El contexto ecuménico de Escocia: De 1910 a 2010

 

El movimiento ecuménico moderno nació en la Conferencia de Edimburgo en 1910. ¿Por qué precisamente Edimburgo? Escocia, desde un punto de vista intelectual y cultural, tenía una fuerte tradición internacional remontándose a las misiones célticas. Grandes teólogos y responsables de la Iglesia escocesa fomentaron esta apertura al mundo. A eso vino a asociarse en el siglo XIX una preocupación misionera importante del protestantismo escocés que, además del aspecto evangelizador, contemplaba una reforma de la expansión económica del Imperio británico. Este compromiso en la misión incitó a las Iglesias a aportar directamente su apoyo a una Conferencia misionera mundial, más que dejar el cuidado a los organismos misioneros. Por fin, la Iglesia y la sociedad escocesa cruzaban un tiempo de rápidos cambios que fomentaban las Iglesias a una mayor apertura.

 

En 2000, John Pobee (Ghana) viajó a Escocia donde incitó a los responsables cristianos a celebrar el centenario de 1910. Los años siguientes, un círculo cada vez más extenso de pensadores y de protagonistas de la misión han reconocido el inmenso potencial de 2010; una colaboración en la acción era pues necesaria. En 2005, un encuentro internacional que se celebró en Edimburgo, permitió definir temas claves para la misión del siglo XXI. Entre éstos: los fundamentos de la misión; la misión en un contexto interreligioso; la misión y sus relaciones con el postmodernismo y el poder; las formas de compromiso misionero; la formación teológica; las comunidades cristianas contemporáneas; la misión y la unidad y la espiritualidad de la misión.

 

Las manifestaciones se celebrarán del 2 al 6 de junio de 2010 en Edimburgo, lugar de convergencia elegido para la celebración de este aniversario. La coordinación de Edimburgo 2010 está garantizada a través del sitio internet www.edinburgh2010.org.

 

Los años intermedios

 

Desde 1940 hasta hoy, la situación ecuménica de Escocia se ha desarrollado alrededor de tres hilos directores distintos.

 

La investigación teológica

 

Basta con mencionar el informe anglicano/presbiteriano de 1956 (habitualmente llamado Informe de los obispos), los 30 años aproximadamente de Conversaciones multilaterales (1967-1994) en los cuales seis Iglesias de Escocia se comprometieron, o también la Iniciativa de las Iglesias escocesas para la unidad de los cristianos (SCIFU - 1996-2003) para darse cuenta que se abordó un gran número de temas doctrinales. Eso nos condujo a una mejor comprensión de nuestras distintas tradiciones y al descubrimiento creciente que entre nuestras Iglesias existe un extenso acuerdo teológico. El hecho de que esto no haya conducido a un proceso de unión al cual todos se podrían adherir, no depende tanto de cualquier antagonismo entre las Iglesias sino de la toma de conciencia que la unidad va más allá de la creación de un gran proyecto. Nos hizo reconocer que la unidad es posible en la diferencia.

 

La colaboración concreta

 

A nivel nacional, los años cincuenta vieron nacer dos organizaciones que fueron una poderosa fuente de dinamismo y proyectos. A principios de los años sesenta, este impulso se concretó en la creación del Scottish Churches House (Casa de las Iglesias escocesas) en Dunblane, un centro de conferencias y de retiros, “un lugar administrado conjuntamente por las Iglesias, donde comenzaron a crecer juntas al servicio de Escocia”. En 1962 se ha creado el Scottish Churches Council (Consejo de las Iglesias escocesas), constituido en su mayoría de Iglesias no católicas y de una serie de grupos y organizaciones ecuménicas. Se realizaron un gran número de actividades a nivel nacional -por ejemplo los cursos de Cuaresma, la acción para los jóvenes, el trabajo misionero en la sociedad- que nació un poco por todas partes en Escocia la aparición rápida de consejos de Iglesias locales que colaborarron en la oración y la acción comunes. En 1986, un curso de Cuaresma organizado en todo Reino Unido fue el catalizador que hizo nacer de nuevos “instrumentos de unidad” entre los cuales figuraba por primera vez la Iglesia Católica. Así nació la Action for Churches Together in Scotland (Compromiso común de las Iglesias en Escocia) (en inglés ACTS), que se creó en 1990.

