VIDA RELIGIOSA
Congreso de la CER Manabí

Congreso de la CER Manabí

¿Qué nos dice y qué decimos?... sobre la corrupción

¿Qué nos dice y qué decimos?... sobre la corrupción

Solidaridad con las Misioneras Combonianas

Solidaridad con las Misioneras Combonianas

Fraternidad Misionera Verbum Dei

Fraternidad Misionera Verbum Dei

Reunión de presidentes/as regionales

Reunión de presidentes/as regionales

LITURGIA
Vivir perdonando (17 septimbre 2017)

Vivir perdonando (17 septimbre 2017)

Está entre nosotros (10 septiembre 2017)

Está entre nosotros (10 septiembre 2017)

Aprender a perder (3 septiembre 2017)

Aprender a perder (3 septiembre 2017)

Mujer, ¡qué grande es tu fe! (20 agosto 2017)

Mujer, ¡qué grande es tu fe! (20 agosto 2017)

En medio de la crisis (13 agosto 2017)

En medio de la crisis (13 agosto 2017)

GENERALES
Cuestionario para el Sínodo de jóvenes

Cuestionario para el Sínodo de jóvenes

6º Boletín de prensa de Caritas Ecuador

6º Boletín de prensa de Caritas Ecuador

Divulguemos la Encíclica Laudato Si

Divulguemos la Encíclica Laudato Si

Cambio climático: 12 claves de la cumbre de París

Cambio climático: 12 claves de la cumbre de París

Jornadas nacionales de Pastoral Social

Jornadas nacionales de Pastoral Social

NOTICER
Encuentro de AFICER 2017

Encuentro de AFICER 2017

Psicodrama aplicado a situaciones de crisis y recuperación emocional

Psicodrama aplicado a situaciones de crisis y recuperación emocional

Solidaridad con Perú

Solidaridad con Perú

Taller sobre Trata de personas

Taller sobre Trata de personas

Encuentros y celebraciones (2 febrero 2017)

Encuentros y celebraciones (2 febrero 2017)

AVISOS
Invitación a Retiro con el P. Luke Rodrigues sobre ecología

Invitación a Retiro con el P. Luke Rodrigues sobre ecología

Anudando (Espacio de Formación Integral de las Mujeres)

Talleres del Centro Bíblico Verbo Divino

Talleres del Centro Bíblico Verbo Divino

Las siete palabras de Cristo en la cruz

Las siete palabras de Cristo en la cruz

Seminario sobre logoterapia en el tratamiento de adicciones

Seminario sobre logoterapia en el tratamiento de adicciones

ECLESIAL
Abrirse a la posibilidad de perdonar

Abrirse a la posibilidad de perdonar

Ordenación episcopal  de Mons. Adalberto Jiménez

Ordenación episcopal de Mons. Adalberto Jiménez

Responder a los refugiados y migrantes

Responder a los refugiados y migrantes

Obispos del Ecuador ante la realidad del país

Obispos del Ecuador ante la realidad del país

Mons. Adalberto Jiménez, obispo de Aguarico

Mons. Adalberto Jiménez, obispo de Aguarico

MANDATO DE LA I CUMBRE CONTINENTAL DE MUJERES INDÍGENAS DE ABYA YALA

Las mujeres indígenas reunidas en  las tierras sagradas del Lago Titikaka después de dos días de debates, deliberaciones y siendo quienes aportamos al proceso histórico de transformación de nuestros pueblos con nuestras propuestas y acciones en las diferentes luchas gestadas desde los movimientos indígenas, elevamos nuestra voz en estos tiempos en que el vientre de Abya Yala está nuevamente con dolores de parto libertario, que engendrará el nuevo Pachakutik para el Buen Vivir del planeta.

Siendo las mujeres portadoras, trasmisoras de la identidad, generadoras y criadoras de la vida, ejes de las familias y la sociedad en complementariedad con los varones,  unimos nuestros vientres al vientre de la madre tierra para parir los nuevos tiempos, en la que en diversos países de Latinoamérica millones de empobrecidos por el sistema Neoliberal levantan su voz para decir BASTA  a la opresión, explotación y saqueo de nuestras riquezas, por lo que nos unimos a las luchas libertarias que han sido desplegadas a lo largo y ancho de nuestro continente.

Con el propósito de buscar alternativas para eliminar la injusticia, la discriminación y la violencia contra las mujeres, el machismo y volver a las formas de respeto mutuo y armónico en la vida planetaria, nos congregamos en esta Cumbre y unimos nuestros corazones, nuestras mentes, nuestras manos y nuestros vientres.

