre los compromisos asumidos, los presidentes de las CCEE decidieron mantenerse en permanente diálogo y transmitir la información oportuna y actualizada para continuar la promoción de ayuda humanitaria, para lo cual el CELAM será su interlocutor.

Entre las acciones concretas, decidieron "facilitar oportunidades para la formación de agentes: presbíteros, seminaristas y laicos. Sabemos que ellos están viviendo las limitaciones que el momento exige respondiendo en la fe a su vocación.

Así también se otorgarán "becas para seminaristas y para la formación permanente de sacerdotes".

En esta segunda etapa de reconstrucción, los presidentes de la CCEE decidieron "priorizar algunas intervenciones más urgentes y prever los recursos necesarios para la construcción de los seminarios, templos, centros de salud y centros de formación para laicos que los capacite para el liderazgo en el compromiso social de los católicos.

Reconocemos que la Iglesia que peregrina en Haití nos anima a caminar con esperanza para descubrir en este acontecimiento dramático y desafiante el plan de Dios, y crecer como Iglesia misionera en comunión", agregan.

El documento fue suscrito por Dom Raymundo Damasceno, Assis Arzobispo de Aparecida, Brasil y Presidente del CELAM; Monseñor Baltazar Enrique Porras Cardozo, Arzobispo de Mérida, Venezuela, y Primer Vicepresidente; Monseñor Andrés Stanovnik, OFM.Cap., Arzobispo de Corrientes, Argentina, y segundo Vicepresidente, y por Monseñor José Leopoldo González González, Obispo Auxiliar de Guadalajara, México, Secretario General del CELAM.