 

La voz profética

 

El tercer hilo conductor es el que las Iglesias tienen como más difícil de integrar en su vida. Con todo, sin él, el ecumenismo perdería su carácter incisivo. Mientras que las Iglesias se acercaban unas a otras, el ecumenismo tuvo una dimensión profética. En el trabajo de Christian Aid se reflejaban la expresión concreta de la compasión por los muertos de hambre de este mundo, y también las palabras proféticas de protesta en favor de la justicia en el mundo. La Comunidad de Iona, siempre muy empeñada en el ecumenismo, no ha dudado en desafiar abiertamente a las Iglesias y al mundo con respecto a su desunión y la injusticia. Se consideraron algunos momentos como proféticos, por ejemplo en 1982 donde, en su visita a Escocia, el Papa Juan Pablo II declaraba: “Hagamos juntos este peregrinaje, mano a mano”.

 

En estos últimos años, el ecumenismo ha ampliado su campo de acción al contexto interreligioso y al testimonio cristiano en una sociedad cada vez más secularizada y más multicultural. La experiencia ecuménica en Escocia nos mostró que para responder a este reto, estos tres hilos conductores deben mantenerse juntos. No podemos hacer una elección entre ellos ya que sólo cuando obran recíprocamente el uno con el otro entonces podemos hablar de teología, de colaboración y de la voz profética que está en el corazón del proyecto ecuménico.

 

Los tartanes son uno de los tesoros de Escocia. El hábito quiere que cada modelo corresponda a un “clan” o a una familia particular pero los tartanes se benefician de una tradición viva, y numerosos modelos siguen dibujándose según los distintos objetivos y organizaciones. Poseen un color básico sobre el cual se aplican algunas líneas horizontales y verticales. Nuestro color básico es el texto citado que ofrece un panorama general de la situación ecuménica en Escocia. En los apartados que siguen, presentamos una serie de líneas horizontales y verticales que permiten hacerse una idea ciertamente no exhaustiva del modo por el cual las Iglesias se comprometen unas y otras, y más generalmente con la sociedad.

 

Líneas horizontales: la búsqueda de la unidad entre las Iglesias

 

Comisión doctrinal mixta de la Iglesia de Escocia y de la Iglesia Católica

 

Este diálogo bilateral resultó rico en bendiciones. El más reciente documento que publicó, “Bautismo: católico y reformado”, ofrece una síntesis de los progresos realizados en la comprensión del bautismo común pero invita igualmente a proseguir la reflexión sobre las implicaciones para la misión de la Iglesia hoy. La Comisión Mixta es un ejemplo positivo de diálogo teológico ecuménico y muestra a la vez personas e instituciones verdaderamente dispuestas a escucharse mutuamente. Esta Comisión Mixta estudia actualmente la cuestión de la purificación de las memorias así como la doctrina de la justificación.

 

La raya EMU

 

Con la Iniciativa de las Iglesias escocesas para la Unión, tres confesiones se comprometieron a buscar métodos que les permitían trabajar, servir y dar testimonio juntas. Así comenzaron las conversaciones del EMU. Dos veces al año, los representantes de la Iglesia Episcopal Escocesa, de la Iglesia Metodista y de la Iglesia Reformada Unida se reúnen para encontrar maneras de realizar juntas a nivel nacional y local las acciones que no es necesario emprender separadamente. Se alegran cuando sus responsables se preguntan y encuentran medios que hacen crecer la cooperación, por ejemplo en el ámbito de la educación y de la formación. El EMU constituye una reciente red de relaciones y posee un fuerte potencial dinámico.