Considerando que las mujeres somos parte de la naturaleza y el macrocosmos, estamos llamadas a cuidarla y defenderla puesto que de ella se desprende nuestra historia milenaria y nuestra cultura que nos hacen ser lo que somos pueblos originarios bajo la protección y la guía espiritual de nuestros padres y abuelos que engendraron a todos los seres que habitan en este maravilloso planeta, mismo que unos pocos oligarcas e imperialistas pretenden plagarlo de muerte en nombre de su dios llamado codicia.

Por ello, ante la memoria de nuestros mártires, héroes, líderes y lideresas, presentamos a nuestros ayllus, a las comunidades y a los pueblos y nacionalidades del mundo las conclusiones de nuestros corazones rebeldes:

1.- COSMOVISIÓN E IDENTIDAD

Exigimos que nuestra cosmovisión no sea folcklorizada por parte de los Estados y las empresas privadas.

Respeto a nuestros lugares sagrados y la administración de los mismos desde nuestros pueblos.

El reconocimiento de nuestras autoridades ancestrales, así como la sabiduría que manejan en diferentes ámbitos: político, social, cultural, económico.

Para eliminar el machismo, el racismo y la discriminación, es importante retomar los valores de la cosmovisión de los pueblos cuyos principios fundamentales son:  complementariedad, dualidad, equilibrio, respeto y armonía.

Es importante pasar del discurso a la práctica de nuestros valores cosmogónicos, desde lo personal, lo familiar, lo comunitario y en nuestras organizaciones.

Rescatamos la cosmovisión indígena de los pueblos para mantener viva la espiritualidad y cultura.

La importancia de la reconstitución de la cosmovisión de los pueblos y nacionalidades indígenas.

2.- DERECHOS DE LAS MUJERES EN EL MARCO DE LOS DERECHOS COLECTIVOS

Los Instrumentos Internacionales como convenios, declaraciones, pactos entre otros, son instrumentos jurídicos que pueden y deben ser utilizados por los Pueblos Indígenas para salvaguardar nuestros derechos; las mujeres como gestoras de la vida debemos  estar suficientemente informadas sobre estos instrumentos para incorporarlos en las luchas de nuestros pueblos.

Teniendo claro que el convenio 169 de la OIT y la Declaración Universal de los Derechos  de los Pueblos Indígenas de las Naciones Unidas son instrumentos valiosos pero que no van a solucionar nuestros problemas por si mismos; por lo que debemos exigir a los estados implementar y adecuar estos instrumentos a las legislaciones de nuestros países.

Las mujeres indígenas no debemos permanecer pasivas en la implementación de políticas públicas de los Estados, debemos ser capaces de incidir en ellas y obligar a los Estados a consultarnos y darnos participación en todos los temas en los que se pongan en juego nuestros derechos.

Dar especial atención a los estados que no están cumpliendo con estos instrumentos y violan artículos diariamente, como es el caso del convenio de biodiversidad biológica que afecta a los territorios, tierras, agua, medio ambiente, forestación entre otros que afecta a todos los pueblos de los distintos Estados.

Lograr una mayor visibilización de los derechos de las mujeres en todos los espacios nacional e internacional.

Fortalecer los procesos de Formación  Política  de mujeres indígenas, para  garantizar su participación activa, critica, propositiva en el ejercicio de sus derechos de cara a la construcción de un nuevo paradigma: el buen vivir y estados plurinacionales.

PARTICIPACIÓN EN ESPACIOS DE TOMA DE DECISIONES

En base a los principios cosmogónicos y teniendo como premisa de que nuestras culturas son cuna de valores fundamentados en  la igualdad, el equilibrio, la armonía, reciprocidad y la complementariedad; y que las mujeres somos  testimonio de ello, y   reflejamos en todo momento transparencia, honradez, honestidad, verdad y vocación de servicio.

Las mujeres hemos ganado nuestros espacios, sin embargo, es necesario crear condiciones para que podamos tener una participación plena a nivel político, económico social, cultural en espacios de tomas de decisión.

ESTRATEGIAS Y MECANISMOS PARA FORTALECER LA PARTICIPACIÓN POLÍTICA DE LA MUJER

Las mujeres indígenas debemos fortalecer las alianzas y articulaciones  para   incidir y participar  en los espacios de toma de decisión: político, económico y social  en beneficio de la colectividad.

