30ª CRÓNICA DE LA CIM

 

KOMINOTE ENTERKONGREGASYONEL MISYONÉ

 

JUNIO 2013

 

Más valen dos que uno, porque obtienen más fruto de su esfuerzo. Si caen, el uno levanta al otro... Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir. ¡La cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente! (Eclesiastés 4,9.10.12.)

 

Desde estas palabras que nos recuerdan la riqueza de la vida en comunidad, compartimos nuestras vivencias cotidianas en este recorrido misionero inter-congregacional, y lo haremos recordando la intención apostólica y misionera del Papa Francisco para este mes "Que prevalezca entre los pueblos una cultura de diálogo, escucha y respeto mutuo" y "Que allí donde más se nota la influencia de la secularización, las comunidades cristianas puedan promover con eficacia una nueva evangelización".

Al Iniciar este mes damos gracias a Dios por estos días compartidos con la Hna. Bertha Peralta, Provincial de las Misioneras Combonianas de Ecuador, que a vísperas de su partida de regreso a Ecuador le agradecimos por su disponibilidad en todo lo compartido y vivido, aceptando la invitación Pili amiga española cercana a la comunidad quien nos llevó a conocer su nuevo departamento y a compartir una exquisita “Paella“, plato típico de Valencia, preparada por ella misma. Fue un momento muy agradable porque compartimos la vida e intercambiamos preocupaciones, inquietudes, sueños y esperanzas desde nuestra vida y la realidad de Haití.

 

Al siguiente día domingo 02 de junio, muy por la mañana, desde la oración agradecimos a Dios por Bertha y por sus aportes para el caminar de la comunidad, en sus próximos proyectos, en sus inquietudes por solucionar. ¡Todo fue una riqueza!. Por la tarde, después del almuerzo, nos despedimos y se dirigió al aeropuerto en compañía de Pili y Kariel, chofer de “Fe y Alegría”, quienes con disponibilidad se ofrecieron a llevarla. Gracias por todo Bertha y que Dios bendiga la misión que te ha confiado en tus manos.

El día 07 de junio, “Fiesta del SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS”, (en Kreyòl “Fet Jezi ki renmen nou”), celebramos esta fecha especial junto a las hermanas del Sagrado Corazón de Jesús, quienes nos invitaron a compartir una Eucaristía especial ya que en ella renovaban sus votos. Fue una celebración sencilla pero muy llena de familiaridad junto a los hermanos Claretianos, las hermanas Hijas de Jesús y nosotras las hermanas de la CIM (Socorro y Clemencia). En el momento del ofertorio, 6 hermanas de las dos comunidades que viven en Haití, hicieron su renovación de votos en Kreyòl, como signo de unión y cercanía con el pueblo haitiano. Al finalizar la Eucaristía compartimos un desayuno fraterno donde junt@s vivenciamos el gozo de la vocación a la que habíamos sido llamad@s.

 

Con alegría el 16 de junio toda la comunidad nos vestimos de fiesta al celebrar el cumpleaños de Clemencia Rodríguez (Mercedaria) que con la última tecnología iniciamos el día dándole una serenata con el mariachi de la CIM (México - Ecuador) así como con el agradecimiento a Dios por este don maravilloso de la vida. Desde la oración, todo el transcurso del día fue una manifestación de detalles y gestos fraternos.

 

El día 17 de junio nos dimos a la tarea, como comunidad, de dar lectura a las preguntas de evaluación del recorrido de la CIM enviada por la CER (Conferencia Ecuatoriana de Religios@s), previo a la finalización de nuestro trabajo con el SJRH (Servicio Jesuita al Refugiado en Haití) con el fin recoger algunas orientaciones que nos ayudarán a mirar de mejor manera el futuro. Esta evaluación lo hicimos primeramente de forma personal y los días 22 y 24 a nivel comunitario. Se abordaron 4 aspectos: Vida de la CIM, Compromiso y relación con el Pueblo Haitiano, Proyecto desarrollado con el SJRH y Experiencia personal. Fue una riqueza recordar y hacer vivo el caminar de la CIM durante estos dos años siete meses de búsqueda, lucha, trabajo y compartir entre nosotras este sueño hecho realidad, así como las debilidades y obstáculos que debemos superar. Agradecidas a Dios por todo lo vivido enviamos nuestro aporte a la CER.