 

Desarrollar las relaciones con minorías étnicas cristianas

 

En 2007 las Iglesias de Escocia celebraron el Bicentenario de la abolición de la esclavitud. Este acontecimiento ha servido de catalizador en el desarrollo de relaciones más estrechas entre las Iglesias tradicionales y las minorías étnicas cristianas hoy en gran número creciente en Escocia. El Scottish Churches Racial Justice Group (Grupo de las Iglesias escocesas para la justicia racial) cuenta ahora con representantes de Iglesias de África y de Comunidades cristianas de Asia. Las propias minorías étnicas cristianas formaron un organismo destinado a desarrollar las relaciones entre ellas, con las Iglesias tradicionales y con ACTS.

 

Rayas verticales: Las Iglesias se comprometen en la sociedad escocesa

 

Las Iglesias y el Parlamento

 

La Mesa parlamentaria de las Iglesias escocesas (en inglés SCPO) es el fruto del compromiso de las Iglesias en el proceso que condujo a la creación del Parlamento escocés. Aunque podían trabajar juntas sobre este tema, las Iglesias constituyeron el SCPO para poder comprometerse lo más eficazmente posible con el Parlamento y el Gobierno escoceses, no para establecer una línea de partido sino para garantizar que un intercambio tiene lugar y que se oyera la voz de las Iglesias. Es claro que ganamos en eficacia cuando podemos hablar por unanimidad de nuestra visión del bien común en Escocia pero allá donde nuestras voces son diferentes, nosotros somos honestos y nos expresamos abiertamente.

 

Las Iglesias y la “Conversación nacional”

 

Líderes/representantes de doce Iglesias de Escocia aceptaron la invitación del Gobierno escocés de participar en una “conversación nacional” sobre las elecciones pendientes para el futuro de Escocia. El grupo publicó la siguiente declaración:

 

“Reconocemos que la Iglesia está en camino, como lo está nuestra nación; todos haremos lo posible para llegar a la fase que sentimos deber alcanzar. Sin embargo deseamos que nuestra vida común en Escocia, tanto como Iglesia y también como nación y comunidades, tenga lugar en el respeto a ciertos valores cristianos. Aspiramos a:

 

— una nación modelada por los principios del amor de Dios y de todos los seres humanos;

 

— una nación promotora de la dignidad y la justicia para todos;

 

— una nación que fomenta la fidelidad en las relaciones personales y comunitarias;

 

— una nación solidaria, que tenga la preocupación por los más débiles y abandonados;

 

— una sociedad en la cual la voz de cada uno puede oírse;

 

— un pueblo menos interesado en su propio bienestar cuanto por el de los otros;

 

— una nación esforzándose en buscar la excelencia y en la cual cada uno puede conocer la vida en toda su plenitud;

 

— una nación alegrándose de la notable contribución de los que están construyendo la nueva Escocia;

 

— un estado que se haga promotor del bienestar de todos sus ciudadanos sin menosprecio de los límites de su autoridad.

 

Para nosotros, estos valores se arraigan en Jesucristo y han señalado claramente Escocia a lo largo de su historia; allá donde se viven estos valores y son practicados, observamos que encuentran una resonancia en los fieles de otras religiones y en las personas sin religión.

 

Pastores de calle

 

La misión de los Pastores de calle es una iniciativa que existe ahora en toda Escocia. Equipos de Pastores de calle de las Iglesias locales, benévolas y especialmente formadas al efecto, están disponibles desde la tarde hasta la noche en los centros-ciudad para aconsejar y ofrecer un apoyo concreto a todos los que pasan. “Queremos ir al encuentro de las personas, hablar con ellas y comprometernos frente a ellas a través de una escucha, un apoyo y una ayuda concreta. Eso puede significar acompañar a una muchacha hasta parar un taxi de noche, tranquilizar a alguien que se siente amenazado o escuchar a los que necesitan saber que alguien se interesa por ellos”, declara James Duce del City Church d’Aberdeen, primera ciudad escocesa que ha puesto en marcha el programa de los Pastores de calle.

 

 

 

 

 

Semana de oración por la unidad de los cristianos:

 

Temas (1968-2010)

 

Elaborados desde 1968 por la Comisión "Fe y Constitución" del Consejo Ecuménico

 

de las Iglesias y por el Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos.