Es necesario trabajar en la recuperación y el fortalecimiento de la autoestima y de la identidad cultural para asumir nuestro derecho de actuar con capacidad de decisión.

Las mujeres y pueblos indígenas debemos revisar nuestras estructuras organizativas políticas ancestrales para la construcción del poder en el marco de los estados plurinacionales.

Incidir en la creación de políticas  públicas  direccionadas a mujeres, referidas a la lucha contra la pobreza: seguridad y soberanía alimentaria, educación con pertinencia cultural y respeto a la Madre Tierra.

Crear y fortalecer mecanismos de fiscalización y vigilancia de los recursos públicos y el quehacer de las autoridades en la toma de decisiones.

Exigir a los gobiernos locales y nacionales asignen presupuestos para fortalecer las instancias creadas para la defensa de los derechos de  las mujeres indígenas.

Impulsar la construcción de una nueva carta constitucional para la refundación de los Estados,  en los países que aún no existe, con la participación plena de los pueblos indígenas, en donde aun no están incorporados.

Generar espacios permanentes de análisis, debates y discusión donde surjan propuestas a partir de la realidad de las mujeres que garanticen el pleno goce de los derechos de las mujeres.

Impulsar microempresas  lideradas por mujeres que contribuyan a mejorar su economía familiar.

Estas iniciativas estarán impulsadas desde nuestras propias organizaciones de base y no de las ONGs. Para trabajar con agendas propias y no ajenas a nuestros principios y cosmovisiones.

Profundizar las tareas de sensibilización, concientización, elaboración de propuestas, leyes, aplicación de normas y derechos de los pueblos: realizando movilizaciones en el ámbito local, nacional e internacional, mediante la práctica de la solidaridad, reciprocidad y complementariedad

Promover reuniones, asambleas, talleres, encuentros, congresos que permitan  detectar nuestras fortalezas, debilidades y necesidades, derechos y deberes como pueblos indígenas originarios propendiendo a la consolidación  y el fortalecimiento de nuestras organizaciones.

Establecer  Alianzas Estratégicas con diferentes sectores afines de la sociedad tales como: organizaciones de mujeres mestizas, campesinas, afrodescendientes, urbanas, de trabajadoras del hogar,  movimientos ambientalistas, de sindicatos, entre otras.  Para ello debemos partir de nuestros principios y cosmovisión, salvaguardando nuestra autonomía como mujeres indígenas para:

a) Defender La Madre Tierra, territorios, autonomías, derechos y bienes naturales.

b) Lograr el posicionamiento colectivo de los pueblos indígenas y desafiar el sistema de dominación jerárquico, excluyente, impositivo, capitalista - neoliberal, patriarcal y destructor del planeta.

c) Poder intercambiar saberes con otros sectores para construir las bases de las sociedades plurinacionales por el Buen Vivir de los pueblos.

3.- MODELO DE DESARROLLO, IMPACTO DE LA GLOBALIZACION DESDE LA MIRADA DE LAS MUJERES

MUJER Y TERRITORIO

Fortalecer la participación de las mujeres en la toma de decisiones y estamentos del poder con un ejercicio dual y complementario respecto al territorio de los pueblos indígenas.

Respeto a los derechos colectivos de nuestros territorios, de nuestra Pachamama con sus bienes naturales de acuerdo a los usos y costumbres  de los pueblos y comunidades originarias, exigiendo el cumplimiento de  la resolución de las Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas y el Convenio 169 de la OIT, solidarizándonos con los pueblos hermanos que vienen luchando por el territorio en todo el continente.

Recuperar y rescatar nuestras tierras ancestrales productivas de  manos de los latifundistas y trasnacionales para los ayllus, las comunidades, los pueblos dentro de los cuales las mujeres debemos desarrollar nuestros saberes. 

Organizar y proponer políticas de desarrollo para un cambio inmediato y efectivo desde las bases de las comunidades y pueblos originarios,  unificando nuestras agendas y demandas a nivel regional, continental y mundial.

MUJER Y MIGRACIÓN

Impulsar el desarrollo de proyectos productivos con la participación de la comunidad promoviendo las prácticas culturales de intercambio que ayuden a disminuir la migración de nuestras hermanas y hermanos.

Que los Estados creen fuentes de empleo en condiciones dignas.

Llamar la atención a los Estados sobre el trato inhumano y denigrante que violan los derechos humanos y atentan contra la vida de los y las migrantes. Provocado por las políticas neoliberales.

