Estimado P. Jesús:

Que la paz de Señor reine en su corazón, realizando las tareas propias en la CER con la fortaleza y la sabiduría de Dios.

El motivo del mensaje es para comunicar que, el pasado sábado 13 de junio, nuestra casa del postulantado fue objeto de robo. Entraron al edificio cuando se encontraba un joven aspirante. Como se puede imaginar hicieron todo tipo de destrozos y tomaron dinero, una computadora portátil, y otras cosas más. Nos llamó la atención que se llevaran muchos sobres membretados de la comunidad, el nombramiento de superior local a mi nombre (que expira este año), un cuaderno con las actas, en borrador, de nuestras reuniones o capítulos locales y otros dos cuadernos con escritos míos. Por otra parte, también hurtaron el CPU con toda una serie de datos y fotografías. Tememos, que puedan hacer uso de esta información (nuestros nombres, el sello de la Congregación, las fotografías, el oficio del Superior Provincial [modificando el texto según la intención], etc.), enviando cartas a determinadas comunidades, parroquias, colegios o incluso, a la Conferencia Episcopal Ecuatoriana o a la misma CER o la Arquidiócesis de Quito.

Por esta razón, le ruego que advierta a los religiosos/as que, en el caso de que reciban alguna carta o llamada a nombre de los pasionistas, que se cerciore poniéndiose en contacto con nosotros. No lo crean hasta verificarlo con los pasionistas. Te pido el favor que envíe este comunicado también a la Conferencia Episcopal así como a la Arquidiócesis de Quito. Usted conoce mejor las personas con quien hay que contactar y sus correos electrónicos. Nosostros vamos a reunirnos ahora para evaluar las pérdidas y organizarnos porque, de seguro, volverán de nuevo. El día del robo, yo me encontraba en Guayaquil. No pudieron llevarse todo el 'botín' pero ya conocen la casa, las cosas que hay en ella y, por supuesto, lo que debe traer para vencer cualquier obstáculo que encuentre en su camino.

Gracias por la lectura e interés de este mensaje. Pase la voz. Un abrazo fraterno,

 

P. Rafael Sánchez, cp.

DELEGADO DEL PROVINCIAL DE LOS PASIONISTAS DE ECUADOR Y PANAMÁ