 

1968 “Para alabanza de su gloria” (Ef 1,14)

 

1969 “Llamados a la libertad” (Gal 5,13)

 

(Reunión preparatoria en Roma, Italia)

 

1970 “Somos colaboradores de Dios” (1 Cor 3,9)

 

(Reunión preparatoria en el Monasterio de Niederaltaich, República Federal de Alemania)

 

1971 “... y la comunión del Espíritu Santo” (2 Cor 13,13)

 

(Reunión preparatoria en Bari, Italia)

 

1972 “Os doy un mandamiento nuevo” (Jn 13,34)

 

(Reunión preparatoria en Ginebra, Suiza)

 

1973 “Señor, enséñanos a orar” (Lc 11,1)

 

(Reunión preparatoria en la Abadía de Montserrat, España)

 

1974 “Que todos confiesen: Jesucristo es el Señor” (Flp 2,1-13)

 

(Reunión preparatoria en Ginebra, Suiza. En abril de 1974 se dirigió una carta a las Iglesias miembros, así como a otras partes que estuvieran interesadas en crear grupos locales que pudiesen participar en la preparación del folleto de la Semana de Oración. El primero en comprometerse fue el grupo australiano, que en concreto preparó en 1975 el proyecto inicial del folleto de la Semana de Oración)

 

1975 “La voluntad del Padre: constituir a Cristo en cabeza de todas las cosas” (Ef 1,3-10)

 

(Proyecto de texto elaborado por un grupo australiano. Reunión preparatoria en Ginebra, Suiza)

 

1976 “Ahora somos hijos de Dios” (1 Jn 3,2)

 

(Proyecto de texto elaborado por la Conferencia de Iglesias del Caribe. Reunión preparatoria en Roma, Italia)

 

1977 “La esperanza no defrauda” (Rom 5,1-5)

 

(Proyecto de testo elaborado en el Líbano, en plena guerra civil. Reunión preparatoria en Ginebra, Suiza)

 

1978 “Ya no sois extranjeros” (Ef 2,13-22)

 

(Proyecto de texto elaborado por un grupo ecuménico de Manchester, Inglaterra)

 

1979 “Poneos unos al servicio de los otros para gloria de Dios” (1 Pe 4,7-11)

 

(Proyecto de texto elaborado en Argentina. Reunión preparatoria en Ginebra, Suiza)

 

1980 “Venga a nosotros tu reino” (Mt 6,10)

 

(Proyecto de texto elaborado por un grupo ecuménico de Berlín, República Democrática de Alemania. Reunión preparatoria en Milán, Italia)

 

1981 “Un solo Espíritu, distintos carismas, un solo cuerpo” (1 Cor 12, 3b-13)

 

(Proyecto de texto elaborado por los Padres de Graymoor, USA. Reunión preparatoria en Ginebra, Suiza)

 

1982 “¡Qué amables son tus moradas, Señor!” (Sal 84)

 

(Proyecto de texto elaborado en Kenia. Reunión preparatoria en Milán, Italia)

 

1983 “Jesucristo, vida del mundo” (1 Jn 1,1-4)

 

(Proyecto de texto elaborado por un grupo ecuménico de Irlanda. Reunión preparatoria en Celigny-Bossey, Suiza)

 

1984 “Llamados a la unidad por la cruz de nuestro Señor” (1 Cor 2,2 y Col 1,20)

 

(Reunión preparatoria en Venecia, Italia)

 

1985 “De la muerte a la vida con Cristo” (Ef 2,4-7)

 

(Proyecto de texto elaborado en Jamaica. Reunión preparatoria en Grandchamp, Suiza)

 

1986 “Seréis mis testigos” (Hch 1,6-8)

 

(Textos propuestos en Yugoslavia (Eslovenia). Reunión preparatoria en Yugoslavia)

 

1987 “Unidos en Cristo, una nueva creación” (2 Cor 5,17-6,4a)

 

(Proyecto de texto elaborado en Inglaterra. Reunión preparatoria en Taizé, Francia)

 

1988 “El amor de Dios elimina el temor” (1 Jn 4,18)

 

(Proyecto de texto elaborado en Italia. Reunión preparatoria en Pinerolo, Italia)

 

1989 “Edificar la comunidad: un solo cuerpo en Cristo” (Rom 12,5-6a)

