PLANTEAMIENTO DE LA MISIÓN ECUADOR

 

 

 

IGLESIA Y MISIÓN

 

La tarea de la evangelización de todos los hombres constituye la misión esencial de la Iglesia… Evangelizar constituye, en efecto, la dicha y vocación propia de la Iglesia, su identidad más profunda (EN 14).

 

La iglesia nace de la acción evangelizadora de Jesús y de los doce…; es, a su vez, enviada por Él…; evangelizadora, la Iglesia comienza por evangelizarse a sí misma, si quiere conservar su frescor, su impulso y su fuerza para anunciar el evangelio (EN 15).

 

Enviada y evangelizada, la Iglesia misma envía a los evangelizadores. A predicar no a sí mismo o sus ideas personales, sino un evangelio del que ni ellos ni ella son dueños y propietarios absolutos para disponer de ellos a su gusto, sino ministros para transmitirlo con suma fidelidad (EN 15).

 

ENCUENTRO CON JESUCRISTO VIVO

 

Plan Global Pastoral de la Iglesia en el  Ecuador 2001-2010

 

Plan Global Pastoral de la Iglesia en el Ecuador

 

En la primera parte (evaluación) señala: Las misiones populares, realizadas con periodicidad tanto en las diócesis como en las parroquias, se han constituido en otra tradición evangelizadora muy apreciada por fieles y pastores (PG n° 18).

 

Los equipos misioneros, creados en las parroquias y diócesis (PG n° 52), conformados por catequistas y misioneros seglares, por religiosas y sacerdotes han sido un testimonio de comunión fraterna” (PG n. 18).

 

En nuestra Iglesia hay un fuerte despertar misionero, tanto ad intra como ad extra. El espíritu misionero ha contagiado a muchos grupos juveniles. (PG n 52).

 

La Conferencia Episcopal ha establecido CEMINA (Centro Misionero Nacional), como centro animador del espíritu y de la acción misioneros (PG n° 52).

 

Nos hace falta fortalecer la dimensión misionera en los agentes de pastoral y la animación misionera en las parroquias y diócesis y un plan sistemático de formación misionera (PG n° 57).

 

La dimensión misionera no está suficientemente incorporada en los planes pastorales (PG n° 57).

 

Nuestro pueblo es pluriétnico y pluricultural. Esta constatación ha llevado a la Iglesia en el Ecuador a asumir la encarnación del Evangelio en la cultura y en todas las culturas (PG n° 90).

 

Ha tratado también de reconocer, asumir y valorar las semillas del Verbo presentes en las diferentes culturas (PG n° 91).

 

La cultura moderna es objeto de detenida consideración y orientación. Hay intentos más bien recientes de adecuar la estructura parroquial a la cultura de la ciudad (PG n° 93).

 

Sin embargo, no es claro el interés por comprender la cultura moderna y urbana y la importancia de estas culturas en la pastoral (PG n° 95).

 

En su marco inspirador, el Plan global señala como uno de los lugares para la comunión, La nueva evangelización y la misión: la iglesia, y con ella y en ella cada cristiano, recibió una misma y única misión: anunciar el único mensaje de Jesús, participar de un mismo bautismo, profesar una misma fe y celebrar una misma Eucaristía, como signo de unidad y comunión en este mundo, de camino hacia el Reino (PG n° 216).

 

La nueva evangelización nos pide un esfuerzo lúcido y serio para evangelizar la cultura, intentando una síntesis entre fe y cultura… La auténtica fe sólo existe inculturada en una cultura concreta (PG n° 252).

 

Al presentar algunos criterios y actitudes en vistas de una acción pastoral nueva en su ardor, en sus métodos y en su expresión, afirma:

 

Acentuar la dimensión misionera: La iglesia misionera no está a la espera ni se queda encerrada en los templos, sino que se va en busca de todos los hombres y pueblos para conducirlos a la fe, a la libertad y a la paz de Cristo (PG n° 290).

 

Desde esta perspectiva, asume las Líneas Pastorales con su objetivo y programas respectivos.

 

Al realizar la evaluación del primer quinquenio del Plan Global, se constata como logros:

 

El anuncio del evangelio ha logrado comprometer a un número mayor de laicos en el trabajo pastoral con un cambio de mentalidad y de actitudes que dan un mayor sentido de pertenencia a la Iglesia (Evaluación PG n° 85).

 

Espíritu y conciencia misionera más amplios que han contribuido al fortalecimiento de grupos y comunidades cristianas.

 

Se ha dado intercambio de misioneros dentro y fuera de la Diócesis y entre parroquias (ib. 86).

 

IGLESIA LATINOAMERICANA Y DEL CARIBE

 

V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe: Aparecida, Brasil. 18-31 Mayo 2007. Documento conclusivo: “Discípulos y misioneros de Jesucristo para que nuestros pueblos en El tengan vida”. Yo soy el camino, la verdad y la vida (Jn 14, 6).