 

El día domingo 23 de junio, muy por la mañana, Socorro y Clemencia se dirigieron a Kafoj en compañía de otras 2 hermanas del Sagrado Corazón para participar del Encuentro sobre Cambio Sistémico (pequeñas semillas de esperanza), evento al que participaron 12 personas de diferentes grupos y congregaciones religiosas

Fue un espacio muy enriquecedor ya que algunos de los presentes compartieron sus experiencias de misión con miras a crear conciencia y vivenciar el cambio sistémico en Haití desde los lugares y con los grupos que acompañamos. Se hizo una pequeña organización interna, compromisos para el caminar del grupo y para el futuro seminario de cambio sistémico que se piensa organizar en Haití

 

Otro espacio de misión de ayuda a los desplazados de Haití, es la participación en el Grupo de Pastoral Inter-congregacional con migrantes P.I.M (Escalabrinianos, Jesuitas, CIM, Religiosas del Inmaculado Corazón de María y Congregación de Hijas del Corazón de María), en la que Socorro y Clemencia participaron del octavo encuentro en Kafoj el día 28 de este mes. Este día no asistió el P. José por encontrarse todavía en Italia. Sin embargo el grupo hizo una visita a la Villa de 72 casas financiada por un grupo de empresarios colombianos. Son bloques de dos pisos (cuatro departamentos por cada bloque) con los espacios necesarios para la privacidad de cada familia.

En el transcurso de esta reunión, la Hna. Estela de la Congregación de las religiosas del Inmaculado Corazón de María, hizo la entrega de $5.000 dólares americanos como contribución para el proyecto de casas. Luego se dio lectura e hicieron comentarios sobre algunos puntos tratados en el último encuentro, surgiendo algunas propuestas para facilitar las gestiones en la cuenta de UNIBANK, así como una organización interna del grupo (tesorero). Finalmente se acordó tener la próxima reunión el día jueves 25 de julio en Kafoj con el fin de que puedan participar todos los integrantes del grupo.

 

El día 25 de junio el SJM(Servicio Jesuita a los Migrantes) celebró su segundo aniversario de presencia y servicio en Fond Parisien, frontera con Republica Dominicana, lugar en el que próximamente la CIM irá a su nueva misión.

Por invitación del P. Lissaint sj. Director de SJM (Servicio Jesuita de Migrantes) fueron en representación de la CIM Clemencia y Diana, para participar de este evento que se inició dando gracias a Dios con una Celebración Eucarística concelebrada por algunos sacerdotes Jesuitas presentes en otros puntos de frontera como Wanamet (frontera norte de Haiti) y algunos representante de Republica Dominicana que también trabajan en conjunto con los Jesuitas.

Este día de fiesta también fue una oportunidad para el grupo de jóvenes artesanos llevar y presentar todas sus artesanías con la intención de que sean compradas.

 

Una de nuestras preocupaciones es el porvenir de nuestros niños Davens y Ti Bo.A Davens lo visitamos cada sábado y casi siempre lo encontramos dormido. Nos da tristeza ver que no está bien atendido, lo tienen sólo con un pañal y a veces con la ropa sucia. Tiene mucha hambre porque come con desesperación el yogurt y las galletas que le llevamos. Notamos que está adelgazando y su cabello se está aclarando. Se ha preguntado mucho por su proceso de adopción y no hay respuestas claras y continúan diciendo que es Bienestar Social quien se encarga de este trámite. Pedimos a Dios que pronto pueda tener una familia que le brinde mucho amor y cuidado.

 

A Ti Bo lo visitamos los días domingos y, a diferencia de Davens, está más atendido en su alimentación, el tratamiento de su pie, cuidado personal, etc. Le gusta jugar mucho, correr, reír pero sin embargo está teniendo una afección en su piel, especialmente en el rostro, que según dicen es producido por la tristeza. Cada vez que nos despedimos es muy doloroso porque siempre se queda llorando. Con él parece que es más fácil llegar a hacer una efectiva adopción pues el orfelinato parece que tiene una mejor organización.

Con todas estas vivencias en tierras haitianas, y cada vez más cercanas al cierre de los proyectos que realizamos con el SJRH, agradecemos a Dios Padre-Madre por su presencia y compañía en esta preciosa misión que tiene la CIM. Que el llamado de Dios en estos herman@s que lo necesitan pueda recibir respuesta de quien tenga la sensibilidad para escucharle.

A todos ustedes que nos acompañan con sus oraciones y apoyo humano, les damos las gracias por lo que hacen para que este sueño hecho realidad continúe.

 

Con cariño y afecto las hermanas de la CIM-KEM.

Socorro López (Misionera Comboniana)

Clemencia Rodríguez (Mercedaria Misionera)

Diana Méndez (Dominica de la Enseñanza)

 

Puerto Príncipe, Junio 2013