 

(Proyecto de texto elaborado en Canadá. Reunión preparatoria en Whaley, Bridge, Inglaterra)

 

1990 “Que todos sean uno, para que el mundo crea” (Jn 17)

 

(Proyecto de texto elaborado en España. Reunión preparatoria en Madrid, España)

 

1991 “Alabad al Señor todas las naciones” (Sal 117; Rom 15,5-13)

 

(Proyecto de texto elaborado en Alemania. Reunión preparatoria en Rotenburg an der Fulda, República Federal de Alemania)

 

1992 “Yo estoy con vosotros... por tanto, id” (Mt 28,16-20)

 

(Proyecto de texto elaborado en Bélgica. Reunión preparatoria en Brujas, Bélgica)

 

1993 “Llevad los frutos del Espíritu para la unidad de los cristianos” (Gal 2,22-23)

 

(Proyecto de texto elaborado en Zaire. Reunión preparatoria cerca de Zurich, Suiza)

 

1994 “La casa de Dios: llamados a tener un solo corazón y una sola alma” (Hch 4,32)

 

(Proyecto de texto elaborado en Irlanda. Reunión preparatoria en Dublín, Irlanda)

 

1995 “Koinonía: comunión en Dios y entre nosotros” (Jn 15,1-17)

 

(Reunión preparatoria en Bristol, Inglaterra)

 

1996 “Mira que estoy a la puerta y llamo” (Ap 3,14-22)

 

(Proyecto de texto elaborado en Portugal. Reunión preparatoria en Lisboa, Portugal)

 

1997 "En nombre de Cristo... dejáos reconciliar con Dios" (2 Cor 5,20)

 

(Proyecto de texto elaborado en Escandinavia. Reunión preparatoria en Estocolmo, Suecia)

 

1998 “El Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad” (Rom 8,14-27)

 

(Proyecto de texto elaborado en Francia. Reunión preparatoria en París, Francia)

 

1999 “Él habitará con ellos. Ellos serán su pueblo y el mismo Dios estará con ellos” (Ap21,1-7)

 

(Proyecto de texto elaborado en Malasia. Reunión preparatoria en el Monasterio de Bose, Italia)

 

2000 “Bendito sea Dios que nos ha bendecido en Cristo” (Ef 1,3-14)

 

(Proyecto de texto elaborado por el Consejo de Iglesias del Medio Oriente. Reunión preparatoria en el Monasterio de La Verna, Italia)

 

2001 “Yo soy el camino, la verdad y la vida” (Jn 14,1-6)

 

(Proyecto de texto elaborado en Rumania. Reunión preparatoria en la "Casa de Odihna", Rumania)

 

2002 "En ti está la fuente de la vida" (Sal 36 [35], 10)

 

(Proyecto de texto elaborado por el Consejo de Conferencias Episcopales de Europa (CCEE) y la Conferencia de Iglesias de Europa (CEC). Reunión preparatoria en el Centro ecuménico de Ottmaring, Augsburgo, República Federal de Alemania)

 

2003 “Este tesoro lo llevamos en vasijas de barro” (2 Cor 4, 3-18)

 

(Proyecto de texto elaborado en Argentina. Reunión preparatoria en el Centro ecuménico "Los Rubios" cerca de Málaga, España)

 

2004 “Mi paz os doy” (Jn 14,27)

 

(Proyecto de texto elaborado en Alepo, Siria. Reunión preparatoria en Palermo, Sicilia, Italia)

 

2005 “Cristo, fundamento único de la Iglesia” (1 Cor 3, 1-23)

 

(Proyecto de texto elaborado en Eslovaquia. Reunión preparatoria en Piestany, Eslovaquia)

 

2006 “Donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mt18,20)

 

(Proyecto de texto elaborado en Irlanda. Reunión preparatoria en Prosperous, County Kildare, Irlanda)

 

2007 “Hace oír a los sordos y hablar a los mudos” (Mc 7,37)

 

(Proyecto de texto elaborado en Sudáfrica. Reunión preparatoria en el Castillo de Faverges, Alta Saboya, Francia)

 

2008 “No ceséis de orar” (1 Tes 5,17)

 

(Proyecto de texto elaborado en USA. Reunión preparatoria en Graymoor, Garrison en USA).

