ENCUENTRO DE LA VIDA RELIGIOSA JOVEN

 

Agradezco por la invitación y empiezo con un cuestionamiento al objetivo del encuentro…

No existe actitud profética si no hay cuestionamiento ad intra (hacia la VR por parte de la VR)

 

No existe espiritualidad del seguimiento de Jesús si no amamos como el ama.

No existe alegría, realización y felicidad consagrada si amamos el propio carisma con todo nuestro ser.

El cuestionamiento es sobre la utilización de ciertas palabras en el objetivo: Reavivar nuestro compromiso con Cristo como jóvenes consagradas/os para ser presencia profética, esperanzadora y gozosa en el mundo de hoy.

Es fundamental el nivel de convencimiento en cuanto a la intensidad con la que amamos nuestra vida consagrada. Cuando hay intensidad al ser joven deberían decir afianzar o es que ¿ya están desanimados/as, decepcionados/as, criticando y sin ofrecer alternativas, cuando apenas llevan los primeros años de consagración?

Reavivar es para quienes están inestables, inseguros, viven superficialmente o individualmente, porque han perdido las motivaciones afectivas, las motivaciones de los valores del reino, las motivaciones del propio carisma que la gracia de Dios y tu opción llenaron un día tu corazón. ¿ya se consideran silenciados, indignados, desolados? conste no quiero decir viejos/as porque aunque tengamos hermanos/as postrados en las comunidades siempre serán motivo vocacional para intensificar nuestra entrega diaria.

¿Quiénes se consideran jóvenes? Entonces por qué acentuarlo? Por qué como jóvenes consagrados, se es joven toda la vida porque tu afectividad madura y cada día transmites más a quien te ha vocacionado/a, sí a Cristo resucitado que a ti y a mi, no deja de impregnarnos su misma vida.

La edad no es un criterio para considerar el nivel de vida consagrada, porque hay jóvenes con madurez integral como hay adultos/as con un alto grado de infantilismo y sensiblería que hay que saber acompañar dentro de la comunidad.

Para ser presencia… ¿aun no lo eres? ¿Qué esperas? ¿Llegar a viejo/a para que te tomen en cuenta? ¿No estás haciendo meritos, quiero decir no estas dando testimonio dentro y fuera de la comunidad a tal punto que no conocen tu fidelidad profética?

El seguimiento de Cristo ¿todavía tiene sentido?

En el mundo de hoy, tiene más sentido que ayer.

Ayer: las primeras comunidades cristianas son la utopía de hoy, el sentido de vivir en comunidad: comunidad religiosa y comunidad social.

Ayer: el dualismo fe-vida; espíritu-cuerpo; revelación-razón; creación-evolución; perfección evangélica-santidad personal; poder económico-poder divino; la integralidad en base a interdisciplinariedad enriquecen la santidad actual no la del cielo sino la de la felicidad en la tierra que se plenificará en la vida eterna.

Ayer: había armonía y orden social; hoy un pluralismo ideológico, económico, religioso, cultural, la antropología nos llama a desarrolla la consagración para crecer en humanidad.

Ayer: no estaban al alcance de todos los medios de comunicación; hoy tienes a tu alcance las redes sociales y los blogs que te impermeabilizan y no exteriorizas tu sincera afectividad, sino la imagen que quieres dar. La ausencia de la sinceridad personal-familiar, comunitaria y social dan sentido a la consagración.

 

La llamada

Lc. 6, 13-16

Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, y eligió doce de entre ellos, a los que llamó también apóstoles. 14 A Simón, a quien llamó Pedro, y a su hermano Andrés; a Santiago y Juan, a Felipe y Bartolomé, 15 a Mateo y Tomás, a Santiago de Alfeo y Simón, llamado Zelotes; 16 a Judas de Santiago, y a Judas Iscariote, que llegó a ser un traidor.

No está tu nombre, pero sí está tu vida. Nuca dejes de agradecer a Dios por haberte llamado.

1Cor 7,20-22

“Que permanezca cada cual tal como le halló la llamada de Dios. 21 ¿Eras esclavo cuando fuiste llamado? No te preocupes. Y aunque puedas hacerte libre, aprovecha más bien tu condición de esclavo. 22 Pues el que recibió la llamada del Señor siendo esclavo, es un liberto del Señor; igualmente, el que era libre cuando recibió la llamada, es un esclavo de Cristo”.

La llamada fue ayer, pero no se agotó, se intensifica todos los días.