 

Está llamada a repensar profundamente y relanzar con fidelidad y audacia su misión en las nuevas circunstancias latinoamericanas y mundiales (DA 11).

 

SE PROPONE:

 

La gran tarea de custodiar y alimentar la fe del pueblo de Dios y recordar a los fieles de este continente que, en virtud de su bautismo, están llamados a ser discípulos y misioneros de Jesucristo (DA 10).

 

EN QUÉ CONSISTE:

 

Se trata de confirmar, renovar y revitalizar la novedad del evangelio arraigado en nuestra historia, desde un encuentro personal y comunitario con Jesucristo, que suscite discípulos y misioneros (DA 11).

 

De motivar a los creyentes a “recomenzar desde Cristo”(DA 12), haciéndonos discípulos dóciles, para aprender de Él, en su seguimiento, la dignidad y plenitud de la vida que Cristo nos ha traído (DA 13).

 

De dar ahora un nuevo impulso a la evangelización , a fin de que estos pueblos   sigan creciendo  y madurando en su fe, para  ser luz del mundo y testigos de Jesucristo con su propia vida (DA 16).

 

CAMINANDO:

 

La Iglesia, que participa de los gozos y esperanzas, de las penas y alegrías de sus hijos, quiere caminar a su lado en este período de tantos desafíos, para infundirles siempre esperanza y consuelo (DA 16).

 

CONFORME A JESÚS:

 

Debe cumplir su misión siguiendo los pasos de Jesús y adoptando sus actitudes (cf. Mt. 9,35-36) (DA 30).

 

FINALIDAD:

 

Con la finalidad de: “revitalizar nuestro modo de ser católico y nuestras opciones personales por el Señor, para que la fe cristiana arraigue más profundamente en el corazón de las personas y de los pueblos latinoamericanos como acontecimiento fundante y encuentro vivificante con Cristo”(DA 13).

 

¿En qué consiste la Misión?

 

La misión no se limita a un programa o proyecto, sino que es compartir la experiencia del encuentro con Cristo, testimoniarlo y anunciarlo de persona a persona, de comunidad a comunidad, y de la Iglesia a todos los confines del mundo (cf. Hch. 1, 8) (DA 145)… abriendo para el creyente las puertas de la salvación (cf. 1 Cor 1, 6-7) (DA 151).

 

MISIÓN CONTINENTAL

 

Esta V Conferencia, recordando el mandato de ir y de hacer discípulos (cf. Mt 28, 20), desea despertar la Iglesia en América Latina y El Caribe para un gran impulso misionero. No podemos desaprovechar esta hora de gracia. ¡Necesitamos un nuevo Pentecostés! ¡Necesitamos salir al encuentro de las personas, las familias, las comunidades y los pueblos para comunicarles y compartir el don del encuentro con Cristo, que ha llenado nuestras vidas de “sentido”, de verdad y amor, de alegría y esperanza! (DA 548).

 

Este despertar misionero, en forma de una MISIÓN CONTINENTAL… Requerirá la decidida colaboración de las Conferencias Episcopales y de cada diócesis en particular.

 

Buscará poner a la Iglesia en estado permanente de misión (DA 551).

 

Con lo cual recobraremos el “fervor espiritual” con un ímpetu interior que nadie ni nada sea capaz de extinguir. Recobremos el valor y la audacia apostólicos.

 

Y ojalá el mundo actual pueda así recibir la Buena Nueva, a través de ministros del Evangelio, cuya vida irradia el fervor de quienes han recibido, ante todo en sí mismos, la alegría de Cristo y aceptan consagrar su vida a la tarea de anunciar el Reino de Dios y de implantar la Iglesia en el mundo (DA 552).

 

Enfoque de la Misión

 

Rescate de la dignidad humana, desde la opción preferencial por los pobres

 

El ser del discipulado misionero consiste en seguir a Jesús, Vida plena (Jn 10,10)

 

La misión del cristiano es Vivir la vida nueva en Cristo y Comunicar esa vida nueva a nuestras comunidades y a nuestros pueblos (DA cap. 7)

 

Rostros de los pobres de hoy (DA 65); de los pobres de la sociedad actual (DA 402) bajo la óptica del Reino de Dios y de la promoción de la dignidad humana (DA 393)

 

Compromiso especial con cinco rostros que necesitan más de nuestro servicio: personas que viven en la calle, migrantes y desplazados, enfermos, adictos dependientes y encarcelados (DA 407 ss)

 

Centrar la Misión

 

En la Promoción y Defensa de la Vida y la Familia

 

La Vida nueva de Jesucristo debe llegar también a la familia

 

Urgencia de fortalecer la familia porque es:

 

1) Tesoro de los pueblos latinoamericanos y caribeños y patrimonio de la humanidad (DA 432)

 

2) La vida debe llegar a niños/as, adolescentes y jóvenes, adultos y ancianos

 

3) Relación hombre-mujer: de reciprocidad y colaboración mutua: armonizar, complementar y trabajar sumando esfuerzos (DA 452)

 

Lucha por la vida, la dignidad y la integridad de la persona humana, que comienza en la familia (DA 468)

 

Cultura de la vida – cuidar el medio ambiente – cuna de la vida

 

Proyectar la Misión

 

Hacia una cultura de la Vida Plena para nuestros pueblos

 

Como discípulos misioneros de Jesucristo, llamados a crear una cultura de la vida en el mundo de la Educación, de la Comunicación social, de la Política,  y de los Centros Urbanos, de los Centros de Decisión, en función de la UNIDAD y FRATERNIDAD de nuestros pueblos, construyendo caminos de reconciliación y solidaridad

 

Valoración de la variedad y riqueza de las culturas latinoamericanas desde las más originarias hasta las que se han ido sedimentando en las naciones, familias, grupos sociales, instituciones educativas y la convivencia cívica (DA 43)

 

Iluminar con la luz del evangelio todos estos ámbitos de la vida de nuestros pueblos, como discípulos misioneros de Cristo (DA 501).

 

CAM3-COMLA8 – ECUADOR

 

III Congreso Misionero Americano Misionero y VIII Congreso misionero latinoamericano CAM3-comla 8. Quito, Ecuador. 12-17 Agosto 2008. Documento conclusivo: “América, escucha, aprende y anuncia”.

 

Misión de Dios, Misión para la humanidad

 

La misión gira en torno a dos polos de un mismo eje: Dios y humanidad. El plan de Dios es misión para la humanidad a fin de hacer de ella la única familia de Dios (Doc. Conclusivo n° 27).

 

Así la misión no tiene límites, siente con todos a fin de anunciar la buena noticia de Jesús, su salvación, su amor (ib. n° 29).

 

Comunidad Discípula y Misionera de Jesús

 

El discipulado comienza en el amor de Jesús que llama y en el amor del discípulo que se compromete a irse con él, en la misma aventura y misión (ib. n° 43).

 

El Espíritu lleva la Misión

 

La misión está llevada por el Espíritu Santo, todo bajo el Espíritu, con sentido de comunidad, humanidad y universalidad (ib. n° 58).

 

Praxis Misionera: Una Misión para la Humanidad

 

La misión universal nos convoca a despertar la esperanza de otro mundo posible (ib. N° 76).

 

MISIÓN NACIONAL – MISIÓN ECUADOR

 

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana, proyecta la realización de la Misión Continental, apoyada en la propuesta presentada por el CELAM y la reflexión del Episcopado realizada en la segunda Asamblea Plenaria del año 2008, en Galápagos, con el tema: MISIÓN Y FAMILIA, desafíos para la Iglesia Ecuatoriana.

 

Proceso realizado:

 

Análisis de la realidad sobre Misión y Familia con la pregunta: realidades más significativas y desafiantes sobre misión y familia.

 

Reflexión de Fe sobre ambas realidades: misión y familia.

 

Objetivo General y objetivos específicos.

 

Etapas, tiempos y destinatarios.

 

Metodología.

 

Documento que al ser aprobado, debe recibir aportes de las jurisdicciones eclesiásticas del país, para lo cual se somete a consulta. Se conocerá en esta Asamblea el Documento con los aportes recibidos.

 

Conformación de una Comisión Nacional para la Misión, constituida por los señores Obispos presidentes de las Comisiones de Magisterio, de Laicos, de Ministerios y Vida Consagrada, la Directiva de la Conferencia Episcopal, secretaría general y representantes de la CER.

 

Conformación de una Comisión de implementación de subsidios para la realización de la Misión. (Teólogos de nuestro país).

 

Consecución de subsidios del Celam y de otros países para ser compartidos en las jurisdicciones.

 

Preparación de Temas para el proceso de Misión en Ecuador, durante este año. Serán presentados en su momento.

 

Implementación del taller para Obispos, Sacerdotes y Religiosos/as, en esta semana.

 

Presencia, animación y apoyo de Mons. Miguel Cabrejos, ofm. Arzobispo de Trujillo y Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y de P. Fidel Oñoro, Presidente de CEBIPAL, para este taller.

 

Eucaristía de Apertura de la MISIÓN NACIONAL, Basílica del Voto Nacional.

 

Carta a los Sacerdotes del Ecuador.

 

 

 

Contador de Visitas

contador

Av. Garcia León 215(Oe4-33) Ruiz de Castilla 593 2 3202759 / 3202193 / 3202265