 

2009 “Estarán unidas en tu mano” (Ez 37,17)

 

(Proyecto de texto elaborado en Corea. Reunión preparatoria en Marsella, Francia).

 

2010 “Vosotros sois testigos de todas estas cosas” (Lc 24,48)

 

(Proyecto de texto elaborado en Escocia. Reunión preparatoria en Glasgow, Escocia).

 

Algunas fechas importantes en la historia de la Semana de oración

 

por la unidad de los cristianos

 

1740 Nacimiento en Escocia del movimiento pentecostal con vinculaciones en América del Norte, cuyo mensaje por la renovación de la fe llamaba a la oración por todas las Iglesias y con ellas.

 

1820 El Rvdo. James Haldane Stewart publica "Consejos para la unión general de los cristianos con vistas a una efusión del Espíritu" (Hins for the outpouring of the Spirit).

 

1840 El Rvdo. Ignatius Spencer, un convertido al catolicismo, sugiere una "Unión de oración por la unidad".

 

1867 La primera asamblea de obispos anglicanos en Lambeth insiste en la oración por la unidad, en la introducción a sus resoluciones.

 

1894 El Papa León XIII anima a la práctica del Octavario de oración por la unidad en el contexto de Pentecostés.

 

1908 Celebración del "Octavario por la unidad de la Iglesia" bajo la iniciativa del Rvdo. Paul Wattson.

 

1926 El Movimiento "Fe y Constitución" inicia la publicación de "Sugerencias para un Octavario de oración por la unidad de los cristianos".

 

1935 En Francia, el abad Paul Couturier se convierte en el abogado de la "Semana universal para un Octavario de oración por la unidad de los cristianos sobre la base de una oración concebida por la unidad que Cristo quiere, por los medios que El quiera".

 

1958 El Centro "Unidad cristiana" de Lyon (Francia) comienza a preparar el tema para la semana de oración en colaboración con la Comisión "Fe y Constitución" del Consejo Ecuménico de las Iglesias.

 

1964 En Jerusalén el Papa Pablo VI y el Patriarca Atenágoras I recitan juntos la oración de Cristo "que todos sean uno" (Jn 17).

 

1964 El Decreto sobre el ecumenismo del Concilio Vaticano II subraya que la oración es el alma del movimiento ecuménico, y anima a la práctica de la semana de oración.

 

1966 La Comisión "Fe y Constitución" y el Secretariado para la Unidad de los Cristianos (actualmente Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos) de la Iglesia católica deciden preparar un texto para la Semana de oración de cada año.

 

1968 Por primera vez, la Semana de oración se celebra sobre la base de unos textos elaborados en colaboración por “Fe y Constitución” y el Secretariado para la Unidad de los Cristianos (actualmente Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos).

 

1975 Primera celebración de la Semana de oración a partir de textos preparados sobre la base de un proyecto propuesto por un grupo ecuménico local. Esta nueva modalidad de elaboración de los textos ha sido inaugurada por un grupo ecuménico de Australia.

 

1988  Los textos de la Semana de oración han sido utilizados en la celebración inaugural de la Federación cristiana de Malasia juntamente con los principales grupos cristianos de este país.

 

1994 El grupo internacional ha preparado los textos para 1996 junto con otros representantes de la YMCA y de la YWCA.

 

2004 Acuerdo entre “Fe y Constitución” (Consejo Ecuménico de las Iglesias) y el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos (Iglesia Católica) por el que se decide que en lo sucesivo los textos en francés y en inglés de la Semana de oración por la unidad de los cristianos sean publicados conjuntamente y presentados en un mismo formato.

 

2008 Celebración del centenario de la Semana de oración por la unidad de los cristianos (su predecesor, el Octavario por la unidad de la Iglesia, fue celebrado por primera vez en 1908).

 

 

 

Contador de Visitas

contador

Av. Garcia León 215(Oe4-33) Ruiz de Castilla 593 2 3202759 / 3202193 / 3202265