UN CAMINO DE FRATERNIDAD Y COMPROMISO

DESDE LA CER

 

Quito, 8 de febrero, 2015

Querid@s hermanas y hermanos,

Les saludo con la paz de Cristo nuestra Vida.

 

Hoy memoria de santa Josefina Bakhita – la esclava sudanesa que supo transformar su sufrimiento en una parábola de liberación y ternura – se cumplen dos meses desde que la nueva Junta Directiva ha sido elegida por la Asamblea de Superior@s Mayores para coordinar los servicios de la CER. Ciertamente ha sido un tiempo de intensa actividad, durante el cual hemos podido constatar el espíritu de familia y responsabilidad que existe en tod@s los que colaboran de distintas maneras para llevar adelante el ideal que la CER representa.

 

¿Qué pasos se han dado hasta el día de hoy?

  • Una primera tarea ha consistido en recibir la información necesaria e introducción en la amplia gama de trabajos que presta la CER. Personalmente agradezco a la Hna. Elina Guarderas por su disponibilidad y apoyo incondicional.  Lo mismo a las Hnas. Nardi Torres y Magda Zamora por preocuparse por explicarme las cosas más elementales y responder a mis muchas preguntas.
  • La segunda tarea, todavía en sus inicios, ha sido la de contactar y escuchar a todos los grupos y comisiones. Estoy felizmente sorprendido de la calidad y cantidad de iniciativas que se llevan a cabo y que en este período de traspaso siguen su curso normal. He participado al encuentro de formador@s (Aficer), a la reunión de JPIC y parcialmente a uno de sus talleres, he visto a los miembros de Pastoral Vocacional en su preparación del campamento… Pude asistir a la primera reunión del año con el Equipo de Reflexión Teológica (ERT), lo cual considero para mí una experiencia muy enriquecedora. De igual modo he compartido con nuestros jóvenes religios@s durante su congreso de Nuevas Generaciones y posteriormente en su evaluación. Es positivo mencionar también la relación personal y espontanea que se tiene casi a diario con l@s postulantes, novici@s  y junior@s que atienden a sus clases y llenan nuestra casa de alegría.
  • Otra vertiente de actividades son las que se refieren a la relación de la CER con otras instancias de la Iglesia y sociedad ecuatoriana: tuvimos la reunión con la Comisión Mixta (Episcopado, Vida Contemplativa, Institutos Seculares y CER); posteriormente estuvimos, asesorados por algunos de nuestros expertos, en la discusión sobre asuntos relacionados a los impuestos y otras obligaciones hacia el Estado con el fin de llegar a un convenio regulador. El P. José Luis Domínguez, colaborará en la próxima asamblea de los Vicarios diocesanos de la Vida Consagrada; mientras que la Hna. Beatriz Navarro y el P. Mario Liroy asistirán a la reunión de la PUCE representando a la CER como parte del Senado.
  • Mención aparte merece la celebración del Día de la Vida Consagrada que ha sido excepcional en esta ocasión por motivo del Año de la Vida Consagrada. En todas las Provincias o Regionales, la participación ha sido por demás significativa y las noticias que nos llegan denotan una gran creatividad y entusiasmo. En el auditorio del colegio San Gabriel, en la ciudad de Quito, después de la Eucaristía en la parroquia de la Dolorosa, los novici@s (dirigidos por la Hna. Esperanza Reséndiz, quien unos días antes fue destinada a México y no pudo ver la presentación) han puesto en escena una obra de teatro que ha recibido toda clase de elogios. Lo mismo el concierto y el lanzamiento del CD con música de Nuevo Trigo (el cantautor Juan Morales) compuesta expresamente para marcar el Año de la Vida Consagrada.
  • Finalmente nos ha ocupado algunos trámites de documentación y asuntos legales de las oficinas; aunque aún quedan varios por concluir. Tal vez ya ustedes habrán oído que Adriana, quien había prestado sus servicios por varios años, ha debido retirarse por motivos familiares y ahora la está sustituyendo paulatinamente Karen, en espera que se concluyan los arreglos al apartamento al interno del patio de nuestro edificio.

 

¿Qué queremos lograr en el futuro?

  • Nos reunimos por primera vez como Junta Directiva el 16 de enero, prácticamente durante toda la jornada. Después de colocar a Cristo al centro de nuestras vidas, a través de una oración en común, dedicamos un espacio suficiente para compartir nuestros sentimientos y anhelos en vistas a crear lazos de amistad entre nosotros.
  • Luego nos preguntamos sobre aquella prioridad que consideramos la más urgente y de mayor peso para impulsar como objetivo al inicio de nuestro servicio. Concordamos que no puede ser otra que la de promover una vivencia auténtica del Año de la Vida Consagrada, como nos invita el Papa Francisco, que nos impulse a despertar el mundo y nos haga una Iglesia misionera en salida hacia las periferias existenciales con la fuerza del Evangelio, la Profecía y la Esperanza. Para ello revisamos el programa del Año preparado anteriormente y nos propusimos tener esta dinámica como telón de fondo y motor en todo lo que emprendamos.
  • La Hna. Nardi nos puso al tanto de los pendientes a tener en cuenta para los meses próximos, por ejemplo: seremos anfitriones del taller organizado por la CLAR sobre Vida Religiosa Inserta; participaremos al Congreso Internacional sobre la Vida Consagrada que tendrá lugar en Bogotá; debemos responder al cuestionario para enviar al Sínodo sobre la Familia en Roma; pediremos al Equipo de Reflexión Teológica su contribución para definir el tema y elaborar los módulos para la próxima Semana Teológica (por cierto se ha confirmado el cambio de fecha para el 7 al 11 de octubre 2015); vemos la necesidad de concretar el programa y los detalles de la Escuela de Acompañamiento (EDA) que está por iniciar; invitaremos a tod@s a ayudarnos para vender el CD de música elaborado con motivo del Año de la Vida Consagrada a fin que el mensaje llegue al mayor número de personas posible, y así otros varios asuntos.
  • Respecto a la economía asumimos lo aprobado por la Asamblea de Superiores Mayores para elevar la cuota por cada miembro de las Congregaciones e Institutos a 13 dólares, contando con la benevolencia de tod@s, como medida necesaria para enfrentar los gastos de gestión cada día más elevados; sobre todo se invita cordialmente a aquell@s que han olvidado colaborar en los últimos años para que envíen su aportación generosa que es compromiso de tod@s y redunda en beneficio de tod@s.
  • Gran parte de nuestra reunión la dedicamos, como era de esperarse, a buscar maneras para estar más presente (a pesar de las muchas ocupaciones que ya tenemos como provinciales) y hacer sentir nuestro interés y comunión con las Regionales de todo el país. Para ello nos hemos distribuido entre nosotros las zonas y también las responsabilidades de las comisiones. La meta es que nos ayudemos todos como equipo a coordinar el todo y a hacernos cercanos a tod@s, aprovechando toda circunstancia. Esa es la finalidad también de esta carta que pretende dar información y crear vínculos de fraternidad, junto con nuestro saludo.

 

La próxima reunión de la Junta Directiva será el lunes 23 de febrero a partir de las 8 de la mañana. Quien desee enviarnos sus propuestas o comentarios, les agradecemos ya desde ahora.

Con cariño y oraciones, les enviamos un abrazo lleno de entusiasmo misionero, Recuerda ¡la CER eres tú!

 

P. Rafael González Ponce, mccj  

Presidente Nacional 

                                            

Hna. Nardi Torres M. hdlc

Secretaria Ejecutiva