Propuesta de reflexión personal y comunitaria

La Iglesia, nuestra VC, está viviendo un “kairos” que no podemos dejar pasar así no más. Los cinco años del servicio pastoral de Papa Francisco, los cuestionamientos de fondo de la EG (Evangelii Gaudium), de la AL (Amoris Laetitia) y de la LS (Laudato Si’), el Sínodo sobre “los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”…, tendrían que serruchar el piso de nuestra VC “aletargada”, para evitar el riesgo de “hacer inútil la gracia de Dios que hemos recibido”. (2 Cor 6,1)

Unas palabras de Papa Francisco a los jóvenes, al inicio del reciente Pre-Sínodo, nos tienen que cuestionar seriamente como VC: Tenemos que recuperar el entusiasmo de la fe y del placer de la búsqueda. Tenemos que encontrar en el Señor la fuerza de levantarnos de los fracasos, de seguir adelante, de reforzar la confianza en el futuro. Y tenemos que atrevernos a nuevos caminos. No tengan miedo: atrevernos a caminos nuevos, aunque pueda tener riesgos. Un hombre, una mujer que no arriesga, no madura. Una institución que no toma decisiones valientes para no arriesgar, se queda pequeña, no crece.

DESCARGAR Y LEEER TODO EL DOCUMENTO

 

 

Contador de Visitas

contador

Av. Garcia León 215(Oe4-33) Ruiz de Castilla 593 2 3202759 / 3202193 / 3202265