MUJER Y BIODIVERSIDAD

 Exigir a los gobiernos del Abya Yala el reconocimiento a las formas naturales de relacionamiento con el agua de las comunidades, pueblos y naciones que la conciben como vida y no solo un recurso económico, mismas que deben ser reguladas por un consejo de cuencas creado por cada comunidad. 

Exigir a los gobiernos el respeto a los convenios internacionales sobre medio ambiente y que el beneficio sea directo para las comunidades y los pueblos.

Fortalecer la participación de las mujeres como actoras directas en la toma de decisiones en las políticas públicas de biodiversidad, Pachamama - Madre Naturaleza.

Priorizar el tema de biodiversidad y el respeto a la naturaleza en todos los espacios y niveles de discusiones nacionales e internacionales.

Generar fuentes de empleo a partir del agro recuperando nuestra identidad cultural, respetando los derechos colectivos y dando valor agregado a las materias primas en las comunidades.

No permitir que nuestros países se conviertan en basureros de los países industrializados. (juguetes de plástico, ropa usada, utensilios, autos que no sirven) reforzado con campañas de concientización y sensibilización a la población.

Rechazar las investigaciones que se realizan en nuestros territorios y el sistema de patentes. Los conocimientos son de propiedad intelectual de nuestras comunidades.

Combatir los cambios climáticos revalorizando y practicando nuestra cosmovisión ancestral, desde nuestras organizaciones y naciones originarias.

Construir una propuesta de turismo que redirecciones las políticas, garantizando la integridad ambiental, humana y cultural de los pueblos. 

MESA DE SOBERANÍA ALIMENTARIA

Impulsar la incorporación de las propuestas de los pueblos y nacionalidades indígenas en los espacios de discusión, construcción y definición  de las políticas alimentarias de los países.

Demandamos  un ejercicio consecuente de todos y todas para  valorar nuestros alimentos, consumir lo nuestro, comercializar directamente nuestros productos sin intermediarios, utilizar nuestros abonos orgánicos  para impedir que los agroquímicos dañen nuestra salud y nuestros alimentos, practicar la soberanía alimentaria, impedir que en las regiones y en nuestros pueblos entren los agroquímicos y biocombustibles, conservar nuestras semillas y nuestra biodiversidad como un ejercicio anti hegemónico frente a un poder que nos secuestra la primera de las soberanías es la producir el propio alimento.

Impulsar alianzas con las diferentes regiones y pueblos para realizar ferias de intercambio de semillas y alimentos tradicionales. 

4.- MUJER, VIOLENCIA, DISCRIMINACIÓN Y RACISMO

Cumplimiento del convenio 169 de la OIT, que garantiza el derecho al trabajo en iguales condiciones entre hombres y mujeres.

Que los Estados implementen la educación bilingüe e intercultural para mujeres y hombres, que disminuya la discriminación y racismo.

Cesen las violaciones de los derechos humanos por parte de los Estados  de turno contra los pueblos indígenas donde las más afectados son las mujeres que en algunos países se les pone en condicione de esclavitud y solicitamos que esta CUMBRE se pronuncie mediante una resolución en rechazo a las violaciones de los derechos de las mujeres.

Exigencia del cumplimiento de los instrumentos internacionales y mecanismos de protección por parte de los Estados hacia nuestros pueblos indígenas.

Reparación integral de las víctimas del conflicto armado y otros actos que afectan a las familias y pueblos indígenas, como la agresión de multinacionales y trasnacionales.

Prohibir a los almacenes la venta de juguetes bélicos que promueven la violencia generalizada.

5.- COMUNICACIÓN

Que los proyectos de comunicación colectivos tengan un componente de auto-sostenibilidad para que sean independientes de los Estados y de las agencias de cooperación.

Promover la formación de recursos humanos, con énfasis a mujeres, a nuevas tecnologías de comunicación.

Motivar y sensibilizar en todas las organizaciones la necesidad de contar con una estrategia de comunicación de acción social política-

Promover una coordinación entre pueblos originarios y medios de comunicación para mantener una comunicación activa con  equidad, igualdad y complementariedad.

Creación de un directorio de organizaciones de mujeres para la activa comunicación.

Exigir las frecuencias radiales a los Estados.

 

 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

RESOLUCIONES Y ACUERDOS

Construir una agenda continental en la que refleje la defensa de los derechos colectivos y derechos humanos de las mujeres indígenas y dar seguimiento a los mandatos emanados de la I Cumbre Continental de  Mujeres  Indígenas.

