Comunicado de los frailes franciscanos en Honduras

Nuestro sentir y pensar como frailes menores franciscanos (ofm) en Honduras Con sentimientos de preocupación y a la vez de esperanza, nos dirigimos  a ustedes, pueblo noble, trabajador, humilde y profundo en su fe, que vive su compromiso con el Dios de la vida, en la realidad hondureña. Nos  preocupa  lo acontecido el día 28 de junio del 2009, que rompió con el orden constitucional y que ha generado consecuencias negativas que afectan profundamente al pueblo hondureño:

1-La polarización política e ideológica,  que está dividiendo las familias y las comunidades, que en muchos casos desemboca en violencia.

2-El desgaste económico y social en el que estamos y que está generando mayor empobrecimiento.

3-La violación de derecho humanos a  saber: La violación a la libertad de expresión y movilización, el uso excesivo de la fuerza y represión por parte de las instituciones de seguridad de estado hacia los manifestantes en oposición al golpe de estado; La incursión y exceso de fuerza por parte de los elementos de seguridad estatal en la Universidad Autónoma de Honduras; La represión directa hacia algunos medios de comunicación; La prolongación del toque de queda, especialmente en las zonas fronterizas con Nicaragua; La militarización de algunas ciudades; el acoso y falta de garantías para algunos líderes que están del movimiento social.

4-El evidente deterioro de la salud del pueblo hondureño

5-El irrespeto y calumnias hacia persona públicas.

6-La vulnerabilidad de los niños, las niñas y adolescentes, al no recibir clases de manera sistemática.

7-Las amenazas al Cardenal  Oscar Rodríguez.

8-La persecución a algunos sacerdotes de la Iglesia Católica que apoyan al pueblo organizado

9-La desinformación, manipulación y calumnias emitidas por los medios de comunicación, que en lugar de aportar a la opinión pública, agudizan la polarización y el conflicto.

10-La violencia que se ha generado en algunas manifestaciones. 

 

Como frailes menores franciscanos (ofm), que acompañamos al pueblo hondureño, presentes en diferentes diócesis,  queremos intensificar nuestro compromiso por la reconciliación, la justicia y la paz:

1-Promover acciones que lleven a fortalecer la reconciliación en la familia y la comunidad.

2-Apoyo y acompañamiento a las acciones que propicien el dialogo para la reconstrucción social

3-Exhortar a la apertura en la diversidad de pensamiento y tolerancia ideológica.

4-Fortalecer la formación de la Conciencia Crítica y solidaridad social.

5-Impulsar la formación y espiritualidad la Justicia, Paz e Integridad de la creación.

6-Apoyamos las iniciativas nacionales e internacionales que favorecen la restitución de la democracia y estado de derecho en Honduras.

7-Promover a la divulgación de los informes de los Organismos internacionales garantes de la Democracia, Derechos Humanos y desarrollo social.

8-A motivar y mantener la esperanza, creyendo en “Un cielo nuevo y una tierra nueva” (Apoc. 21, 1), donde surgen hombres y mujeres gestores de una sociedad solidaria, participativa, y comprometida por el bien  común y de la calidad de vida de las mayorías empobrecidas.

 

Concluimos con la bendición de San Francisco de Asís a todos los hombres y mujeres de buena voluntad: “El Señor les bendiga y les guarde,Les muestre su Rostro y tenga misericordia de ustedes,Les mire benignamente y les conceda su paz,El Señor les bendiga hermanos” Amén