CARTA A LOS SACERDOTES, RELIGIOSOS/AS E INSTITUTOS SECULARES

 

Quito, abril 23 del 2009

 
 

 Estimado Hermano Sacerdote, Hermano y Hermana de la Vida Consagrada:

 

En la Basílica del Voto Nacional, dedicada al Sagrado Corazón de Jesús, al comienzo de la Misión Nacional, los obispos del Ecuador le saludamos con afecto y le pedimos su entusiasta incorporación y fraterno apoyo para la realización de la Misión Continental acordada en Aparecida (362) y que nos hemos propuesto iniciar en el Ecuador a partir de nuestra Asamblea Plenaria en este mes abril de 2009, en unidad con el resto de las Conferencias Episcopales de Latinoamerica con las cuales recibimos el envío oficial en la ceremonia de clausura del pasado CAM 3.

 

Al proponernos un especial proceso misional en nuestro país por cuatro años, el cual nos llevará a un estado permanente de misión en la Iglesia, la sensibilización de los pastores y de las personas de vida consagrada es fundamental para despertar el entusiasmo y el compromiso en todos los colaboradores, las pequeñas comunidades, los grupos y los movimientos y con su cooperación disponer de un gran número de misioneros. Urge despertar la conciencia y el compromiso de pastores y fieles como discípulos de Jesús y misioneros del Evangelio para que nuestros pueblos en Él tengan vida y vida abundante (Jn 10,10).

 

En efecto, le recordamos con Aparecida que la Iglesia necesita una fuerte conmoción que nos impida instalarnos en la comodidad, el estancamiento y la tibieza, al margen del sufrimiento de los pobres y de la indiferencia de los alejados. Necesitamos que cada comunidad cristiana se convierta en un poderoso centro de irradiación de la vida en Cristo.

 

La feliz iniciativa del Santo Padre Benedicto XVI de convocar un especial “Año Sacerdotal” a partir del próximo 19 de Junio, Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, viene a reforzar este llamado a redescubrir la belleza y la importancia del sacerdocio, especialmente como instrumento privilegiado para la Misión Nacional.

 

Confiamos en usted, Pastor celoso y entrañable Hermano, persona consagrada para dar un atractivo testimonio de entrega y de unidad, que despierte en todos los creyentes un ardor incontenible, de tal manera, que el mundo crea en Jesús camino, verdad y vida (Jn 14,6). Pedimos al Espíritu Santo que, como en Pentecostés, nos libre del cansancio, el desaliento, y la acomodación al ambiente (Cfr. A 362). Bajo la intercesión de la Santísima Virgen María, renovemos nuestra alegría y esperanza para iniciar esta Misión.

 

Imploramos la bendición del Señor sobre su trabajo pastoral y le enviamos un abrazo fraterno,

 

 

 

LOS OBISPOS DEL ECUADOR

 

 

 

Contador de Visitas

contador

Av. Garcia León 215(Oe4-33) Ruiz de Castilla 593 2 3202759 / 3202193 / 3202265