¿Eras esclavo? ¿Qué dejaste de todo ello? O debo decir ¿aun no has renunciado a nada de lo que dijiste ibas a dejar?

Si eres esclavo del mundo: si no tienes actitud crítica ante las fuentes de información en la actualidad, entonces no has dado sentido a tu vocación. Porque no tienes ni actitudes ni sentimientos ni palabras diferentes a los que te rodean. Te has dejado absorber por la realidad ante la que dices, estas inconforme. ¿Cómo quieres ser profeta?

Si eres esclavo del mundo: si no eres capaz de desarrollar la universalidad de tu ser, la capacidad alterocéntrica de tu persona, la dimensión interactiva con la vida y la sociedad. Si dices que amas como Jesús te ama y aun tienes miedo de expresar tu afectividad en una fraternidad comunitaria reducida a tiempos, lugares, responsabilidades e indiferencias. Has dejado de integralizarte desde tu experiencia de castidad, virginidad, celibato. 1 Tes 4,7 “pues no nos llamó Dios a la impureza, sino a la santidad”. Tu fidelidad a quien te llamó y te consagró, en tu intimidad se quedó y de las puertas de la comunidad o el templo no salió. ¿Amas con universalidad? ¿Tienes buen nivel de confianza con quienes vives o cuentan contigo? ¿tu afectividad se refleja en la entrega a través de tus responsabilidades? ¿Eres profeta comunitario o profeta antisocial?

Aprovecha tu condición de esclavo, si te sientes dependiente del Espíritu Santo, de tu Iglesia, de tu carisma, de Dios, entonces eres humilde porque mientras más te conoces en tus virtudes y fragilidades, más te amas y más eres de Dios. Eres libre porque maduras, vives el proceso de adquirir el señorío sobre la vida porque para ti Cristo sí ha resucitado. Jn 15,15: “No les llamo ya siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a ustedes les he llamado amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre se lo he dado a conocer”.

Renuncia al mundo, sé una presencia alternativa ante la realidad que criticas porque no está como Dios la quiere, porque no se parece al reino de Dios, porque aun no hay los valores que Cristo sembró y a todos nos confió. Renuncia al mundo y sé referente para ti mismo, tu comunidad y todas las familias que te rodean por tu experiencia misionera o pastoral.

Seguimiento por conocimiento de Cristo o por experiencia de Cristo

Siempre se ha mantenido que en la vida consagrada, que este estilo de vida a través de la vivencia de los votos de castidad, pobreza y obediencia, se lo alcanza identificándonos con los ejemplos y enseñanzas de Cristo, lo cual es un don para la Iglesia en nuestro tiempo, en todos los tiempos.

Sin embargo, con humildad y con pasión he de afirmar que la base de una fiel consagración; la riqueza de la gracia recibida, se la vive amando. Fil 2,5 “Tengan entre ustedes los mismos sentimientos que Cristo”. Y en Rm 15,5 : “Y el Dios de la paciencia y del consuelo les conceda tener los unos para con los otros los mismos sentimientos, según Cristo Jesús, 6 para que unánimes, a una voz, glorifiquen al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo”

1 Pe 3,8-12

“En conclusión, tengan todos unos mismos sentimientos, sean compasivos, amense como hermanos, sean misericordiosos y humildes. 9 No devuelvan mal por mal, ni insulto por insulto; por el contrario, bendigan, pues han sido llamados a heredar la bendición. 10 Pues quien quiera amar la vida y ver días felices, guarde su lengua del mal, y sus labios de palabras engañosas, 11 apártese del mal y haga el bien, busque la paz y corra tras ella. 12 Pues los ojos del Señor miran a los justos y sus oídos escuchan su oración, pero el rostro del Señor contra los que obran el mal”

Col 2,6-10

“Vivan, pues, según Cristo Jesús, el Señor, tal como le han recibido; 7 enraizados y edificados en él; apoyados en la fe, tal como se enseñó, rebosando en acción de gracias. 8 Miren que nadie les esclavice mediante la vana falacia de una filosofía, fundada en tradiciones humanas, según los elementos del mundo y no según Cristo. 9 Porque en él reside toda la Plenitud de la Divinidad corporalmente, 10 y ustedes alcanzan la plenitud en él, que es la Cabeza de todo Principado y de toda Potestad”

Filp 3,10

“y conocerle a él, el poder de su resurrección y la comunión en sus padecimientos hasta hacerme semejante a él en su muerte” ¿te sacrificas? ¿sufres por el bien de otras personas?