Constituir la Coordinadora Continental de las Mujeres Indígenas de Abya Yala, para defender la Madre Tierra; fortalecer nuestras  organizaciones, impulsar propuestas de Formación Política y generar espacios de intercambio de experiencias en distintos ámbitos, económico, político, social cultural entre otros. Asimismo, será el ente representativo y referencial de las mujeres de Abya Yala, ante todos los organismos nacionales e internacionales.

Exhortamos a los Organismos Internacionales la reforma de los Instrumentos relacionados a Pueblos Indígenas, de manera que se incorpore los derechos de las mujeres.  Asimismo, presentar informes alternativos de los avances y cumplimiento de los mismos.

Nos solidarizamos y respaldamos las luchas de los pueblos amazónicos del Perú y demandamos al gobierno del Perú, de manera inmediata, derogar todas las leyes y decretos que atentan contra los Derechos Territoriales de los Pueblos Indígenas de la Amazonía, y al mismo tiempo exigimos que se derogue el estado de emergencia en los departamentos en donde se ha decretado.

Manifestamos toda la solidaridad y apoyo al gobierno del presidente Evo Morales.

Respaldamos la Minga de Resistencia emprendida por los Pueblos Indígenas de Colombia y condenamos los actos de genocidio y exterminio en contra del Movimiento Indígena Colombiano y de otros países.

Rechazamos enérgicamente la persecución de la protesta social y la represión oficial a las manifestaciones y acciones de defensa de los derechos de los territorios y de la vida de los pueblos indígenas.

Exigimos a los Estados nacionales una verdadera reforma agraria integral, que garantice la tierra para conservar la soberanía alimentaria.

Que los Estados crean instancias y políticas de atención y defensa de las y los migrantes, tomando en cuenta la diversidad cultural.

Demandamos al Estado que se declare inembargables, inalienables e inajenables nuestras tierras y territorios, exigiendo la titulación respectiva.

Apoyamos la instauración del Tribunal de Justicia Climática para exigir a los países desarrollados y a las empresas transnacionales para reparar y no dañar la biodiversidad de la Pachamama. 

Rechazamos los biocombustibles porque empobrecen la tierra y ponen en riesgo  la soberanía alimentaria y toda la vida del ecosistema natural.

Demandamos la despenalización del cultivo de la hoja sagrada de COCA.

Que cese el genocidio y el etnocidio, que afectan especialmente a nuestros pueblos indígenas, perpetrados por militares, paramilitares y otros actores, que agreden, intimidan y violan los derechos de nuestros pueblos en todos los países. Las mujeres de la I Cumbre Continental de Mujeres Indígenas, no queremos más viudas, más huérfanos.  Luchamos por la paz, por la vida y por la dignidad del mundo. 

Detener la violencia implementada por parte de: militares y multinacionales, trasnacionales y algunas ongs, que generan divisiones al interior de nuestras comunidades, especialmente en las mujeres. Esto trae consigo  diferentes tipos de violencia; física, psicológica, sexual, política, económica, simbólica, institucional, entre otras. 

Libertad de mujeres y hombres que se encuentran detenidos en cárceles militares y civiles por su luchan en defensa de la Madre Tierra y Territorios y defensa de los derechos colectivos de los pueblos indígenas, como en el caso de Leonard Peltier, condenado a cadena perpetua en cárceles de los Estados Unidos. 

Exigimos el retiro inmediato de las empresas extranjeras multinacionales que se encuentran en nuestros territorios y que están explotando nuestra madre tierra y deteriorando el ecosistema ambiental.

Las mujeres indígenas de Abya Yala, exigimos al gobierno de Allan García, no dar asilo político a personas violadoras de derechos humanos, como en el caso de los ex ministros de Gonzalo Sánchez de Losada.

La I Cumbre Continental de Mujeres Indígenas decide que la II Cumbre se realizará en Bolivia en el marco de la V Cumbre Continental de los Pueblos y Nacionalidades Indígenas.

Dar seguimiento de la implementación de la declaración de los derechos de los pueblos indígenas de las Naciones Unidas en los diferentes países, en especial a los temas que correspondan a las  mujeres indígenas.

Impulsamos la movilización continental en defensa de la Madre Tierra a ser realizada el 12 de octubre.

 

“He andado por todos los lugares, pero jamás he negociado con la sangre de mi pueblo”

Transito Amaguaña

 

Puno, Perú, 27 y 28 de mayo 2009.

contador

Av. Garcia León 215(Oe4-33) Ruiz de Castilla 593 2 3202759 / 3202193 / 3202265