Llegada a Puerto Príncipe

Somos las hermanas de la CIM. Llegamos sin novedad y estamos muy bien, con un rico calor y acogidas por los hermanos filósofos y teólogos de San Viator. Estuvo para recogernos en el aeropuerto el hno. Eli, muy amable.

Hemos orado un momento en la capillita dando gracias a Dios por estar ya en Haití. Ya hemos contemplado un poquito el estado de Puerto Príncipe, mientras veníamos desde el aeropuerto a casa.

Ya le hemos pedido que alguien de casa vaya mañana a recibir a María Eugenia. Los estudiantes no podrán porque van a clases al seminario.

Por favor, Padre Jesús, envía este mensaje a nuestras comunidades que esperan noticias.

Saludos para todos/as.

Cecilia

 


Buenas tardes P. Jesús:

Con la bendición de Dios hemos llegado a Puerto Príncipe sin ningún contratiempo. Aterrizamos a las 14h00. Esperamos un poco en el aeropuerto, luego llamamos al Padre Andrè Paul y una media hora más tarde llegó alguien a recogernos en una furgoneta. Ya estamos instaladas en un convento de hermanos. Es una casa nueva, con un dormitorio para cada una y hasta tienen este medio por el cual me estoy comunicando.

Todas estamos bien solo la Hna. Clemencia llegó con dolor de estomago y está descansando, dentro de unos instantes estaremos rezando vísperas en francés y luego tendremos la cena. Mañana iremos a recibir a María Eugenia y de allí seguiremos la jornada como Dios disponga. En el camino hemos contemplado las tiendas donde mucha gente se aloja, pero la vida sigue y la gente saca fuerzas y aún algunos sonríen.

Hemos entrado a la página de la CER y ya aparecen las fotos de nuestra despedida en el aeropuerto. Gracias, P. por la agilidad en hacer conocer a los demás lo que estamos viviendo y por su generosidad para con todas. Deseo por su intermedio que salude a todas/as de parte de nuestro equipo.

Un abrazo, Eugenia


Ya estamos aquí, gracias a Dios, todas bien acaloradas. Ya hemos hecho las movidas de cambios de moneda y compramos un celular para la comunidad. Les envío el numero: (509) 36735342 si necesitan comunicarse con nosotras. Ahora estamos en la casa de André Paul, que no es donde nos alojamos, las hermanas están con los jóvenes en otra casa...

Creo que las emociones irán saliendo de diversas formas, poco a poco. Ya les contare más noticias, estamos en contacto...

Un abrazo fraterno y haitiano...

Mayi