Declaratoria sobre el estado de sitio en Honduras

“BIENAVENTURADOS LOS QUE TRABAJAN POR LA PAZ, PORQUE SERÁN RECONOCIDOS COMO HIJOS DE DIOS” (Mateo 5, 9)

Movidos por la fe en Jesucristo fuente de justicia, verdad, fraternidad, paz y vida, Cáritas de Honduras manifiesta su profunda preocupación y consternación ante el rumbo que está adquiriendo la situación del país, que aflige y atemoriza todavía más a grandes sectores de la población; por eso, nos unimos a las diferentes voces que se han manifestado en esta coyuntura y expresamos nuestro anhelo para que juntos construyamos una nación en paz, tranquilidad y libertad.

La situación de crisis que vivimos en el país desde antes del 28 de junio y profundizada a partir de esa fecha, se ha agudizado cada vez más hasta llegar a la toma de medidas extremas de parte de quienes hoy están al frente de la nación, como la declaratoria de un estado de sitio por 45 días, hecho que consideramos desproporcionado en su fuerza impositiva, ilegítimo y un obstáculo en el camino al diálogo, porque lesiona los derechos fundamentales de la persona, como la libertad de expresión, reunión, asociación, circulación normal, derechos y garantías contenidos en los artículos 69, 72, 78, 81 y 84 de la Constitución de la República.

Nos preocupa sobre manera que en aras de mantener una pretendida paz social, se haya lesionado la vida e integridad física de tantas personas que han participado en las marchas de la resistencia. Rechazamos las amenazas de muerte recibidas por el Padre Ismael Moreno s.j. y el boicot a las trasmisiones de Radio Progreso en la diócesis de Yoro, Radio Santa Rosa en Copán y otros medios de comunicación.

Es urgente revertir cuanto antes esta medida que afecta, coarta las libertades de todas las personas que habitamos en Honduras, aumenta las tensiones, el miedo y la agresividad en la población sin ayudar a solucionar el problema real del país.

Hacemos un llamado al diálogo franco y veraz que involucre a todos los sectores sin excluir a nadie, para que acompañado de una reflexión madura busquemos juntos los espacios que nos lleven a consensos, desechando toda imposición de posiciones políticas e intereses personales o de grupo, y que por una sola vez pensemos en el bien común de este país.

Creemos que el plan de vida que Dios tiene para todos nos compromete como ciudadanos en la construcción de una nación en donde se fomente la convivencia fraterna, respetuosa y digna. Creemos también que solamente con el ejercicio responsable de la libertad podemos trabajar por la defensa y seguridad de la vida como derecho y deber de todos. Por ello, manifestamos nuestro llamado de urgencia y nuestro apoyo a la búsqueda impostergable de reconciliación y paz social en el marco genuino de un Estado de Derecho que todos deseamos se concretice en el país.

Anhelando y trabajando por una sociedad edificada en la justicia, la verdad, la fraternidad y el respeto a la vida, podremos alcanzar para este país la paz, la tranquilidad y la libertad.

 

Tegucigalpa, 30 de septiembre de 2009.

PASTORAL SOCIAL-CÁRITAS DE HONDURAS

 

 

Contador de Visitas

contador

Av. Garcia León 215(Oe4-33) Ruiz de Castilla 593 2 3202759 / 3202193 / 3202265