Rm 8,3-4

“Pues lo que era imposible a la ley, reducida a la impotencia por la carne, Dios, habiendo enviado a su propio Hijo en una carne semejante a la del pecado, y en orden al pecado, condenó el pecado en la carne, 4 . a fin de que la justicia de la ley se cumpliera en nosotros que seguimos una conducta, no según la carne, sino según el espíritu”

DESAFIOS DE LA VR

ANTECEDENTES:

En la Asamblea del año 2000, en medio de la confusión y el desencanto que se sentía, nos hicimos conscientes de que Jesús caminaba a nuestro lado, nos desafiaba y nos ayudaba a releer la crisis.

En 2006, el horizonte se ensanchó y explicitó su misión: Hacia una Vida Religiosa Místico-Profética al Servicio de la Vida.

En ese trienio nos propusimos fundamentar y profundizar las dimensiones bíblica, antropológico-relacional y místicoprofética; dinamizar una formación que respondiese mejor a los nuevos tiempos.          

 Nuevos Escenarios

1) El impacto, no solo económico sino también humano y ecológico, de la crisis financiera mundial

2) El empobrecimiento de las personas y los pueblos, y el aumento de la miseria

3) La ruptura entre ética y economía

4) El incremento de las actividades extractivas de la naturaleza

5) El tráfico de personas

6) La generalización de la corrupción, el narcotráfico y la impunidad

7) Los neopopulismos autoritarios y las democracias disfuncionales

8) El reduccionismo antropológico de las reformas educativas

9) Las mutaciones profundas y rápidas y la interacción de sus condicionantes: globalización, avance tecnológico, secularismo, pluralismo religioso

10) Las catástrofes de Haití y Chile

11) La globalización “desde abajo”

12) Las nuevas configuraciones políticas y el fortalecimiento de la sociedad civil

13) La sensibilización por la paz con justicia social

14) El bicentenario de Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, México, Paraguay, Venezuela

15) El mundo global digital

16) La alianza entre ser humano y medio ambiente

17) Los nuevos paradigmas de la ciencia y la tecnología

18) El sincretismo religioso

19) La búsqueda de Dios fuera de las instituciones tradicionales

20) La pérdida de credibilidad de las instituciones eclesiales

21) Las “estructuras caducas” (DA 365) en la Iglesia y la Vida Consagrada

22) El agotamiento de los modelos tradicionales de VC y su pérdida de significatividad

23) La situación de exilio de la Vida Consagrada por la disminución de vocaciones, el envejecimiento, las ausencias, las nuevas enfermedades

24) El deterioro de las relaciones interpersonales por problemas familiares, escolares, sociales, eclesiales y comunitarias y) La disminución de las fuerzas apostólicas

25) El dialogo intra y extra-eclesial

26) Las relaciones ecuménicas, inter-confesionales e inter-culturales

27) La inter-congregacionalidad en experiencias misioneras, comunitarias y formativas

28) El recorrido bíblico de los últimos trienios, la lectura místico-profética y el posicionamiento eclesial de la CLAR.

 

Sujetos Emergentes

a) Las nuevas generaciones

b) Las nuevas culturas juveniles

c) La gente vulnerable (pobres, niños, jóvenes, ancianos, mujeres, indígenas, afro-americanos)

d) Los nuevos movimientos de defensa de las personas excluidas

e) Las personas laicas como sujetos de los carismas congregacionales

f) La movilidad humana

g) La misión ad gentes e inter gentes

h) La misión continental de Aparecida

i) Las nuevas formas de Vida Consagrada

j) El pueblo, la Iglesia y la Vida Consagrada de Haití y Chile.

Dejémonos transformar por el Espíritu, fuente de mística, profecía y esperanza

 

CLAR:

Consecuencias: Escucha – Discernimiento - Compasión

Revitalización - Transfiguración.

Meta: Nuevos rostros de Vida Consagrada. 11

Objetivo General: “Suscitar y proponer nuevos rostros de Vida Consagrada, abiertos a los nuevos escenarios y a los sujetos emergentes de América Latina y El Caribe; Por medio de procesos de humanización, comunión, revitalización y transfiguración en fidelidad creativa, y actitudes de escucha, discernimiento, compasión y búsqueda, amando hasta el martirio; Para asegurar el encuentro entre escucha de la realidad y escucha de la Palabra, la opción por los pobres y la llegada del Reino”.

2.3 Convicciones

2.3.1 La Palabra de Dios es la roca de la Iglesia, el eje transversal de la Vida Consagrada, el alma de la teología, la espiritualidad, la formación y la pastoral; ella nos lleva al encuentro personal con Jesucristo vivo.

2.3.2 La escucha auténtica es obedecer y actuar, es hacer florecer en la vida la justicia y el amor, es ofrecer tanto en la existencia como en la sociedad un testimonio en la línea del llamado de los profetas que constantemente unía la Palabra de Dios y la vida, la fe y la rectitud, el culto y el compromiso social (Cf. Mensaje Final del Sínodo, 10).

2.3.3 Los rostros sufrientes de los pobres son rostros sufrientes de Cristo. Ellos interpelan el núcleo del obrar de la Vida Consagrada y de nuestros compromisos cristianos. Todo lo que tenga que ver con Cristo tiene que ver con los pobres y todo lo relacionado con los pobres reclama a Jesucristo (Cf. DA 393).

2.3.4 América Latina y El Caribe, una y plural, es nuestra patria grande, la casa común de pueblos identificados por su geografía, su historia, su cultura, su lengua, su riqueza y su pobreza, sus valores, su fe, sus dificultades y sus esperanzas, y su conciencia ecológica. El futuro de nuestros países pasa también por las Conferencias Nacionales a través de una integración que respete los caminos propios y globalice la solidaridad, reflejando la unidad y la diversidad de la comunidad trinitaria (Cf. Puebla, Santo Domingo, Aparecida).

2.3.5 Una Vida Consagrada nueva es posible: encarnación

viva de la mística, la profecía y la esperanza; al servicio de la vida amenazada, en sintonía con la creación; con un estilo de vida más minoritario pero más significativo y evangélico; con la presencia interpelante, activa y protagónica de los indígenas, los afro-americanos, los jóvenes, las mujeres, para avanzar hacia una Vida Religiosa cada vez más plural, inter-cultural, descolonizada y desclericalizada.

2.3.6 Durante estos 50 años de memoria y profecía, la CLAR contribuyó a configurar una nueva forma de ser Iglesia, de leer la Palabra y de estar en la historia, a la luz del seguimiento de Jesús de Nazareth y de su predicación del Reino.

Con la confianza de que el Espíritu hará más de lo que podemos imaginar, dejemos que se haga vida en nosotras/os la profecía de Joel: “Derramaré mi Espíritu sobre toda la humanidad.

Sus hijas y sus hijos comunicarán mensajes proféticos, sus jóvenes tendrán visiones y sus ancianos tendrán sueños.

También sobre mis siervas y sobre mis siervos derramaré mi Espíritu en aquellos días” (Jl 3, 1-2)

3. LA VIDA: COMPROMISOS

La luz de la Palabra ilumina nuestros caminos, la realidad de los tiempos presentes reclama nuestras convicciones, los nuevos escenarios y los sujetos emergentes esperan nuestros compromisos. Esta respuesta privilegia cuatro Líneas Estratégicas, de fuerza bíblica, y otras tantas Acciones que precisamos en siete Proyectos.

3.1 Líneas Estratégicas

3.1.1 Transversalidad de la Palabra de Dios

a) Escuchar la Voz de la Palabra, Revelación, en la creación, la historia y la realidad.

b) Discernir el Rostro de la Palabra, Jesucristo, en los pobres.

c) Construir la Casa de la Palabra, Iglesia, en comunidades humanas, fraternales, dialogantes, participativas, formativas, orantes y misioneras.

d) Recorrer los Caminos de la Palabra, Misión, por los cinturones de miseria de las ciudades y los campos, las autopistas de la comunicación, la cultura de la solidaridad, las relaciones ecuménicas e inter-confesionales y la misión continental de Aparecida.

e) Darle alma a la teología, la formación, la espiritualidad y la misión de la Vida Consagrada con la centralidad de la Palabra de Dios.

3.1.2 Escucha del clamor de la vida

a) Insertarnos en los nuevos escenarios.

b) Convertirnos personal, estructural y pastoralmente hacia los sujetos emergentes.

c) Integrarnos con los laicos, la mujer, los jóvenes, los indígenas y los afro-americanos en la sociedad, en la Iglesia y en nuestras comunidades.

d) Fortalecer la alianza entre ser humano y medio ambiente por medio de la educación ecológica, la responsabilidad ambiental, la defensa de la Amazonía y el apoyo a políticas públicas internacionales a favor de la naturaleza.

e) Responder al fenómeno de la movilidad humana con acogida, acompañamiento, servicios y formación.

f) Contrarrestar la trata de personas con proyectos de formación personalizante y de economía solidaria.

g) Ir a los más lejanos y acercarse a los más alejados.

h) Fomentar una educación democrática: para todos los sectores sociales, con el protagonismo activo de la familia, la comunidad y las/os jóvenes, para asegurar la dignidad humana y la participación ciudadana.

i) Hacer efectivo el Evangelio por medio de proyectos que cambien las condicionantes de la pobreza de los pobres.

j) Acompañar al pueblo de Haití con proyectos de Cambio Sistémico, formación bíblica y nueva evangelización, y al pueblo de Chile por medio de los planes de la Conferencia Nacional.

3.1.3 Búsqueda de identidades carismáticas significativas

1) Discernir los actuales signos de los tiempos como un llamado de Dios.

2) Reconocer y dejarnos interpelar por el desencanto de las/os religiosas/os y proponer cambios de nuestras “estructuras caducas”.

3) Impulsar la inter-congregacionalidad en beneficio del compromiso con los pobres, la pastoral vocacional, la formación, el sostenimiento de las obras y los recursos económicos.

4) Promover una formación radicalmente nueva que responda a la realidad del siglo XXI y que se encamine por la dinámica del seguimiento del Maestro y su pedagogía.

3.1.4 Memoria y profecía de la CLAR

1) Animar una nueva manera de pensar y concebir la CLAR como institución y como Vida Consagrada latinoamericana y caribeña.

2) Promover una Vida Consagrada con identidad latinoamericana y caribeña.

3) Asegurar el compromiso místico-profético de nuestra organización institucional a nivel nacional, regional y continental.

4) Apoyar la apertura de la Vida Consagrada a los nuevos lenguajes en un proceso de permanente discernimiento.

5) Utilizar las técnicas propias del mundo digital en función de un conocimiento, una comunicación y un intercambio que beneficie sobre todo a los pobres.

6) Fomentar la inter/trans-disciplinariedad.

7) Profundizar, publicar y socializar la teología de la CLAR e impulsar su carácter narrativo.

8) Impulsar el trabajo en equipo y en red.

9) Rediseñar las estructuras, el Secretariado, la Revista, las publicaciones y la comunicación.

j) Apoyar a las Conferencias de Religiosas/os de Haití y Chile en la reconstrucción de sus países y en la animación de una Vida Consagrada comprometida con la recuperación del tejido social de los haitianos y los chilenos.

3.2 Acciones

3.2.1 Centralidad de la Palabra de Dios

a) Socialización de las celebraciones de memoria de las/os religiosas/os mártires

b) Participación en programas de defensa de la vida y de la ecología

c) Animación de la espiritualidad bíblica por medio de esquemas de retiros y Lectio Divina.

3.2.2 Defensa de la vida, nuevos escenarios, sujetos emergentes

a) Creación de equipos nacionales, regionales y de la CLAR de: Vida Religiosa Afro-americana, Indígena, de Ética, de Vida Religiosa Inserta, de Vida Religiosa de Hermanos, de Nuevas Generaciones de Vida Religiosa, para la proyección de los seminarios del trienio anterior

b) Presencia en las organizaciones civiles que promueven la vida de las personas excluidas

c) Programación de seminarios, talleres y proyectos de: Economía Solidaria, Cambio Sistémico y Objetivos del Milenio

d) Reflexión sobre la presencia de los carismas en los laicos y sobre los nuevos movimientos laicales.

1.2.3 Revitalización, nuevas generaciones y animadoras/es

2.

a) Intercambio de experiencias de formación nuevas, inter- culturales e inter-congregacionales

b) Promoción de teólogas/os jóvenes

c) Impulso de la autocrítica personal e institucional.

3.2.4 Animación y servicio

a) Socialización de los Estatutos y del Plan Global

b) Fortalecimiento del sentido de pertenencia

c) Articulación de las Conferencias Nacionales y las Regiones

d) Consolidación de los vínculos institucionales, a nivel civil y eclesial

e) Utilización de nuevas tecnologías de información y comunicación

f) Elaboración de un banco de datos: de recursos humanos, escuelas de formación, Religiosas/os afro e indígenas

g) Sistematización y proyección pastoral del Secretariado

h) Búsqueda de nueva sede del Secretariado General.

“Desde el punto a donde hemos llegado, sigamos adelante” (Flp 3, 16)

 

Contador de Visitas

contador

Av. Garcia León 215(Oe4-33) Ruiz de Castilla 593 2 3202759 / 3202193 / 3202265